miércoles, 4 de diciembre de 2013

Voy

 Así voy.
Gastado rojo de flor de ceibo que
sueña ser tierra en diciembre.
Como signo, como estampa,
la mano levantada que clama,.
Horizonte, el sur empeñoso de nostalgias.

Acaso fueran apremios diligentes
silentes gorriones espian en la ventana.
Y yo me voy, ceñido a unas coplas
cansinas, resistiendo la injusta
sentencia de los tiempos.

Así, como lágrima fundida en la almohada
se pierde mi sonrisa en la distancia,
se gastan las monedas que quedan en la lata;
sólo instantes, destellos preñados de suspiros,
deparan los amores sin mañanas.

La posta en que abrevar en los regresos
no aparece en ninguno de los mapas.

Si retienes el aliento, se callan
las humildes madreselvas,
por eso hago eco en la llanura
y desvelo al carancho con dos soles.

Qué pensar, creer, intuir en el camino.
Qué de aquellos que se nombran,
los prohombres que firman su linaje
con tinta de laurel de mercadito.
Qué de aquellas que emanan
veleidades, dudosas apariencias.
Qué de la farsa programada, del
teatrillo improvisado en toma y daca.

Mientras voy siento otros pasos,
se avizoran más restos de batalla,
más banderas teñidas de derrota
y  febriles cuñados al acecho.

Sólo instantes, destellos preñados de suspiros,
deparan los amores sin mañanas.

La posta en que abrevar en los regresos
no aparece en ninguno de los mapas.

14 comentarios:

  1. Caray ¿Quiénes son esos cuñados febriles? Dan miedo...

    Yo he abrevado toda mi vida allá, no sé muy bien regresando de qué lugar o yendo hacia qué luna, tal vez donde me deparó el destino, nunca he tenido no un mapa, ni un plano, ni siquiera la indicación de algún amigo...

    Un abrazo y un cafelito, amigo Oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, los cuñados a veces dan miedo...
      Vamos por rutas sin carteles!
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Desolado el porvenir, según pintan los tristes versos. Hay que armarse día a día, para vestir de soles el horizonte. Que si no, la negrura se hace pampa.
    Abrazo don Oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que armarse, dijo Charlton Heston!
      Abrazo, Neto!

      Eliminar
  3. Lo que no le aparece en los mapas está como la carta de Dupin... ¿miró bien?


    Hágale frente a la injusta sentencia de los tiempos, y siga haciendo eco en la llanura, que se siente fuerte y lejos, créame.





    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre fui distraído para estos enseres, estimadísima...
      Besos

      Eliminar
  4. que lástima no saber nada de rima ni de poesía ni de saber comentar en los comentarios...

    abrazo...

    ResponderEliminar
  5. "....Así, como lágrima fundida en la almohada
    se pierde mi sonrisa en la distancia,
    se gastan las monedas que quedan en la lata;
    sólo instantes, destellos preñados de suspiros,
    deparan los amores sin mañanas...."

    A veces cuando siento así, recuerdo estos versos que aquí le dejo mi estimado Oso. Al menos en mí me sirven (siempre).

    "...Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
    debes rogar que el viaje sea largo,
    lleno de peripecias, lleno de experiencias.
    No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
    ni la cólera del airado Poseidón.
    Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
    si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
    emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo...."

    Un grande abrazo amigo mío y gracias por sus palabras. Que tenga un buen finde.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sirven, estimada Rem. Las emociones redimen.
      Abrazo

      Eliminar
  6. Me gusta eso de las coplas cansinas que desafían la injusta sentencia de los tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece su apreciación, estimado Demiurgo!

      Eliminar
  7. Mi estimado Oso le dejo los mejores deseos en estas Fiestas. Que la Salud y la felicidad junto a los suyos siempre lo acompañen.

    Lo abrazo fuerte.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estimada Rem.
      Le comunico que el suyo ha sido el comentario número 3000 de este rincón.
      Abrazo

      Eliminar

Dale sin piedad...