ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

domingo, 11 de abril de 2010

The end


Desde hace unos días que tengo ganas de escribir una entrada sobre The Beatles, teniendo en cuenta que ayer se cumplieron 40 años de que el mundo se enteró de su separación. Pero no se me ocurre nada.

Podría decir, en todo caso, que los Beatles nacieron para mí prácticamente con esa separación. Que en mis ¿ocho? años, cuando mi viejo compró un tocadiscos, un vecino me prestó Yeah, yeah, yeah, versión argentina de A hard day's night [Anochecer de un día agitado], ese que tiene cuatro filas de cinco fotos de John, George, Paul y Ringo en blanco y negro. Y que esas melodías se me pegaron en la cabeza.
Por la misma época, Patoruzito e Isidorito, en alguna correría, iban a ver tocar a John y Yoko no recuerdo dónde. Lo curioso es que durante un buen tiempo yo creí que Yoko era un japonesito que había sustituido a algún beatle en la banda, porque en la tapa de Yeah... eran todos pibes occidentales.

Pero mi despertar adanbuenosayrano lo tuve casi diez años después de la separación, poco antes del ¿Me das autógrafo, John?, seguido del Here comes the Sun king que ya relaté. Mi hermano se hizo grabar un cassette de 90 minutos con 20 Éxitos de Oro y relleno con esas colecciones 1962-1966 y 1967-1970. Caí en la cuenta que no podía dejar de escucharlo. Cualquier excusa era buena para subirme al viejo Chevrolet Rally Sport y ponerlo en el estéreo. Tuve un período de un fanatismo tal que solo la locura de Malvinas vino a morigerar.

Siempre pensé que -seguramente en vistas de que por el lado económico no iba a tener con qué- debo dejarles un legado cultural a mis hijas. Y, aunque suene extraño, los Beatles y su música ocupan un lugar de privilegio, compartido con un racimo (no tan grande) de mis algunas otras verdades.

Puedo coincidir con Charly en que si tengo que llevarme un disco a una isla desierta, va a ser Abbey Road.
Con Hendrix, que a los dos días de salir Sergeant Pepper's... lo tocó entero en un recital omitiendo sus temas, como signo de admiración. En el teatro, entre sus oyentes, estaban dos Beatles.
Con García Márquez, que dijo algo de lo más maravilloso: "Esta tarde, pensando todo esto frente a una ventana lúgubre, donde cae la nieve, con más de cincuenta años encima, y todavía sin saber muy bien quién soy ni qué carajos hago aquí, tengo la impresión de que el mundo fue igual desde mi nacimiento hasta que The Beatles comenzaron a cantar."
Con Quino: "Manolito (preguntando a Mafalda sobre su gusto por los Beatles): ¿Cómo pueden gustarte si no entendés lo que dicen?Mafalda: ¿Y? A medio mundo le gustan los perros y hasta el día de hoy nadie sabe lo que quiere decir ¡guau! "
"Dios mío,... los malditos genios lo hicieron de nuevo!!!", uno de los Bee Gees (Robin), que estaban intentando hacer un disco al estilo Revólver, y los cuatro sacaron algo del otro mundo que cambió todo: Sgt. Pepper's...
¿Será posible que siempre nos pateen el culo?, Keith Richards, guitarrista de los Rollings. 

Bueno, mucho más no puedo agregar. Si hay expresiones artísticas que me emocionan hasta las lágrimas, no son los sublimes cuentos de Borges, ni los inigualables poemas de Neruda, ni nada de una larga lista de artistas que admiro hasta la veneración. Son, sí, canciones de estos cuatro tipos que hace cuarenta años que se están yendo y me van llevando con ellos...
...hoping yo take you away

21 comentarios:

  1. Los Beatles nunca se fueron y Ud. hace rato que "ya fue"

    ResponderEliminar
  2. Que bueno Oso, comparto contigo que esos cuatro forman parte de mi infancia y adolescencia, que los he vuelto a poner en muchos momentos, y que con mis autores favoritos forman parte de ese poso "no material" que dejamos a nuestros hijos...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Entre todos los mortales hay seres privilegiados que pegan golpes de timón, como en este caso...
    Que marcan la línea de la historia, que generan revoluciones, y tienen la magia de ser adorados por sus contemporáneos, sus hijos, y los hijos de esos hijos, o sea,
    por siempre.

    Me imaginé que en este aniversario algo ibas a publicar al respecto.

    Besos.

    SIL

    -hoy no pude cantar priii!! :(

    ResponderEliminar
  4. Don Oso, para no saber que escribir, le salió mas que bien. Me identifico plenamente con usted, incluso en eso de que su aparición en mi vida, fué luego de que se separaran.
    Un placer y voy por música de estos escarabajos que fieles a su estilo, nos sobreviviran en la tierra.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, me encantó tu entrada. Naturalmente no formaron parte de mi niñez, pero sí de mi juventud. Los inconfundibles hasta la fecha, creo que no existe otro grupo que se les parezca. Hasta pronto.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Sin dudas que revolucionaron todo en materia musical, no por algo se sigue hablando de Los Beatles y se seguirá hablando. Es una música que en lugar de pasar de moda, se nos hace cada vez más necesaria. Y si, Abbey Road es un discazo. Tiene melodías hasta el día de hoy insuperables.
    Un abrazo don Oso!

    ResponderEliminar
  7. Son un clásico desde hace mucho, pasará el tiempo, vendrán nuevas generaciones y se seguirán escuchando como desde hace más de cuarenta años.
    Hay cosas que nunca se pierden , no se van , siempre estan y The Beatles es una de ellas.

    Besos para Ud. Don Oso y me encantó este post.
    REM

    ResponderEliminar
  8. PÉGUELE ETC.: No cabe duda de eso.

    PALOMA: ¡Claro! Nunca pensé que fuese el único.

    SIL: Ando demasiado previsible últimamente. ¡Igual vale, che!

    MAGAH: Sin dudas. Vaya y deléitese.

    PLUMA: No, no hay quien se les parezca.

    NETO: Algo habrán hecho. ¿No?

    REM: Música clásica, eso es.


    Gracias a todos una vez más, amigos.

    ResponderEliminar
  9. Esa revolución fue mucho más lejos del furor, del marketing y del estallido de la industria musical.
    Yo nací cuando ellos ya no estaban y todavía siguen musicalizando mi vida y todavía me siguen asombrando y todavía me siguen emocionando y haciéndome cuestionar todo lo que no es justo en este mundo... Dream is Over? Perdón Lennon, pero ahí no te creo, mientras suenen las melodías de estos 4 gloriosos muchachos de Liverpool, algúnq otro sueño seguirá renaciendo.
    Impecable Oso, sos un grande!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  10. Es que usted es joven!

    Yo bailaba "She loves you" y despues los lentos aparecía Robin con " I started a joke"...

    abrazo

    ResponderEliminar
  11. DIEGUITO: Vos lo dijiste, muchos otros sueños con más pretensiones encontraron un ocaso irremediable.

    HIERBA: Bienvenido a este antro. Estemm, no se ha perdido nada ud, che.

    ResponderEliminar
  12. nunca me gustaron demasiado los beatles... o sea, nunca compartí ni comprendí el fanatismo que la gente tiene por ellos...

    supongo que debe ser porque nunca los escuché demasiado.

    viéndolo desde afuera, me da la sensación de que no sé si fue tan grande lo que hicieron, o si en realidad la clave está en el momeno en que lo hicieron... ¿son de verdad tan buenos músicos, o sólo tocaron la nota indicada en el momento indicado?

    No sé, pero debería escucharlos más para poder opinar (creo que no conozco más de 10 temas de ellos)

    Igual debo reconocer que tu post me dio ganas de interiorizarme sobre el tema... qué disco me recomendarías para empezar?

    ResponderEliminar
  13. UNOS CAPOS!!
    yo sabìa que tenìa buen gusto don Oso! :)))

    dejaron un legado màs que importante en la historia musical.Cada vez que pasan el documental de cuando vinieron por primera vez a EEUU a un estudio de televisiòn, hasta mis nenes! se enganchan para verlos y escucharlos. El padre de mis hijos es fana de ellos y tiene muuuuchos CD`s con sus temas :)

    Siga disfrutandolos!
    y no se vaya a ningùn lado che!
    :P

    Besos♥

    ResponderEliminar
  14. Bueno, don Oso, y sí. Para que a uno le gusten los Beatles es preciso amar la música. O sentirla. Meterse de a poco en sus letras, rastrear el porqué de las canciones, divagar.
    Y por cierto, cualquier fanatismo beatlemaníaco está perfectamente justificado desde la calidad musical.
    Siento haberme extendido, pero es un tema sensible para mí!

    beso, y se agradece la entrada

    ResponderEliminar
  15. Excelente artículo Oso, pude ver lo que sentías por Los Beatles, no hay una banda a la que estime tanto como vos a ésta.
    Y lo veo en mucha gente, parece que los éxitos son inigualables.

    ResponderEliminar
  16. Que copado, estoy a full con estos reyes, en todo noticias me vi un especial con Contemponi.
    Apenas pueda me compro todos los cd, es una verguenza, pero no tengo ni uno.

    Muy buen post!

    Cariños!
    =) HUMO

    ResponderEliminar
  17. GALÁN: Algo que repito siempre, los temas más difundidos no tienen por què ser los mejores. Si yo fuera ud agarraría los discos en el orden que fueron grabando. Así uno puede ver la evolución de la música y letras. Para ver el fanatismo que excede lo musical, está buena una reseña que acompañe la escucha.
    Pero no tiene por què gustarle, opino...
    Ah, otra es ver en youtube algunos videos.

    PASSION: Algo parecido pasa con mi tropilla. Por algo será.

    DUQUESA: ¡¿Qué le voy a contar a ud?! Si es más bitlera que yo...

    CARLA: Sí, no sé explicarlo, pero para mì excede mucho, muchísimo lo que es una banda.

    HUMO: Hay temas increíbles si uno rebusca un poco. Una maravilla.


    Gracias a todos por leer y por la paciencia porque no ando tan seguido de visitas...

    ResponderEliminar
  18. Something una de mis favoritas, del genial George Harrison.

    ResponderEliminar
  19. ¡Excelente nota,querido Oso!
    Todos tenemos varios temas de los Beatles que al escucharlos nos llevan instantáneamente al momento (a algun momento) en que los escuchamos hace mucho.
    Tal vez estábamos junto a alguien que ya no está. O tal vez era un mal o un buen momento,no lo se.
    Pero tienen esa cosa de la "evocación instantánea",
    le diría, y no digo mas porque sino le estoy dando una idea al Neto para que escriba algo de esto,jeje.
    Un abrazo.
    Felipe
    PD:Ah, gracias por anotarse y recomendar el blog "Olvidados"...

    ResponderEliminar
  20. Oso, cóbrele a Felipe la publicidad de Olvidados. Le paga con un café ja.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Lo que no sabe Felipe es que yo soy del estilo de Pablo...

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...