domingo, 19 de marzo de 2017

¡Sí! al voto calificado

Una de estas noches tuve un sueño algo raro. No de esas ensoñaciones en la que uno se queda regulando y mascullando acerca de algo que lo preocupa o inquieta. No. Un sueño con todas las letras. De esos que te despertás sobresaltado por una descarga emocional y después querés acordarte. En el sueño yo estaba sentado –quién sabe a título de qué- en el estrado frente a los diputados de la Nación y les hablaba más o menos así:
Señores y señoras diputados, pedimos en este honorable recinto tengan a bien tratar el proyecto de Ley de Voto Calificado, el que –no dudamos- ha de resultar en innumerables beneficios para nuestro país.
Como se sabe, el voto calificado (según la Enciclopedia Jurídica) es el que se restringe, para dar mayor valor a los votantes, por determinadas calidades. Por ejemplo, no ser analfabeto, o pagar cierta contribución, o ser casado, etcétera. Se fundamenta en la suposición de que será más acertado el voto que proviene de quienes tienen mayor peso social. Es el reverso del sufragio universal y hasta ahora ha tenido escasa aplicación.
¡Digamos basta a que vote cualquier paparulo, no todos los habitantes están capacitados para votar!
Es por eso que solicitamos encarecidamente se modifiquen las leyes que fueran necesarias –aun la Constitución Nacional- por este bien superior al que debemos aspirar. Como es a título personal, lo pongo a consideración más como un capricho íntimo que un proyecto de ley a ser tratado seriamente. Siendo como lo es un proyecto de voto calificado hay que decir más o menos redondamente quiénes están o no en condiciones de votar para asegurar los beneficios de una democracia sana y próspera para nuestro pueblo. Y, como argentino hijo de estos matices enrevesados que conocemos, prefiero enumerar los aspectos que hacen inviable que ciertas personas voten en mi país.
Sin más preámbulos, va la nómina de exclusiones a la prerrogativa de sufragar. No deberían sufragar quienes:
  • Utilicen el término negro en forma despectiva para referirse a otra persona. Si se verifica el uso del calificativo negro de mierda, la exclusión del voto será de por vida.
  • Se reconozcan a viva voz como apolíticos. Si es apolítico/a no debe votar. Si se trata de una persona que ejerce la docencia, la exclusión del voto será de por vida.
  • Juzguen cualquier movimiento social, paro, piquete o reclamo de diversa índole como están haciendo política como si hubieran descubierto la pólvora o leído de corrido una página de Kant. Esta persona no debe votar, no entiende nada de política. Si se trata de un funcionario público, debe renunciar a su cargo y a la vez la exclusión del voto será de por vida.
  • Cortan relaciones de familia o amistosas por razones partidarias. Semejante actitud se reflejará en el voto. Si la pelea llegó a insultos zahirientes o a las piñas, quedan excluidos del voto de por vida.
  • Defiendan a viva voz toda medida que beneficie a las clases dominantes en perjuicio de los desposeídos. Si además está convencido/a de que debe ser así, la exclusión del voto será de por vida.
  • Demuestren creer que todo es cuestión de dinero y que los problemas que hay que resolver con más urgencia se cierran sobre lo económico o financiero y que la política desde sus razones filosóficas, éticas y sociales puede esperar a que mejore la economía. Si se trata de gobernantes en cualquier nivel o legisladores, la prohibición del sufragio será de por vida.
  • Condicionen la apertura cultural, la participación artística, las fiestas callejeras, las manifestaciones expresivas a razones económicas o de seguridad.
  • Aseguren que es diferente que se vean tetas masculinas y femeninas en el mismo lugar. Si a su vez consideran que los programas de Tinelli son asépticos, la prohibición de votar será de por vida.
  • Tomen como verdad revelada lo que gente con su mismo punto de vista publica en facebook, twitter u otra red social y como herejía merecedora de hoguera lo que publica cualquier otro que no se encuentre en sintonía. Si, además, asegura por estos medios que hay un solo culpable de lo que nos pasa (vgr.: militares, Cristina, Macri, el peronismo, Nisman, los Rosthschild, los Illuminati, Trump o Caín) la prohibición del sufragio será de por vida.
  • Utilicen terminología al estilo de: la juventud está perdida, los pibes no sirven para nada, estamos criando generaciones de ignorantes. Si se trata de educadores, madres o padres, la exclusión del voto será de por vida.
  • Protesten a viva voz por la elección de otros en el uso de tatuajes, piercings o siliconas. Si a la vez utilizan esto como criterio de selección laboral, la exclusión del voto será de por vida.
  • Refieran a una mujer o un menor abusado dando a entender que de alguna forma -aunque sea solapada- mereció lo sucedido (andaba mostrando las tetas, se le nota lo puto de lejos, se pinta como para levante, etc.). En cualquier caso la exclusión del voto será de por vida.
  • Considera seriamente que en este país se vive mal porque hay ciudadanos de países latinoamericanos que vienen en busca de mejor destino. Si a su vez no cesa de elogiar a los alemanes (ingleses, franceses, yanquis, etc.) que vienen a currar acá o es descendiente de inmigrantes de cualquier nacionalidad, la prohibición será de por vida.
Llegado este punto me desperté cubierto de sudor en un paroxismo taquicárdico. No sé qué hubiesen dicho los diputados. Solo sé que de haberme hecho caso, en las próximas elecciones aparecería mi nombre tachado en los padrones.

9 comentarios:

  1. Me gusta que hayas regresado. Y con tan inspirado posteo.
    Luego de la primera impresión, me pareció que tenía cierto sentido. Sería privar del voto a quienes carecen de empatía, la definición de psicopatas.
    Podría agregarse a los politicos que descalifican algo diciendo que es politico, a los que están en los medios y dicen que están de acuerdo con quienes están protestando, pero que. A los mismos que están en los medios, que tienen aversión por aprender el verdadero significado de la palabras, a los que pretenden ejercer la censura en nombre de lo politicamente correcto, a los que citan mal una canción de un músico que pretenden juzgar.
    Creo que a mí me borraron. ¿O hay algún Demiurgo de algún lugar en los padrones?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien captada la idea. No he visto demiurgos, o a lo mejor es porque usan nombres comunes y corientes para disimular.
      Abrazo y ya andaré husmeando!

      Eliminar
  2. Muy bueno! que digo bueno, ¡EXCELENTE!
    Festejo este regreso triunfal Oso.
    Arrancaste a lo Martin Luther King, y terminaste con el humor de un Fontanarrosa. O sea, te fuiste poniendo serio y oscuro.
    En cada uno de los ítems me hiciste reír, pero creo que el punto más alto lo lograste con Caín. Tal vez se puede llegar un poquito más lejos y decirle a aquel otro "¿Para qué comiste la manzana chabón?"
    Dejando el humor de lado, es una crítica muy original a lo que nos ocurre hoy. Yo también estaría tachado.
    Felicitaciones!

    Abrazo grande de ¿cuándo nos recuperamos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante argenta la cosa, pero bueno, fontanarroseando (con el perdón de la osadía)son esas cosas que tenemos y nos caracterizan bastante.
      Abrazo de aunque sea movamos la bocha!

      Eliminar
  3. ¡¡Que sueño, mama mía!!

    Tengo muchos de esos defectos, así que no voy a poder votar. Menos mal que fue un sueño Oso, sino, nadie vota.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos varios los que nos quedamos afuera en ese caso, jajajaj.
      Besos

      Eliminar
  4. Lo único que lamento es que haya sido solo un sueño. Deberíamos ir todos a golpear las puertas del Congreso y exigir el voto calificado y a medida que se hagan las presentaciones ir agregando más exclusiones como por ej:
    .Los que se pasan despotricando todo el tiempo y llegado el momento del sufragio se escudan en el que “Para que voy a ir a votar, si es más de lo mismo, mejor presento un certificado médico y no voy, que vayan los giles.” Prohibición de por vida.
    .A los que votan “con odio”. Prohibición de por vida.
    .A los que son incapaces de cantar el Himno Nacional completo y lo tararean como en las canchas de fútbol o cualquier evento deportivo. Si son candidatos, gobernantes, legisladores …etc. la prohibición debe ser de por vida.

    Uyy creo que por esta ultima propuesta seguro me eliminan de los padrones jeje.

    Besoabrazo amigo mío y que se le cumplan los sueños.

    REM


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, menos mal que me desperté, de lo contrario no quedaba nadie.
      Gracias, estimada Rem!

      Eliminar
  5. Si el humor no nos ayuda en éstos momentos que hacemos? Ja 😏

    Coincido con Frodo en que te luciste, porque es extensa y no podes dejar de leer temiendo que todo vaya incrementándose en ironía ja...

    Abrazo quemero 🙋

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...