sábado, 8 de mayo de 2010

Sana, sana, Susana (dislate del tomate)

Sana, sana, Susana, la confusa difusa musa profusa, quería hacer de su vida una vida vital, vívida y vivible. Sentía que moría de muerte -mortal suerte- cada vez que se dirigía a su trabajosamente a su trebejoso trabajo.
Sospechaba sospechar sospechosas intuiciones que intuía intuir intuyendo, pero se quedaba quedada y quedadamente quedaba cada vez más quedada.
Lo cual indicaba índices indicadores de algunas percibidas percepciones y ni aun así osaba asir a su ascetismo a su lado. A su vez se azuzaba a sí misma, asimismo a sí misma se ensimismaba en su hacinamiento social, total, qué mal cabal, abacial, abdominal, podría acabar acaso acabando acá, acaracolados ácaros acalorados a calor, acalambrados acarreos a carros académicos, endémicos, sistémicos, si este mico chico, sin pico ni rico, ni agónico, lacónico, porque los monos no hablan, ablandan a blusero Blas, blanco, blandiendo blasfemias, blindado, blusa bloqueada, bledo interesa que Teresa la abadesa, esa profesa inconfesa a frambuesa finlandesa, obesa, gruesa, tiesa a la mesa, se siente, miente, consiente, simiente malediscente, iridiscente, gente demente de mente ausente.
Sana, sana, Susana, nirvana de lana, enana cercana. Cerca, Ana cerca cerdos lerdos. Cuerdo, pierdo recuerdos izquierdos y ya no me acuerdo. Ni siquiera si quiera que muera la nuera que no era la que era la que espera. La pera le hicieron, jodieron, dieron que hacer a ser vil servil ,civil inmóvil, que busca incisivos motivos lascivos -vivos- para seducir, reducir, conducir, introducir, no reproducir. Sólo saciar, gozar, alcanzar al abalanzar alabanza -sin templanza- alianza con pujanza de lanza que da en el blanco ni manco ni lento, macilento, corpulento con talento aunque está lento y no violento ni viole entonces once bronces.
Sana, sana, Susana, su sana costumbre, lumbre sin pesadumbre ni podredumbre que vislumbre y se deslumbre.
Sana, sana, Susana mulata, si sus anales de plata dilata, dislata y mata de culata cuando pienso en denso incienso ese descenso -soy propenso- y tenso, extenso, inmenso, lo dejo en suspenso.
Sana, sana, Susana, tengo pretexto, largo sexto texto en este contexto y ando cerrando considerando que va durando y dejo para el fin el final del fin del delfín que finalizó, fingidas finanzas, fina finta en la finca del fin.
Fin.

19 comentarios:

  1. La verdad... esto era para el Baúl de Descartes, pero hace tanto que no lo actualizo que cayó acá. Lo siento, pueden pasarlo de largo, che.

    ResponderEliminar
  2. Sepa Oso talentoso y que le quepa a este ensayo el sayo de precioso y original, aunque no muy cabal. Mal y más que mal habría hecho si hubiera mandado este osado texto publicado en este web-ado contexto, derecho completo o en parte a un maltrecho Baúl de Descartes…

    Terminando, le mando
    un beso o algo parecido a éso…

    :D

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Interesante juego de palabras, ágil, original,cabal.

    Saludos cordiales,

    Aída

    ResponderEliminar
  4. Oso verboso, me mareó, al final no entendí ni J.
    Es como cuando no entendés una película "debe ser buena, porque no la entendí" ja.
    En realidad me gustó esta embriagadora verborragia, mal hubiese hecho en mandarla al baúl de descartes, saludos amigo!

    ResponderEliminar
  5. Oso furioso en plena verborragia! Que placer es jugar con estas palabras, las rimas, las pinceledas que se proyectan y salir siempre airoso como un gran Oso!
    Un abrazo genio!

    ResponderEliminar
  6. ja, "enana cercana", muy gracioso!

    no te tenía tan loco, me gustó el juego, y cuánto contenido erótico! como muestra basta un botón:

    "si sus anales de plata dilata, dislata y mata de culata cuando pienso en denso incienso ese descenso -soy propenso- y tenso, extenso, inmenso, lo dejo en suspenso"

    qué diría Freud!

    Abrazo grandioso, oso

    ResponderEliminar
  7. Me gustó este juego, este trabalenguas imposible, y también la historia de Susana, pobre, bueno, qué se le va a hacer, así es la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Medio que no lo entendi, pero se me hiso muy gracioso!! Ademas, aparezco yooo!!! (dislate del tomate) Yo le pondria de la tomata!! jejejej!!

    Saludinesss mil!!!

    ResponderEliminar
  9. Caramba Oso, vaya derroche de ingenio...y de vocabulario. Genial, informal, no frugal, especial, magistral, o con otras palabras:gracioso, magnífico, excelente, ingenioso, agudo, perspicaz...se me acaban los adjetivos; me rindo: me ganas, ja,ja.
    Mejor aquí colgado que en el baúl...que ya le (te) echábamos de menos...(ché, que pasa que cada vez que me llego por aquí me paso al usted con tanta facilidad, ja,ja.
    Besos maestro!!!

    ResponderEliminar
  10. jajaja esto está buenísimo y más todavía cuando leo el comentario de Galan de Barrio , yo pensé lo mismo me pareció super erótica esa parte del texto, por las dudas la vuelvo a copiar por si no se entendió:
    "...si sus anales de plata dilata, dislata y mata de culata cuando pienso en denso incienso ese descenso -soy propenso- y tenso, extenso, inmenso, lo dejo en suspenso...."

    Mejor no le pregunto a nadie xq me gustó esa parte jejeje.

    Ah! una sugerencia si me permite, no tire nada del Baúl de Don Descartes, podría perder algo muy valioso y difícil de recuperar, vió?

    Besos para Ud. don Oso y que su finde esté siendo re lindo.
    REM

    ResponderEliminar
  11. Oso, me quedé sin aire en el párrafo donde no aparecía nunca el punto final! Ja. Me hizo acordar a las locuras de Casero, con su canción con O que grabó junto a León. De vez en cuando está muy bueno jugar con las palabras. Y divertirse con ellas, como en ese caso.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. SIL
    Ya sé, no es muy cabal, pero un desacato de vez en cuando no viene mal, no viene...

    AIDA:
    Un juego, eso es...

    RUMI:
    Al final me perdí yo también, pero me entretuve bastante tratando de decirlo rápido sin trabalenguarme. ¡Con qué poco uno se divierte!

    DIEGUITO:
    Salí airoso por la rima con oso, supongo. Me reí un rato haciéndolo y esperaba eso. Parece que más o menos funcionó.

    GALÁN:
    Y bue, salió así. Es que no sabía cómo acomodar las palabras para que no suene grosero. Un poco de descarrile permite ver otros paisajes.

    MARIELA:
    Imposible que tenga coherencia, pero taaan fiero no salió. ¿O sí?

    TOMATA:
    La verdad, podría haber sido de la Tomata. En principio quise hacer algo coherente, pero... Resultados a la vista.

    PALOMA:
    ¿Será que de entrada empecé a usar en el blog el don, doña, usted, etc porque me parece gracioso y a la vez un poco pomposo? Veo que hay varios que tomaron la iniciativa.

    REM:
    "La que sola se ríe..." habría que decir y no preguntar. Igual me da un poco de pena no seguir echando cosas al Baúl de Descartes, era una sección en donde me reía mucho.

    NETO:
    ¿Usted también jugó como yo a leerlo de un tirón? Y realmente me he divertido. Espero que en parte haya producido ese efecto.
    Ah, los mates se los debo, pero ya vendrán, antes de las golondrinas...

    Gente linda, gracias una vez más por leer estas cosas a veces ilegibles.

    ResponderEliminar
  13. Donoso, que talentoso resultó este coso, será famoso, coincido con Galán de Barrio, si lo Froidean mamita querida!!! jajaja, usté se las trae mijo, y sin barbijo,usté es un pueta consumado y mucho se ha esmerado, siga escribiendo con cuidado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Mire si vamos a pasar de largo semejante laburo.
    Buenísimo.
    Besísimos.

    ResponderEliminar
  15. Impresionante oso…muy bueno… ;-)
    Un saludo…

    ResponderEliminar
  16. Oso
    ¡me encantó!
    Jaja con cada renglón que pasaba, el texto me iba obligando a leer más rápido y más cerca de la pantalla, una lectura diferente :) muy linda.
    Un abrazo,
    Nina.

    ResponderEliminar
  17. ...un poco loquito el texto...pero siempre genial usted Don Oso.
    Chapó!
    Le dejo un abrazo.
    Tere.

    ResponderEliminar
  18. eehh...mmmmmmmm...(???)**...me perdí ,je (y eso que me llamo Susana....)
    Un abrazo Don Oso poderoso, gracioso ,son ocho los monos....

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...