ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

viernes, 20 de marzo de 2009

Tócala de nuevo, John

Hoy no voy a jugar a hacerme el escritor. Sólo quiero recordar un acontecimiento: la encamada (bed in) de John Lennon y Yoko Ono. John y Yoko se casaron el 20 de marzo de 1969 en Gibraltar. Quiero dejar de lado mi sentimiento de beatlemaniático insoportable, es decir, no fustigar a Yoko como en parte lo merece sino centrarme en lo simbólico todo lo que pueda.
Luego del casamiento, pasaron dos encamadas de dos semanas cada una en Amsterdam y Montreal con doce horas abiertas a la prensa por día. Giro mediático, autopublicidad, egolatría... como se quiera. Pero el mundo estuvo pendiente de dos pelilargos que hablaban de paz y las cámaras de la televisión mundial, por única vez durante el conflicto les dedicaron horas a quienes suplicaban por que se termine la guerra en Vietnam.
La consigna, hoy archiconocida, hacer el amor, no la guerra se propagó al mundo y miles de espectadores se convirtieron en activos reclamantes por la paz, por los derechos de las naciones de autogobernarse, por decidir su futuro. Plazas céntricas enteras en las grandes capitales dedicadas a acariciarse y darse cariño a la vista de preocupados agentes de bolsa, ministros y militares que ejercían su poder desde sombríos edificios.
John, consciente de que los Beatles estaban entre las personas más escuchadas del mundo -sino las más-, levantó la proclama y dio que hablar, vaya si lo dio.

Hoy, a cuarenta años, me pregunto si habremos aprendido algo de la osadía de los públicos amantes. Me pregunto si el anecdotario me devuelve una sonrisa compasiva por la ilusión de la paz posible. Me pregunto cuántas encamadas serían necesarias para lograr la paz. Me pregunto, qué haría John si estuviera vivo. ¿Volvería a encamarse o, como a fines de los setenta se encerraría a ver cómo crece su hijo? Cavilaciones y más cavilaciones.

Sin embargo, no creo que todo haya sido en vano. Basta con creer que el amor puede salvar el mundo, pero como dice el refrán: con el mazo dando. El amor que salva, intuyo, es una tarea, no sólo un suspiro. Impone ensuciarse las manos para trasformar la materia en arte. Para lograr la sonrisa de un niño...

Una cosa más, una bella tarea, la próxima vez que acaricies a quien tienes cerca, pensá que estás aportando una gotita al mar de una humanidad más unida, más plena. Que sólo es una gota, pero que no puede faltar, porque otra no la sustituye. Tal vez, en la próxima mirada profunda, descubras otra vez que hay que hacer el amor, no la guerra... aunque existan muchos marks.

26 comentarios:

  1. Creer que el amor puede cambiar al mundo no debe quedar solo en una ilusión o una hermosa idea. Es una bandera a la cual se debe elevar bien alto para que desde todos los rincones del planeta se pueda divisar.
    Son pocos los que, teniendo la posibilidad de ser escuchados, utilizan su voz o sus actos para transmitir consciencia.
    Son pocos los que, tras escuchar esas voces mínimas, se suman a las buenas ideas.
    Un abrazo don Oso. Buen recuerdo sin dudas. Ojalá no quede en el olvido.

    ResponderEliminar
  2. Estimadísimo Oso reflexivo:
    1)- Lo que escribió hoy, es exquisito...y no lo voy a salpicar con mis maldades.

    2)-Ya pasando al tema de cuántas encamadas harían falta, yo le diría, más bien, cuáles encamadas:

    Benedicto XVI debiera hacerlo con algunas de las esposas de Bin Laden
    (o con varias, porque debe estar un poco alto de ansiedades...)

    Obama debiera ir directo a Hu Jintao (Pte de China) y sellar un idilio homosexual.

    Y algún hijo de Husein (encarar sin prejuicios a doña Thatcher...)

    Lo de Cristina y Chávez no serviría para nada, dado que ya es casi un hecho...

    Todas estas encamadas, debieran hacerse en el medio de la Franja de Gaza, por Tele, y en horario pico.

    Le parece posible...??

    Perdón por la tristeza ...(dijo Sabina)

    Agrazos de Oso, Oso Poeta.

    ResponderEliminar
  3. El amor es el motor y caricia más grande que existe, acompaña complice de muchas acciones más, si todos llevariamos la bandera del amor, paz, unión, ternura, solidaridad, cariños, respeto, y todas las actitudes y modalidades de vida a la tarea de acariciar el alma y llenar el corazón, todo seria tan distino ... pero se puede... nunca es tardee!!


    Besos muchos... muchos.

    ResponderEliminar
  4. Excelente relato, desde nuestros lugar, privilegiado, cuando hablamos de los chicos, no del resto, podemos hacer mucho.
    Recordè la frase de la Madre TTeresa " es dolo una gota en el mar, pero si esto, al mar le faltarìa una gota".
    Amigo, tal vez la impotencia y la bronca con la que te hablo o escribo malis a veces es porque muchos no cambiaron y para colmo de males la desidia los està carcomiendo.
    Hermos, amigo y compañero.
    Un beso y un abrazo eterno.

    ResponderEliminar
  5. nada es inutil. Todo vale. Te expongo lo que opina sobre el camino hacia la paz:
    Creo que el camino hacia la paz es la sin razón:

    Es evidente que en el mundo pocas cosas funcionan.

    Todas las "creencias" Traen conductas.

    NO se puede cambiar conductas si no se cambian creencias.

    El pensamiento produce accion. La razón solo existe en el pensamiento y el pensamiento se basa siempre en la creencia.

    Asi que el asunto esta en las Creencias. ese el problema. Nos dan en lo que creer y matamos por ellas.

    Por la fuerza solo interrumpiremos algo por un tiempo pero nada cambiara. A no ser que cambien nuestras CREENCIAS, ampliarlas o cambiarlas por completo.

    ResponderEliminar
  6. la sin razón:

    No deseo razones absolutas, (no las hay) que me lleven a pensamientos absolutos (no los hay) que me guien a actuar como hoy se actua.
    No deseo las creencias antiguas, no dan resultados de paz. No hay pueblo elegido , ni existe un profeta mayor a otro ni ninguna religión es la verdadera, ni un pedazo de la maldita tierra, maldita por nosotros, que pertenzca a alguien. ¿Cómo nace el genocida? ¿cuál es la semilla?, ¿cómo curar las heridas...? No no hace falta que contestéis, por cada muerte habrá un nuevo brote, seguirá creciendo la semilla del odio se convertirá en epidemia, mientras todos queramos llevar la razón. Mientras las mentes no cambien la paz será una ilusión.... Mienttras tanto frenemos las muertes.

    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  7. la próxima vez que acaricies a quien tienes cerca, pensá que estás aportando una gotita al mar de una humanidad más unida, más plena.

    Llena de gotas estoy hoy!!!

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  8. Interesante

    saludos fraternos

    un abrazo

    que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Hola, creo que no hemos aprendido nada. ¿O es que los que vivieron determinadas situaciones no han sabido trasmirlas?

    No lo sé. Pero volvemos una y otra vez a repetir errores.

    Bss. Yoko Ono es totalmente desagradable, hasta el día de hoy.

    ResponderEliminar
  10. Comentario fuera de contexto:

    Hoy descubrí Villeratura.
    Me enamoré perdidamente de Netomancia ( de lo que escribe) entiéndase.
    Igual Don Oso, nadie te quita el lugar de privilegio que tenés en mi monitor (a Monitor lo podés reemplazar con la palabra que quieras... en este caso puede tener varias acepciones ...)
    Pero realmente me atrapó el misterio de sus letras... te lo quería decir.
    Igual ya se lo dije a él.

    Saludos, Oso Poeta.

    ResponderEliminar
  11. Le doy sin piedad (acabo de darme cuenta lo que dice jujuuuu). Shor Lennon era un capo...así nomás se lo digo y todos los mensajes de amor, paz, la no violencia que no sólo él quiso transmitir siguen vivos en muchos de nosotros que, la casualidad, el destino o lo que quiera que sea nos junta...en su blog por ej.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Absolutamente de acuerdo contigo,las pequeñas cosas hacen a las grandes.
    Porque digo esto,simplemente porque si tu das amor a los tuyos creas seres de amor que a su vez dan amor y crean seres de amor como una suma milagrosa que contrarrestre a la vorágine decadente de la sociedad.
    Yo por mi parte no lo digo en balde , pues colaboro mimando a mis cuatro hijos varones y conservando a mi familia para tener un mundo menos peor.

    besos

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  13. Gracias a quienes dejaron sus reflexiones.

    Don Neto: sí, conozco gente que labura bien y mucho, pero en los medios no venden.

    Sil: Buenísimas esas encamadas... aunque creo que pasaríamos de la risa ante el ridículo al silencioso llanto de percatarnos que estamos en algunas de esas manos. Un orgullo estar en su monitor, pero el Neto es el Gran Maestre...

    Cynthia: claro que no es tarde, claro que no...

    Lascivia: qué decirte, luchadora incansable, adelante, firme en la brecha, que ya se verán los frutos.

    Sede: se cayeron los absolutos, tal vez podamos construir partiendo desde el arte compartido, la pasión, las manos que empuñan herramientas...

    Sensaciones: tus gotas lavan males del alma, por empezar, y no es poco...

    Adolfo: abrazos latinoamericanos

    Mónica: Coincido en parte, pero creo que no hay que renunciar.

    Abrujandra: Sin piedad, piba, todo sirve si acaricia el corazón

    Humo: Por ahí se empieza, me parece, por no sentir a los hijos como carga, sino como semilla genuina.

    ResponderEliminar
  14. all you need is love, hace falta aclarar algo más?
    gracias oso por este sabio homenaje!
    abrazos

    ResponderEliminar
  15. interesante, comparto tu opinion oso..
    saludos

    ResponderEliminar
  16. A pesar de todo y pese a quièn le pese, asì lo harè...
    Vamos, amigo, hasta la victoria siempre!!!
    Besos eternos y un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  17. Sublime post Oso, de vanguardia casi seguir apostando al amor y a que las intenciones grandes nacen de los pequeños actos.
    Un abrazo larguísmo.
    Pao

    ResponderEliminar
  18. Repetir tus palabras no seria necesario, porque lo has dicho todo y tan bien que me sumo a esa frase... hacer el amor no la guerra!!!
    A pesar de las critricas que había leido de Yoko no se si se scibe asi .. disculpa, comence a disfrutar de sus letras llenas de mensajes de PAZ, para mí fue la mejor eposca de Jhon .. sera que su amor y elde ella (COMO CUALQUIER AMOR VERDADERO) sencibiliza al mundo!!!
    Ojala asi sea!!!
    Besos cielo llenos de luz!!!
    Termina bello tu domingo!!!

    ResponderEliminar
  19. Me sumo a la frase, "hacer el amor y no la guerra", dudo que se consiga, pero intentar vale la pena.

    Lastima que a Lenon, en ese justo y paradojico momento, lo callaron.
    Como a todo idealista que lucha por nuestros derechos.

    No olvidemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Y lo más loco es que es mucho más fácil dar amor, acariciar, sonreír, regalar una mirada, un abrazo, una mano en la espalda, un hombro, un beso, que realizar la más pequeña de las batallas.

    ¿Por qué nos cuesta tanto entenderlo?

    ResponderEliminar
  21. Genial Oso, en realidad me quedé pensando a partir de las "encamadas", en la intimidad que ellas presuponen y la altisima exposición de las guerras.

    Es eso una paradoja mas de nuestro mundo hipócrita.
    Debiera avergonzarnos hacer la guerra y ser orgullosos de ir construyendo la paz, gota a gota, con cuestiones del amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Amigo Oso, soy un soñador como John, pero veo que el mundo poco ha aprendido con tantas guerras, genocidios y sufrimiento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Un abrazo para ti, soy nuevita por estos lados, me encanto tu Blog.
    YO A PESAR DE HABER SUFRIDO SIGO CREYENDO EN EL AMOR, EN EL AMOR DE PAREJA, DE FAMILIA, DE AMIGOS, DE TODO LO QUE NOS RODEA...Entonces hacemos el amor? y no la guerra?
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  24. All you need is love...
    QUe bello texto nos dejás hoy!
    VOy a recordar tus palabras y voy a aportar al mundo el granito de amor que contribuya a que tengamos un lugar mejor donde vivir.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Luchadora....al lado tuyo me queda grande. Sabès que me alienta que exista gente como vos. Si todos te conocieran como el incansable defensor de la educaciòn y de los chicos que sos, sabrìan que estàn frente a un grande que aùn hoy, cuando parece que todo està a punto de perderse, lucha a contra corriente con este sistema que quiere consumirnos.
    Vamos juntos, amigo, compañero de lucha, Hasta la victoria siempre.

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...