ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

miércoles, 6 de julio de 2016

Volatilidad y volubilidad en las redes sociales

No pierde el tiempo la editora Irene Secarro. En vistas de la cálida acogida que el lector veraniego otorgó al  Manual de estilo en el uso de redes sociales. Uso de redes sociales como consolador -publicado en abril de 2012- ha decidido solicitarle a su polígrafo sobrino una extensión, actualización o segunda parte de su obra. La misma, por la razón que fuere, merece ser leída y tenida en cuenta aunque más no fuera para evaluar sus consejos levantiscos que no le han reportado otro éxito que uno en cierta forma edípico en favor de damas en edad de su tía.
La obra de Notuyo, lo sabemos, es tan profusa como confusa. Sin embargo, nos acerca a las experiencias más notables en las redes sociales -en adelante RRSS-, nos pone de cara a ellas y nos hace azotar la nariz contra el frío glacial de un espejo pétreo.
A instancias de su tía, Notuyo tituló el material Volatilidad y volubilidad en las redes sociales o cómo convertirse en un volátil voluble consolándose con ellas, título que lo condena necesariamente al autocumplimiento.

Como en aquella oportunidad, extractamos algunos fragmentos los que -no dudamos- impulsarán al lector de esta especie de trailer literario a decidir entre comprar el libro para su lectura o para repasar la grasa del disco de arado arrumbado desde la disparada de precios. A los bifes, antes de que desaparezcan.

------------------------------------

NADA COMO LA VOLATILIDAD
Con la instalación efectiva de las páginas web de usuarios comunes con la web 2.0, las que se editaban con programas especiales como Netscape Composer, Frontpage y otros, el usuario de internet llegó a una conquista: publicar para todo el mundo. Cualquier zapallo más o menos avezado pudo publicar su página web, en ella exponía sus ideas (al principio solamente texto) bien llanamente o bien hiperbólicamente a través del discurso que elaboraba. Y estas páginas se pensaban casi en exclusiva estáticas. Muchas de ellas allí están, las vemos como antiguallas, pero siguen mostrando
Con la llegada de los blogs y con su componente bitacórico de las entradas o posts, una parte quedaba más o menos fija y otra tenía el carácter de renovable. Estas entradas llegaron a ser lo distintivo del blog. Pero las entradas estaban a la vista un día sí y al siguiente se iban bajando hasta desaparecer.
Esta característica que permitió el intercambio espontáneo a través de los comentarios se replicó exacerbada en los fotologs primero y en las llamadas redes sociales luego.
En las RRSS todo es volátil. Aquí podemos pararnos en dos posturas que no analizaremos...

EN LAS REDES SOCIALES TODO EL VOLÁTIL, ¡QUÉ MACANA Y QUÉ SUERTE!
Nuevos usos de las RRSS como consolador para convertirse en un volátil voluble
Quien quiera hacer una investigación o rastreo histórico sobre algún personaje publicador en las RRSS sabrá en principio que todo queda registrado. Pero ese todo puede convertirse en algo que requiera un Champollion de estos tiempos tal el profuso despelote. Veamos algunos consejos de aprovechamiento de la volatilidad
  1. Apele a la memoria de sus adversarios políticos publicando comentarios, videos, notas periodísticas recordando sus andanzas de malandraje. Esto producirá un escarnio inmediato.
  2. Utilice la misma técnica para con los referentes del partido que desea defenestrar, no importa si fueren de este siglo, del pasado o de dos siglos atrás. Ídem anterior.
  3. Olvide a su vez que su propio líder político tiene el culo igual o más sucio que el opositor. Si alguien utiliza la técnica 1 para con usted, recuerde tener contraofensiva a mano.
  4. Insulte, por ejemplo al Papa, por recibir a cierto personaje, mencionar a aquel otro, ser del Ciclón, etc. Esto atraerá a decenas de apóstatas, ateos e iconoclastas.
  5. Hable del Papa en medio de bendiciones por hacer justicia recibiendo a quien le cae simpático o cuando menciona a aquel otro que le cae bien. Esto atraerá a decenas de beatos, santurrones y señoras entradas en aburrimiento.
  6. Tire estados parabólicos o hiperbólicos utilizando frases del estilo de: "vos, sí a vos que sé que estás leyendo te lo digo", "guacha que no voy a nombrar porque no soy como vos, seguí tirándole onda al cornudo de mi marido", "qué feo es tener una vida de mierda como los que me critican", "comprate una vida, vos que me envidiás la moto". Esta técnica no falla y por el contrario se demuestra profusamente eficaz, no solo afectará a quienes quiso zaherir sino también a aquellos que pudieran tener el culo sucio por algo que le hizo a usted o pudo hacerle y además puede prevenir traiciones futuras.
  7. Deslice estados misteriosos, como por ejemplo: "Dios sabe por qué necesito oraciones", "hoy cambió mi vida, soy feliz", "gracias a todos los que estuvieron a mi lado en este difícil momento", cosa que algunos pregunten en los comentarios a qué se debe tal estado. Continúe con el misterio utilizando respuestas como: "te lo digo por pv", "no lo puedo decir acá, que hay gente que me tiene bronca y me lee", u otras consignas en ese orden que agudizarán el filo de su fina pluma. Nada hay como el misterio si uno necesita sumar algún valor que no posee tal cual es.
  8. Replique sin remordimiento textos de advertencia sobre la privacidad en las RRSS, sobre el inminente cobro de una tarifa por su uso o sobre extraños virus informáticos que funcionan mágicamente. Si algún negligente se lo reprocha, apele al uso de explicaciones del mismo nivel que las advertencias que publicó: "no cuesta nada copiar y pegar", "mi mujer me dijo que lo haga y lo hice", "por las dudas". Esto hará que usted se sienta altruista y un agudo lector de las RRSS.
  9. Siga exactamente la misma conducta cuando se trata de milagros prometidos en proporción directa de los "me gusta" o "compartir" recibidos. Esto se aplica a curaciones de cáncer, fotos de imágenes sacras destruidas que pueden arruinar su vida si se niega a compartir, niños desnutridos y perritos atropellados cuya vida depende de las dosis de likes recibidos. Sentirá una enorme satisfacción al ver a gente con su misma benevolencia repetir la consigna.
  10. Replique videos, fotos u oraciones con golpes lo más bajos posibles. Tome por excelentes frases o posturas que tiendan a generar culpa en los lectores. Exija de los gobernantes, maestros, músicos o carpinteros una probidad que los haga dignos del tiempo que invirtió en dedicarles una execración o invectiva. Tal actitud generará en usted la suficiencia de que careció cuando votó a algún infame en un puesto político.
  11. Publique fotos suyas, cómo no, buscando perfiles que lo favorezcan. Por ejemplo, si usted considera que su silueta se asemeja a los modelos publicitados en los medios, retrate la parte de su cuerpo que cumple esta condición.
    11a. Por ejemplo forzoso, si es hombre y logró marcar sus abdominales, recuerde que lo hizo solamente con el objeto de mostrarlos así que tome la foto con esmero, no una selfie chota y oscura sino con suficiente luz lateral para que remarque los relieves deseados. Sus amigos responderán con guasadas que no consignaré aquí poniendo en duda su elección sexual, siempre con un dejo de envidia, ignórelos. Algunas damas cumplirán con el objetivo que usted se habrá planteado, sepa seleccionar aquellas que gocen de sus mismas prerrogativas culturales.
    11b. Si usted es mujer y considera que posee un culo que juzga comparable a la de tal modelo o estrellita de turno, no dude en tomar una buena foto de perfil o frente -en el caso del culo, el frente es la parte trasera- que le haga honor. Se sentirá como si hubiese salido en caras revistas de actualidad, su autoestima se revelará en ascenso cuando sus amigas comenten como "bella", "para vos no pasan los años" y otras apreciaciones destinadas a dicha elevación espiritual.
    11c. Si a su parecer sus formas estéticas no son las adecuadas según los cánones estatuidos, retrátese desde arriba y realice al menos una decena de tomas. Dado el caso aproveche su generoso busto o sugiera lo mismo. Alguna de esas tomas logrará satisfacer su espíritu crítico. Obtendrá efectos similares a los del punto 11b con las evidentes ventajas del caso.
    11d. Si usted tiene un espíritu más bien artístico y considera que su propia belleza reside en actitudes y excentricidades, tomese una foto graciosa o recorte una porción de su rostro. Esto generará la admiración de los más agudos observadores y tal vez atraiga otro tipo de seguidores.
    11e. Sin pretender agotar las posibilidades, publique fotos de sus viajes. Cuanto más lejanos, excéntricos y caros, mejor. Si usted es un estúpido, pero fue a Machu Picchu, Munich o Bangladesh enrostrará a los demás que no tuvieron ese privilegio que usted sí sabe gozar de la vida. Si complementa fotos de los viajes con lugares caros o selectos su autoestima crecerá indefinidamente sin importar otra cosa que mostrar felicidad.
  12. No olvide hacer alarde de sus opciones; eso sí recuerde que el modo el que la publique debe generar culpa al lector desprevenido. "Soy tu docente y quiero para vos lo mejor, bla, bla...", "quien mata una vaca para comer apuñala a un hermano", "si votaste a tal o cual sos un sorete" o frases por el estilo intentarán hacer que los demás aprecien la opción que usted ha realizado y reflexionen acerca del fracasado modo de vida que llevan antes de hundirse en la desdicha. 

------------------------------------
El libro del Lic. Emilio Notuyo es revelador. No quedan dudas de que su experiencia en las RRSS ha sido un continuo fracaso en la búsqueda de amoríos eventuales.
Aun así nos insta de manera un tanto rebuscada a convertirnos en volátiles volubles. No más palabras, juzgue usted, querido lector estos difusos (profusos y confusos) párrafos que nos deja el polígrafo, esta vez en forma de libro, tal vez para que no se volatilice, a no ser para encender algún fuego culinario.
Como siempre, el lector es quien tiene el poder. Excepto, claro está, en las RRSS.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siempre es bueno advertir a los lectores desprevenidos...
      Abrazo, Neethoven!

      Eliminar
  2. Notuyo hizo algunos planteos interesantes, no tanto sobre las redes sociales, sino especificamente sobre los planteos políticos, que pueden hacerse en redes sociales.
    Hay quienes parecen conocer esas estrategias. Incluso tal vez en medios masivos también las usen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que estás en lo cierto, los medios utilizan estas estrategias y otras peores.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Muy bueno! Hay mucho para debatir al respecto, y me gusta que Notuyo fue tocando los diferentes temas.
    A mí me está llamando la atención una que pondría como 11 f (si el licenciado me lo permite) y es...
    No poner fotos de uno, sino fotos de lo que ingiere o fuera a ingerir. Esto se verá como "mirá que buena ama de casa es" o "el marido si que tiene suerte" o "este tipo se ve que estudio para chef, tengo que pasar a visitarlo más seguido"
    Últimamente, no se si es porque el frío está haciendo estragos, pero esas fotos abundan en las parcelas de mis "amigos"

    Abrazo de pretemporada por Centroamérica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, habría que agregar el 11f se lo sugeriremos al sr licenciado.
      Esas fotos abundan!
      Abrazo de tembladeral!

      Eliminar
  4. Muy buena entrada Oso. Lo único que encuentro interesante es el facebook y lo que me atrae de el, es el Candy. Jaja... me divierten las peleas, soy una chusma escondida que se divierte con pavadas.

    Muy buen finde.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, le faltó al licenciado tocar ese tema. Será para próximas entregas, supongo.
      Besos!!

      Eliminar
  5. El Licenciado cada vez más sagaz en sus apreciaciones, será que por cosas como esas es que las RRSS no me seducen(todavía). Los blogs cuentan como una de ellas? glup.

    Excelente como siempre, creo que me estoy convirtiendo en fan de Notuyo jeje.

    Lo abrazobeso estimadísimo Oso.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pongamos que los blogs no cuentan, pongamos.
      Por mi parte, ahí ando RRSSeando por el face.
      Le paso sus elogios al licenciado.
      Besos de los suyos

      Eliminar

Dale sin piedad...