ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

lunes, 24 de mayo de 2010

Los errores de Vicente

¿Dónde va Vicente? Donde va la gente.

Y Vicente va.
No tiene muy claro adónde. Se podría decir que sabe de dónde viene, pero hasta ahí nomás. Siempre se ha ufanado de sus orígenes, de sus ancestros. Como si él fuera la síntesis de la supuesta gloria de los abuelos. Graso error, no craso, tratándose de Vicente.
Y en este siempre supo, o creyó saber de quiénes le convenía rodearse. A quiénes aceptar como amigos, a quiénes rechazar. Y eligió como amigos aquellos a quienes creía digno de su hidalguía. Y rechazó a los otros, a los humildes, a los más mestizos que él. Se codeó con todo aquel que fuera capaz de proporcionarle una imagen propia de revista de nivel, hoja pesada, papel ilustración satinado. Esquivó con desdén a los que salían en diarios astrosos o amarillentos.
Las veces que le dijeron que estaba en un error, tradujo para sí que los demás estaban en un error.
Las más de las ocasiones producía en los demás una imagen opuesta a la que pretendía.
Si se trataba de los poderosos, quería ser como ellos y terminaban compadeciéndose del ridículo alfeñique que se hacía el amistoso con los grandotes del barrio para azotar a otros alfeñiques como él.

Si se trataba de los de morondanga como él, quedaba como el vecino que nunca saluda y que quiere parecer buenito según la conveniencia.
Así es Vicente. Pero no mal tipo. Un poco ingenuo, eso sí. Se mira en el espejo que le devuelve un adonis habiendo recibido una larva apenas en pie.
Es de esos que organiza su cumpleaños buscando el compromiso de todos, porque teme que no aparezca nadie.
Vicente comprueba, pero avienta esa posibilidad impensable, que ha vivido en el error.
Graso error. Sobre todo cuando se apellida Nario.

22 comentarios:

  1. Qué grande sos...
    Así te lo digo, de una.
    Sólo vos podés pintar el panorama que casi todos quisimos, acerca de este bendito con -b larga- bicentenario.

    LA V CORTA LE VA MEJOR...

    El DRAE debiera otear apenas nuestra realidad,
    y aceptar el cambio.

    Un beso plagado de admiración
    (la de siempre)


    SIL

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gran Sil, ud sabe muy bien cuánto son apreciadas sus palabras en este rincón.
    Volvimos un poco, ya estaré leyendo los lugares donde a uno lo tratan bien.

    ResponderEliminar
  3. creo que hay varios vicentes sueltos por ahí, festejando los 200 años de no saben bien qué... (pero es gratis, vio?)

    abrazo patriótico

    ResponderEliminar
  4. impecable, a medida q lo leía pensaba "Le voy a preguntar al Oso si este Vicente no tiene 200 años?" y cuando llego al final y leo el "apellido" del Vicente me caí como Condorito con su famoso Plop!
    Sin palabras!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Sabía que iba a encontrar algo genial acá hoy!

    Muy bueno Don Oso, que pase bien este 25 (un buen día para pensar qué vamos a hacer con Vicente).

    Besooos,
    Nina.

    ResponderEliminar
  6. Buenísima reflexión, Señor Oso. Ya le estábamos echando de menos...pero Vd nunca defrauda.
    Espero que a pesar de la crítica, pase un feliz día de fiesta...
    No se crea que por aquí las cosas son muy diferentes...su escrito bien valdría para estos lares...
    Abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Por supuesto Vicente..la culpa siempre debe ser de los otros:

    Las veces que le dijeron que estaba en un error, tradujo para sí que los demás estaban en un error.

    Eso se llama tenerla clara...como ser oficialista y ser dueño de tu cumpleaños..o ser oposicón (espantosa palabra) y esperar a ser oficialista para ser el dueño de tu onomástico...

    abrazo

    ResponderEliminar
  8. Simplemente genial, y sin duda el error es graso, no podía ser de otra manera. Por fin alguien le hace el homenaje que se merece a don Bicente. Bravo, bravo

    ResponderEliminar
  9. cuánta gente existe que es igual que Vicente... cuántos?

    me haces reflexionar...

    Un besote grande!!

    ResponderEliminar
  10. GALÁN:
    Somos varios los Vicentes. Abrazo patriótico.

    DIEGUITO:
    Se venía como obvia la mano, pero se venía igual. Abrazo de los largos.

    NINA:
    Como genial no había se leyó la de Vicente igual, confiese...

    DOÑA TINTA (como dice Neto):
    Andamos poco por estos lares, pero no nos fuimos. Hemos estado de fiesta aquí, sí señora.

    HIERBA:
    Somos una bola de contradicciones, ¿será eso parte del famoso "ser argentino"? Abrazo

    PAMELA:
    Gracias por pasar por aquí. Eso confirma que no hay que hacerle demasiado caso a la amiga Sil... Con leer sus lapidarios debió conformarse así se quedaba con sabor de poesía che.

    SENSA:
    Y no viene mal alguna reflexioncita de vez en cuando. Es la idea.

    Gente buena, gracias por sus mensajes. Abrazos a la distancia.

    ResponderEliminar
  11. Silvia pasó el chivo de tu blog en su blog, y mi poetiza preferida, es infalible.

    También pienso que el sr Nario con V o con B, ha vivido en el error y aún es tarde para ser temprano

    Beso

    Estercita

    ResponderEliminar
  12. Yo quería que continuen los festejos hasta el 9 de julio, de corrido nomás, pa q vean de afuera que no somos ningunos alfeñiques!
    Gran trabajo amigo Oso!

    ResponderEliminar
  13. Eeesaaa Oso!! Bien, muy bien ,r e bien por este -post- Bicentenario jaja
    Más de dos millones hubo ayer...
    Bue....en fin.
    Siga el baile, siga el baile...
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  14. Oso:
    cuantos Vicentes hay en la Argentina, y en el mundo.
    festejando,¡ no saben qué.¡
    la verdad amigo que me gustaría, que esos Vicentes,te leyeran.
    buena reflexión.
    vine de la mano de los kapasulinos, y Sil.
    es un placer.
    besos

    ResponderEliminar
  15. Vicente Vasalircaro26 de mayo de 2010, 20:02

    Excepto el transporte público en fecha patria, nada es gratis, compañero.

    ResponderEliminar
  16. En parte si, ya lo decía por 1933 Ezequiel Martinez Estrada en "Radiografía de la Pampa".

    Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Doscientos años después aparecí para comentar ja. Es que recién vengo de los festejos!
    Bien Oso, acertado como siempre en lo que decís. Este Vicente lleva la carga y no la siente. No me cabe la menor duda.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Don Oso,
    lo suyo genial como siempre,
    soy de las que me he alegrado por estos 200 años, que va ser la Patria me tira, la quiero mucho a pesar de todo, vió?
    No sé porqué pero imagino que Ud. tbn la debe querer mucho.

    Besos para Ud. y si lo ve tbn para Vicente.
    REM

    ResponderEliminar
  19. Así que escalando don Oso? No se me apune.

    ResponderEliminar
  20. Me encantó como lo escribiste y describiste.
    Muy bueno Oso!

    ResponderEliminar
  21. Sarcástico, genial y original , un texto escrito con inteligencia, te admiro Oso, sos GROSO!

    Cariños y buen viaje!
    Hasta la vuelta!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  22. NONONONO, GENIO TOTAL COMO SIEMPRE OSITO!!!!
    Me encantó!!!! Bunisimooo!!!
    Coincidiendo con Sil.. SOS GRANDE OSO!!!!!!!!!!!!!!
    Te quierooo!!!!! muchisimo!!!! Ya te extrañooo... decí q ya regresaron... sino... no sé... jeje...
    Besotes de una brujita que te quiere con el alma!!!!!!!!! =)

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...