ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

domingo, 15 de marzo de 2009

Sobre las revoluciones

para Galán de Barrio

Mi querido Andreas, me estoy yendo y tú a mi lado... No compartimos la misma fe, hijo rebelde, pero sí las mismas dudas. Ah, es eso lo que has escrito, ¿me permites verlo?

Eres zorro, hijo, no se nos acusará por esto, no se te acusará por esto, o sí, quién lo sabe... Hipótesis, más hipótesis... Nada afirmas salvo la utilidad de mi sistema para calcular. ¿Sabes? Dios sí lo sabe, he dejado mi vida, mis últimos veinticinco años tratando de dar con una verdad mejor, con un secreto que ya no lo será y tengo para mí que no ha sido en vano. ¿Que quieres publicarlo? Hazlo, hijo, pero salva tu vida.
Tendrás un tiempo de gracia, el tiempo justo que necesitan para comprender mis conclusiones, sólo el tiempo exacto que impondrá el que entiendan que su bello templo con la arquitectura más exquisita se resquebraja. El tiempo en que vean que si hay un templo para adorar, es el universo entero. No entiendo todo, pero sí las simples verdades que me han ocultado estos años.
Mira, Andreas. He sido matemático, médico, clérigo, gobernador, militar, chambelán, he estudiado todas las tierras y todos los cielos, he conocido el pensamiento permitido y el prohibido y ya... ya en el lecho en que liberaré mi alma en un último suspiro te diré algo. Ya no tengo miedo.
No me persigue ni el obispo ni el señor del feudo y nadie viene a preguntarme qué locas teorías estoy tramando. Pero tú, teme.
Si quieres publicarlo, hazlo, pero teme por tu vida. Si no quieres hacerlo, no importa, quémalo. Igual Sansón ya resquebraja el templo y cae trepidante sobre él y sobre los señores y los sabios y sobre nosotros.
Igual hay un sol que brilla más que ellos y que misteriosamente da la vida.
Igual nos movemos como mariposas quizás a la luz de la llama, en círculos, borrachos de engreimiento...
Igual no somos centro de nada, no poseemos ni privilegios ni verdad, pero tampoco la poseen los encumbrados, amado Andreas.
Si lo publicas, se hablará del desquiciado Nicolás que echó a andar a un mundo que estático se miraba sólo a sí mismo en la delgada lámina de mercurio o de plata.
Si no lo publicas, nadie sabrá de Nicolás, no. Pero te aseguro, rebelde hijo, que surgirán otros de debajo de la tierra porque, quieras o no, hemos destruido el hormiguero.

Mi querido Andreas, guarda tu fe que no es la mía, o tal vez lo sea, pero guarda tu vida y, sobre todo, guarda y resguarda tus dudas, porque te hacen digno hijo de este mundo difícil.
Si la Tierra revoluciona en torno al Sol, es porque es lo propio de la Tierra. En estas últimas horas, en este último viaje, sólo me atrae el pensamiento de que somos viajeros, sorprendidos transeúntes de este mundo tan triste como maravilloso que se revela sólo en revoluciones.

Amado Andreas, abrázame, dejo ya este mundo, estoy viejo y deseo partir para ir de una vez por todas a evolucionar en torno al Sol. Si Dios tuvo un designio para mí, es escribir mi matemático sueño: revoluciones y más revoluciones...


[El 24 de mayo de 1453, muere en Frombork, Prusia, Nicolás Copérnico, el hombre que echó a rodar el mundo. Es posible que en su lecho de muerte haya leído el prólogo que Andreas Osiander escribió para su libro "De Revolutionibus Orbium Coelestium" en el que postuló que la Tierra gira en torno al Sol, publicado luego de su fallecimiento. Y ya nada fue igual...]
[Publicado también en Villeraturas, 16/03/09]

17 comentarios:

  1. Precioso relato imaginario de la agonía de Nicolás!

    Yo no creo que haya llegado a leer el prólogo de Osiander, que en resumidas cuentas decía algo así como “Todo lo que dice este libro es muy lindo, pero es mentira”

    Para la próxima quiero algo sobre Tycho Brahe y su nariz de plata!

    Igual, me seguís debiendo la de Galilei :)

    ResponderEliminar
  2. ¨Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas.¨
    Frase de Galileo Galilei (1564-1642) Físico y astrónomo italiano.

    Uds. Gentiles Caballeros, en cuál de ambas caben ???

    P.D. : Pobre Don Galileo, a él si lo persiguieron...y ni el ángel de Copérnico pudo salvarlo, y encima, los dos tenían razón.

    Saludos Gran Oso historiador y por efecto dominó, al inquieto Galán.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Don Oso, con su permiso:

    Galán afloje!!, deje al pobre Tycho Brahe en paz, que no debe haber nada más frustrante que pavonearse toda una vida con Nariz de Oro y Plata y terminar muriéndose tristemente por una dilatacion de gládula prostática.
    (Si lo dijera en términos más pueriles (que son los que se me están ocurriendo en este momento) el respeto que creo ambos todavía me tienen, se haría añicos.
    SALUDOS HISTÓRICOS...
    Y CON ESTO ME RETIRO.

    ResponderEliminar
  4. Oso , tus apuntes de hoy son brillantes!!!

    mi cariño y respeto!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  5. Estimado Galán, entiendo, me pide masa y caigo con bizcochitos... Sea paciente, ya vendrá GG o, en su defecto (viene al pelo) Tycho. Pero qué manera de garronear, che...

    Estimada Sil: y yo que me he quejado que las damas me exigían demasiado...

    En cuanto a mente poética, claro, mi desgracia consiste en creerme la fábulas que escribo (y algunas otras). Triste destino. Algo me dice que don Galán transita males similares.

    Abrazos, fieles escritores capaces de leer estos delirios...

    ResponderEliminar
  6. Sigamos creando fábulas quien sabe igual demos con alguna que funcione....
    besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Oso!
    Escriba lo que escriba siempre es con mucha calidad... Espero su próximo texto sea de Galileo o de algún transeúnte al pasar...
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno Oso!
    Escriba lo que escriba siempre es con mucha calidad... Espero su próximo texto sea de Galileo o de algún transeúnte al pasar...
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Visito este universo de letras,
    tan intenso y seductor
    como esta frase
    "somos viajeros, sorprendidos transeúntes de este mundo tan triste como maravilloso"
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. que increible lo que haces con los textos, como los pintas, como los expresas, es realmente interesante leerte.

    besos muchos.
    buena semana.

    ResponderEliminar
  11. Que interesante Oso! Me ha gustado mucho. Muy buenas frases!

    P.D. Cuando te tengo que dejar un comentario siempre se me complica, porque me dejas sin palabras... nunca se que decir...

    ResponderEliminar
  12. ESTIMADÍSIMO DON OSO:
    JAMÁS OLVIDÉ MI PRIMER PREMIO:

    Yo sabía sin dudar
    que al no publicar su premio
    Usted me iba a reprochar.

    No olvide, soy una Dama,
    y comprenda que no puedo
    mostrarlo como si nada...

    Pero aunque lo haya escondido
    no fue menos valorado
    y está más que protegido.

    Bien guardado lo conservo
    y goza plácidamente,
    (pero no precisamente)
    en un arcón de recuerdos...

    No me obligue a ser grosera!!
    ya sabe que no es mi estilo.-
    así que ante Ud., me inclino
    con mis disculpas sinceras.

    Saludos Oso Poeta.
    Me perdonó ?

    ResponderEliminar
  13. No me ha molestado.
    Me ha encantado.!!!!
    Ya debiera a esta altura
    haberse Usted avivado.

    Gran saludo Oso Poeta

    ResponderEliminar
  14. Ufa ¿lave dos pilones de platos al cuete?
    No se me ocurre algo así ni por las tapas.
    Me sorprendo sola rompiéndome la cabezota encantada de que haya quien pueda ir poniendo palabras tal cuentas de coliár...pero tiene que confesar ¿qué se fuma antes de prender la compu?

    ResponderEliminar
  15. Bienvenidas las visitas.
    Siempre me llamó la atención este personaje, del que no se conoce gran cosa, pero de cuyos trabajos se han desprendido las conclusiones más tremendas para el pensamiento occidental.

    Humo: gracias por volver...

    Sedemiuqse: eso es, sigamos creando fábulas...

    Atenea: esperemos se me ocurra algo, me encanta escribir, el problema es que no puedo cuando quiero.

    Lucina: a mí también me gustó eso.

    Cynthia: gracias por tus comentarios, en serio son estimulantes

    Carla: bueno, gracias, es un gusto que pases.

    Sil: siempre es un honor alguna palabra tuya.

    Abrujandra: deben ser los mates con yerba de oferta del súper

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  16. gracias por la bienvenida! ah! y por los besos (ojo que arriba hay hombres jaja) querido... impresionante lo suyo! Aunque debo decirle que la historia no la conozco,pero usted lo ha creado de manera increíble, tal es asi que nos hace creer que de verdad sucedieron asi las cosas!!
    Me encanta cuando dibaga :)
    Besos Apasionados!

    ResponderEliminar
  17. oso, gracias por tu visita y tus palabras, tu texto es enriquecedor

    un beso

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...