ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 4 de enero de 2009

Here comes the Sun King

Tanto busqué este momento, ¡tanto calculé los movimientos..!
El otoño azota el leve sol, un rey sin obsecuentes ni obedientes.

Todo el mundo ríe.

Todo el mundo está feliz.
Aquí llega el rey sol.

Nunca me gustó el otoño, ni el frío, ni las chicas del brazo de su hombre arrebujados cruzando la avenida. Prefiero la sombra de este edificio. Vendrá y yo seré yo.
Hay cosas que no comprendo. Lenguajes que dicen lo que no sé decir y menos entender, porque llega el sol y deslumbra -pienso- y pierdo el sentido.

Quando paramucho mi amore defelice corazon

Mundo pararazzi mi amore chicka ferdy parasol
Cuesto obrigado tanta mucho que can eat it carousel

Este idioma de todos y de nadie me dicta en este otoño cruel lo que debo hacer.
Espero, sé esperar.

Here comes the Sun King.

El puño apretado debajo de mi abrigo y la sorpresa a la vuelta de la esquina.

Here comes the Sun King.


Si ya calculé todo... ¿cómo voy a fallar?
Con mono o sin mono lo haré de todas maneras...

Here comes the Sun King.


No puedo mirarlo a los ojos, me deslumbra el rey sol. Me ciega.

-¿Me das un autógrafo, John?

- Por supuesto, ¿para ..?
- Para Mark, y firma como Rey Sol.


(Importado de Villeraturas, 09/11/08)

2 comentarios:

  1. aquí viene el Rey Sol....
    aquí viene el sol...
    Este importado es muy bueno.
    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  2. Larga muchacho tu voz joven
    como larga la luz el sol
    que aunque tenga que estrellarse
    contra un paredón
    que aunque tenga que estrellarse
    se dividirá en dos.

    Suelta muchacho tus pensamientos
    como anda suelto el viento
    sos la esperanza y la voz que vendrá
    a florecer en la nueva tierra.

    Gente que avanza se puede matar
    pero los pensamientos quedarán...

    //Y por mucho más de 30 años, ciertamente.//


    Ya sé que lo escribió otro, pero la analogía es perfecta.

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...