martes, 27 de abril de 2010

Oda a este castigo

Me castigas con tu ausencia,
con tu no comparecencia.
Donde duele lo que duele,
donde habita aquella espina
que roye hasta el infinito
la intangible delgadez
de mi escudo de demencia.

Me castigas y es con saña,
no hay caso, dolencia extraña;
premura delicuescente
de estas letras que se fugan,
dulce acíbar, piel de limón,
delirio de cenital sino,
canción de luna tamaña.

Me castigas y lo sabes
y hueles que ya no hay claves.
Y a cada paso que muere
en devenir del siguiente
busco el tiempo que ya huye,
que se cuela entre la yerba,
doliente de espera y llaves.

Me castigas y en la esquina
que te oculta, ya mezquina,
se guardará tu armonía
de paso grácil y sonrojo,
sólo melancolía que tiñe
la vereda de gris y espera,
tensa daga damasquina.

Me castigas, fin al canto,
no hay unión en el espanto,
más brillan -intuyo- esos ojos,
catan las mieles que fueron,
te dirán lo que no callo,
pues escrito está en tus piernas,
sabrás que te quise tanto.

15 comentarios:

  1. EXCELENTE!!!!!
    Lo felicito.
    Y si lo no junó...

    beso,

    ResponderEliminar
  2. ¡ Qué bien que lo hace cuando se lo propone, mi osado amigo !
    Ha escrito Usted la letra maravillosa para un tango memorable.

    (Excelentes versos)

    Besos con fondo de bandoneón.

    :)

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Que perfecto y cuanta pena Don Oso!

    Y bueh! Así es la vida, una de cal y otra de arena!

    Mis respetos!

    ResponderEliminar
  4. sublime y desgarrador

    Besos poeta♥

    ResponderEliminar
  5. no hay unión en el espanto.... y punto definitivo! esa frase lo define todo.
    impecable Oso, desgarradoramente verdadero.
    abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Maravillosa oda la de tus palabras, con fuerza y sentimiento...
    Bsos

    ResponderEliminar
  7. Genial Oso, me encanta el derroche de sentimiento, mezclado con dolor y desgarro.
    Es un placer leerte. Tanto los poemas como las crónicas divertidísimas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy lindo!, mucho sentimientos, besos Sr. Oso

    ResponderEliminar
  9. Hermoso poema, muy musical, es perfecto para cantarlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buenos versos, Oso Poeta! Veo que volviste con todo!

    Versos masoquistas, de aquel que aunque le duela, sigue y espera

    Oso, no se me ría,
    pero creo que la respuesta sería:
    "De tus letras estoy harta,
    mejor pegame y decime MARTA"

    Abrazo matero

    ResponderEliminar
  11. DUQUESA:
    Se agradece junado o no...

    SIL:
    No lo había pensado como tango. Tal vez le hubiese cambiado algunas cosas si fuese así. Pero es una buena idea.

    MAGAH:
    Hasta le salió con rima, pero así es, como lo pinta.

    PASSION:
    Si ud lo dice... Gracias.

    DIEGUITO:
    Y debe ser así seguramente. Lo define.

    GINEBRA:
    Gracias, a veces la fuerza y el sentimiento lo dan las situaciones.

    PALOMA:
    Si se puede provocar una sonrisa o una reflexión, valió la pena.

    MARIELA:
    Póngale música nomás...

    GALÁN:
    ¿No era para reírse? Porque estuvo buenísimo!

    Gracias miles a todos por leer y dejar sus impresiones.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  12. Don Oso, tarde pero seguro! Como duelen los castigos o bien, lo que uno considera un castigo.
    Ahora... no empiece como ya sabe quien que solo le escribe al sufrimiento (y lo peor que no solo lo escribe, lo canta) recuerde que le pedí que no se estresara en el trabajo que si no... ¿recuerda? ja!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  13. Un delite Oso arrabalero de corazón roto, mas has vivido pasiones que escribes con emoción!

    Aplausos por tan consagrados versos!

    cariños de 2x4
    =) HUMO

    ResponderEliminar
  14. O sea...si no aparecés, cuando lo hagas...te acuchillo....mencanta eso.
    Yo usaría un machete 22.

    ResponderEliminar
  15. Que bello y a la vez que triste. Ese final es como un puñal.

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...