ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Gente ignota: Chappe I

Casa Chappe, hoy museo

1763: - Amado y fecundo esposo, nuestro tercer hijo ha nacido el día de Navidad, ¿lo llamarás Jésus, como al salvador?
- Nada de eso, mi querida Marie Renée, reservemos ese sacro nombre para más adelante...
- Glup... ¿más... adelante..?
- Oui, mon amour.
- ¿Piensas tener más hijos, Ignace Urbain? Hemos tenido tres hijos en dos años.
- ¿Ya tres? ¡Cómo se va la vida!
- ¿"La" vida, mi amado? "Mi" vida es la que se va.
- Bueno, un par de hijos más no hace la diferencia. Llamémoslo Claude.

1775: - Amado y fecundo esposo Ignace, ¡por fin has llegado! Nuestro bebé, nacido hace dos meses, ha fallecido de una extraña enfermedad.
- ¿Cuál de todos?
- ¡Ignace Urbain! ¡Desalmado! Ni sabes cuántos hijos tienes...
- No me corras con bravatas, mujer. Mis hijos son Ignace, Marie Marthe, Claude, Pierre, Françoise, Thomas, René, Abraham y Jacques.
- Te olvidas de Antoine -quien tan poco hubo vivido-, el señor lo tenga en la gloria. Y ahora Jacques también, qué desgracia la nuestra. Snif...
- Cést la vie, mon amour. Aprestémonos a dar más hijos a este mundo.
- ¡Glup! ¿No crees que hemos poblado demasiado nuestro paraje de Brulôn, amado Ignace?
- ¡Francia necesita hombres! Los ingleses están en guerra con sus colonias de América y nuestro país favorecerá esa división apoyando a Washington y Franklin. ¡Grandes rutas comerciales nos esperan!
- ¿Yo iré a América, amado padre?
- Nada de eso, petite Claude. Irás al servicio religioso, como tu hermano Ignace, hasta que tengamos mejor panorama. El nuevo rey Luis XVI conducirá a este país a su destino de grandeza.
- Estás perdiendo la cabeza, amado esposo. Luis XVI es un mentecato, lo dicen en todos los mercados.
- Entonces el que perderá la cabeza es el rey, ¡ja!
- ¡Cuida de no perderla tu a causa de un soplamoco de tu padre, meterete!

Coche de Cugnot
1783: ¡Padre! He terminado mi formación religiosa. Ahora puedo ser abad.
- Claude, tienes veinte años, todo un hombre. Cuéntame qué has aprendido de interesante.
- ¿De interesante? Estemmm... bueno... conocí a Cugnot.
- ¿A Cugnot? ¿Y quién carajos es ese Cugnot? ¿Pago tus onerosos y selectos estudios en el Colegio de La Flèche, donde estudió el gran Descartes, para que te relaciones con gente ignota?
- Cugnot es un genio, inventó un carro que funciona a vapor, no necesita caballos ni bueyes que lo arrastren. Hay quienes lo llaman automóvil, es una maravilla.
- Cof, cof... No me hagas reír que se me estrangula la hernia. ¿Y qué más?
Colegio de La Flèche
- Además me integré al círculo físico de París, estamos experimentando con la electricidad y el magnetismo. Tal vez un día puedan enviarse mensajes eléctricos de un lugar a otro.
- Ough. Tengo un pálpito, hijo.
- Lo sé, papá, palpitas que seré un insigne científico, además de religioso, y...
- Tengo un pálpito en el corazón, hijo...
- Lo sé, te has emocionado tanto con mis progresos científicos... 
- Cof... creo que ya no lo tengo...
- Te has quedado sin palabras, padre.
- ...
- Tu padre ha muerto, Claude. Por el gesto de su rostro parece que ha sido a causa de un disgusto.
- Oh, madre, ejem, ejem... ¡Cuántos disgustos le han acarreado cobrar impuestos para el rey!
- Gracias a Dios, sus hijos han sido la alegría de su vida.
- Gracias a Dios, mamá.

Toma de la Bastilla
1789: - ¡Merde, Ignace, se fue todo al mismísimo infierno!
-  No pasa nada, Claude, es solo una revuelta política. Ya volverán las cosas a su lugar.
- Tienes razón. Tiempo al tiempo y todo se solucionará, nada malo puede sucedernos en esta abadía, aquí estamos protegidos y...
¡Toc, toc!
- ¡Ya vaaaa!
¡Tump! ¡Tump!
- ¿Será posible? ¿Quién se atreve a mancillar con ese golpeteo la casa del señ..?
- ¡Calle! El marqués de La Fayette manda avisarles que se apresuren a dejar el clero. Todo lo que suene a eclesiástico está sospechado. Además, muy pronto el estado revolucionario les quitará sus privilegios y sobre todo su estipendio.
- ¡¿Cómo?! ¡¿Tendremos que trabajar?! ¡Eso nunca!
- No seas tonto, Claude. Ya sé qué hacer. Volveremos a Brulôn con nuestra familia, que quedó en la calle con la revuelta.
- ¿Y nos dedicaremos a trabajar, Ignace?
- Tu sí.
- Grap... ¿y tú?
- Me uniré a la Revolución, Claude.
- Pero... nuestro padre trabajó toda su vida al servicio del rey.
- Exacto, ahora el rey es el pueblo, Claude.

[continuará]

NOTAS

1763: Claude Chappe nace en Brulôn, cerca de Le Mans, Francia. Su padre Ignace Urbain Chappe es hijo del barón del lugar, abogado del parlamento y contralor de impuestos del rey en la zona. Es el tercero de diez hermanos, dos de ellos fallecidos de pequeños, tal era común en la época.

1775: En esos años ingresa al Colegio de La Flèche, muy prestigioso, en el cual se brinda educación eclesiástica y en ciencias. Francia apoya la rebelión americana contra Inglaterra, la tensión bélica es inminente. Un año antes coronan rey a Luis XVI.

1783: En La Flèche, Ignace y Claude toman contacto con el mundo científico de su época. Claude se asocia a los investigadores de la electricidad. Su egreso de la escuela coincide con la muerte de su padre.

 1789: Con la Revolución pierde su sinecura, es decir su remuneración por la vida religiosa. Por una u otra causa todos los hermanos quedan desempleados. Ignace y Claude vuelven a Brulôn. Mientras Ignace se involucra políticamente, Claude piensa en trabajar a partir de los aprendizajes que logró en su período de sinecura.


10 comentarios:

  1. Interesante sección, no recuerdo a este ilustre personaje, ni que hará. Así me abstendré de wikipedia. Para irlo descubriendo en las continuaciones. Magistrales los dialogos.

    Se extrañan los casos de Leo Damier. Sugiero la participación de Mara Laira, sin definir si es real o virtualm asesorando en forma remota, por su programa de radio o telefono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho escribir sobre los ignotos. Me da libertad de hacer la historia como se me canta y de paso mostrar algunos de los personajes que admiro y que no se conocen demasiado.
      Ya volverá Leo, empecé una saga nueva, pero no muy definida, por eso me incliné por poner a Chappe antes. Claro que Mara podría tener un lugar.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Volvemos a recordar la historia, al menos nos vas desasnado un poco.Veremos como sigue....

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos desasnamos, un poco leo, el otro, invento...
      Besos

      Eliminar
  3. No recordaba a Chappe. Me encanta la sección Gente Ignota Me encanta cuando alguno de estos dice "¿quién carajo es...?"
    Espero por la segunda parte, me ato las manos para no leer nada de la vida de Chappe, así me sorprendés más.

    Abrazo de a salir a meter uno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre ignotos no se van a andar pisando el poncho!
      ¡Eso! No vale leer en wikipedia!!
      Abrazo de uno y a la bolsa!!

      Eliminar
  4. Hola, el oso:
    Felicidades por tu blog.
    Voy a publicar una antología de relatos, y en uno de ellos me inspiro en la traviesa “Regina Clamor”, personaje creado por el Demiurgo. En este relato cito a tu personaje “Inés Perta”, ¿te plantea eso algún problema? Entendería que prefieras que use otro nombre, sólo tienes que decírmelo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nino!
      Ningún problema, dale con ganas!
      Abrazo y gracias!!

      Eliminar
  5. No tengo idea quien era este ignoto, lo que a todas luces demuestra mi ignorancia jajaja. Por suerte ud. nos desasna con cada una de estas historias además de divertirnos; como siempre quedo a la espera del "continuará ..."

    Besoabrazo querido Oso

    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que Chappe es demasiado ignoto, un poco lo conozco por mi ocupación. Sin embargo, quizás valga la pena conocerlo. Uno nunca sabe cuándo puede ser útil tener a mano un Chappe en una conversación pretendidamente erudita, jajjajaja.
      Besos!

      Eliminar

Dale sin piedad...