jueves, 2 de junio de 2016

Los casos de Leo. Caso VII Escena 4 Papelito

Si llegaste a leer hasta acá, 
leé las Escenas anteriores o 
rajá antes de que te mande 
un baldazo de agua fría.

Leo -acompañado por Benny Volando- conduce raudamente su 505 y se detiene en un quiosco. Ignacio pasa al camarín de la no muy agraciada Cindy Entes, pupila de un burdel. Inés y Regina incomunicadas en el taller de costura de la paquetísima Chaski, llegadas al parecer por equivocación. Inés, con el nombre falso de Aída Merrosca, empieza a hacer preguntas utilizando su belleza como arma...

- Mmmm... ¿esos músculos son de gimnasio o de acarrear rollos de tela?
- Nada de eso, bebota parlanchina, es puro entrenamiento militar. Me formé como tropa de élite.
- Guaauuu... fabricando papel higiénico...
- No, tontita, cosa de hombres bien machazos.
- Los hombres musculosos y bien marcados me pueden... Me desvivo por tocar esa dura masa, siempre quise ser mióloga...
- ¿De qué provincia sos? Acá se dice uróloga.
- Jijiji, todo eso me gusta... todo...
- Cof, cof, hay gente aquí... disimulá... y después vamos y...
- Mmmm, agarramos por Spano y nos vamos a probar todo tu empuje de élite...
- ¿Spano? ¿De dónde sacaste eso?
- ¿No estamos en Guido y Spano?
- No, querida, esta es Tomás Guido, esquina Mondongolia. En un descuido nos vamos por Mondongolia si querés, preciosa...
- ¡Glup! ¿Y no es lo mismo que Tomás Guido esquina Spano?
- Nopo...
- O sea que... nadie sabe dónde estamos.
- Pero yo sí dé dónde puedo llevarte, rubia... ¡Epa! ¿Qué es ese ruido? ¿Una sirena? ¿Será un incendio?

Ignacio no pierde tiempo y hace averiguaciones a su estilo en la habitación de Cindy Entes...
- Ennonzes, Zindy... ¿no zabés ién ez Ailín?
- Ni me interesa, ¿repetimos, papito?
- Ehh, mrefiero onozer odras pupilas...
- ¡Guau! ¡Sos un toro!
- ¿Y onozés a alguna e el marido zea hernarme? ¿O zea nueño ne ezte lugar?
- Ah, sí, hay una chica muy linda. La trae y la lleva siempre un tipo que parece milico y se hace el mandón acá.
- Eza ez Ailín. Yengo e hamlar on ella.
- La única forma es pagando el estipendio para intimar.
- ¿Eztipendio? ¿Intimar? Eze no ez mocamulario ne una pupila.
- Un recuerdo de lo que fui y dejé de ser desde que estoy aquí. Te advierto que Ailín es de las más caras...
- Ezpero e ezté a la altura ne lo e obra ennonzes. ¿Mhe la llamaz?

En el quiosco...
- Dame chicles de esos.
- Bien, ¿algo más?
- Curitas.
- No tengo, solo monaguillos.
- Buen chiste, pero no es momento, estoy apurado. ¿Cuánto es?
- ¡¡¡Uuuaaaaaaaayyyyyyyyy!!!
- ¿Y eso?
- No escucho nada. Con el tráfico que hay en esta calle, los ruidos...
- Shhhh... Dejame oír. De algún lado conozco ese aullido.
- Será la sirena de una alarma. O quién sabe...
- ¡Ya sé! Es Reg... Analía... ¡Y se escucha como aquí dentro!
- No sé quién es usted ni Regina, se va de aquí o llamo a la policía.
- No te molestés, ya llegó.
- Buen chiste, pero no es momento. ¿Ya se va?
- Buen chiste, pero no es momento. ¡Ya mismo me dejás pasar al fondo!
- Buen chiste, pero no es momento. No hay entrada aquí. Usted mismo lo puede comprobar. Este quiosco no tiene salida hacia atrás.
- Buen chiste, pero no es momento. Te rompo todo el quiosco y encima te mando en cana si no me decís cómo pasar.
- Buen chiste, pero... Pero... ¿qué hace?
¡Crash! ¡Tronk! ¡Cataplum!
- Buen chiste, pero me tengo que abrir paso.
- ¡Está destrozando todo!
¡Crash! ¡Tronk! ¡Cataplum!
- Y cuando llegue a vos le toca a tu cara, ¡abrime o te reviento!
- ¡Pasá, loco del diablo! ¡Yo me rajo!
- A ningún lado vas a rajar. ¡Vení, Benny, vení!
- ¿Qué dice este tarado?
- Esposalo contra la reja. Este no jode más...
- A la orden, don Leo, ¡me encanta CSI!

En el burdel...
- Uauuu, ¡e edazo e amión!
- Hola, soy Ailín do Benites...
- Zí, zí, ¡ahí moy! Nrazias or lo ne nindo. Uy, ¿y ezoz moretonez?
- Nada, nada...
- ¿Zamez ién zoy yo?
- Mmmm, algo me dice que sos policía... Los uniformados me pueden...
- Ero zi yo no nengo unniforme...
- Pero yo tengo un informe de Cindy que dice que sos irresistible.
- En nrealidad... yo... mengo or odra osa...
- Eso puede esperar, toro serrano... Vení conmigo...
...
- Ignaciote...
- ¿Zí, Ailinzita..?
- Vos deberías... No sé... sos tan... guapo... tan viril...
- ¿Nebería qué?
- Dedicarte a esto...
- Ero engo que omer de mez en uando.
- Digo trabajar de esto. Lo que se llama un gigoló.
- ¿Un nyi... í... ígonó..? ¡Zi ni lo uedo bronunziar..!
- Deberías pensarlo, no decirlo. Son pocos los elegidos que pueden conjugar trabajo más placer... Además... podríamos deshacernos de mi marido, que es un maltratador violento. ¡Sos tan dulce!
- Nengo e penzar... nengo e penzar...

La confusión seguía en el taller de Chaski, Analía Cavallo, es decir Regina Clámor, seguía ululando estridente. Aída Merrosca, Inés, aprovecha el desconcierto y a punta a la entrepierna de su vigilante.
¡Bounch!
- ¡Auuuuu..! ¡Aaaaauuuuuuuuu!
- Sonamos, se puso a gritar a coro con mi prima... Será mejor que la busque y rajemos de acá. Creo que los gritos provienen de esta sala.
...
- ¡Vamos, Regi, que están todos alelados con el griterío..!
- ¿Sigo gritando, Inés? Nos va a ayudar...
- Si no queda otra...
- ¡¡¡Uuuaaaaaaaayyyyyyyyy!!!
- Espero que la mutual policial me banque el audífono, porque...
- ¡Ustedes no se van a ningún lado!
- ¡No lo escucho!
- No me escuchás, pero verás este revólver...
- ¡Quieto! Policía! ¡Baje ese revólver!
- ¡Leo!
- ¡Jajaja! Las tengo encañonadas, no puede hacer nada. Esta galería es muy estrecha y si dispara lo más probable es que le dé a una de ellas.
- Se me queda quietecito y no va a pasar nada. Afuera hay decenas de policías especiales, no tiene escapatoria...
- Usted debe ser Leo Damier. Lo sé por mi mujer, que se empeña en arruinarme el negocio.
- ¿Su mujer?
- Sí, Ailín do Benites, una puta barata que me agencié por un tiempo porque está muy buena.
- Ah, usted es el famoso gendarme. ¿Qué hace aquí, si este no es su patético burdel? 
- Jajaja, tengo un abanico de negocios...
- ...que se terminan aquí y ahora.
- ¿Está seguro?
¡Bang! ¡Bang!
- ¡Ouggghh!
- ¡Leooooo! ¡Nooooo!
- Ya acabé con ese policía insignificante. Ahora les toca a ustedes. Si no salen vivas, todo seguirá igual y...
¡Troc! ¡Pum! ¡Paf!
- ¡Tomá hijo de un camión con acoplado de víboras del orto!
¡Catroc! ¡Plam! ¡Zoc!
- ¡Esto es por don Leo! ¡Y esto por Ailín! ¡Escuché todo!
¡Troc! ¡Pum! ¡Paf!
- ¡Agarrá el revólver, Inés!
- ¡Ya, primita! Basta, este chico, soy policía. Agente Inés Perta. Esta es... bueno, no puedo dar detalles. Nos encargamos nosotros. Si tenés celular llamá enseguida una ambulancia. Leo está herido.
- Me llamo Benny, soy el cadete que les lleva las pizzas y vine con don Leo.
- Apostémonos en la galería, de aquí no sale nadie, Inés. Llamá a los que están afuera, Leo dijo que...
- No... hay... nadie afuera... 
- Tiene razón don Leo, pasamos de casualidad. Íbamos al burdel a seguir la pista de Ignacio y ustedes, pero... no sé qué pasó y ustedes están acá.
- Nosotras tampoco tenemos idea, seguro hubo una confusión. Al menos sirvió para descubrir este antro.
- ¿C... có... cómo estará el po... pobre Ignacio? L... lo abandoné en... mal lu... gar... Enví... víen a al... alguien a res... rescatarlo...
- Benny, llamá a Ignacio a este número, por favor. Necesitamos saber si está bien aún.

En otro barrio, en el seno del burdel, antes de que lleguen a rescatar a Ignacio.
- Zí, zí, Benny... ezdoy mien. ¿mienen en un drato? Dómense zu iempo... Nengo odo majo control.
- Sí, mi toro de sommier, controlame de nuevo...

FIN







15 comentarios:

  1. Aprovechaste muy bien las sugerencias.

    Inés está empezando a desmentir lo de "Inés Perta", siendo capaz de manipular para ganar tiempo. Y a reaccionar con todo.
    Y Regina...usó su especial talento. Espero que Inés no termine con tinnitus.
    Muy bien el repartidor de pizas llegando a tiempo.

    Ignacio un ganador. Dejó impresionada a Ailin. Muy impresionada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso pido las sugerencias, para afanarlas impunemente, ja!
      Inés se banca los alaridos, pero Regina la salva seguido!
      Abrazo!

      Eliminar
  2. ha sido una recreación magnífica. Buen chiste pero no es el momento, jajajaja. ¿Qué monaguillos? pensaba yo, al final he caído, jajaja, mira que soy lenta para los chistes.

    Me encantó el erotismo tan sutilmente tratado, es genial. Ah, y los catapún, cras, plaf, jajajaj, menudo repertorio.

    Bueno, que he disfrutado con los diálogos, que eres muy bueno.

    Un beso, compañero, feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaaj, me alegra que cause risas. Escribo esto porque me divierte hacerlo.
      Hay algunos chistes que seguro te pasan inadvertidos porque son demasiado locales. Por ejemplo, cuando el guardián le dice a Inés que se formó como tropa de élite y ella le responde "fabricando papel higiénico", es porque hay una marca comercial Elite que fabrica ese papel aquí, y así...
      Besos con cafelito

      Eliminar
    2. Aaaaaah, por eso no entendía yo. Pensé que igual que a los soldados les hacen pelar patatas como castigo, ahí se les castigaba con algo del papel higiénico... jajajaj.

      Un beso.

      Eliminar
    3. Jajaj, sí me ha pasado otras veces cuando escribía más seguido y tenía unos cuantos lectores españoles y venezolanos que se perdían en algunas volteretas regionales. Pero bueno, también es una forma de conocer mejor otras culturas tan iguales y tan distintas.

      Eliminar
  3. Muy bueno Oso. Mira que es difícil armar la historia a puro dialogo y lo lograste haciendo que el lector se divierta imaginando las escenas. Es para filmarlo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Rosa, lo tomo como un pequeño desafío. Ya que se entienda es un logro, jajajaj
      Besos

      Eliminar
  4. ¡No puede terminar así! Me quedo con las ganas de más.
    Hubo muy buenos chistes. El de la tropa de élite y el de curitas merecen aplausos y más aplausos. Hasta te diria que podrías armar buenos slogans de pseudo publicidades.
    La historia me atrapó mucho y sobre el final pensé que iba a existir una escena 5 ¡pero me encontré con la palabra FIN!

    Abrazo de recuperación!

    PD: bien por la promo del 25 de junio. Aunque viendo el video sufro un poco porque los bailarines pasan rozando los cuadros que están apoyados en el escenario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A duras penas terminé este, jaja
      Calculo que daba para una más, cerrando todo, pero ya casi me lamentaba dejarlo inconcluso.
      Vos sabés que respecto del baile se lo comenté a uno d elos organizadores. La respuesta fue: "no es nada, los hizo mi esposa". ¡Glup!
      Abrazo de "volveremo, volveremo"

      Eliminar
  5. Como siempre me divertí mucho, lo de elite me mató "... Guaauuu... fabricando papel higiénico..." Como me he reído jaja.
    Ud. es genial don Oso, me encantan sus historias y las chicas cada vez más protagonistas. Espero que continúen.

    Excelente la Promo del 25, una Peña folclórica bailable no es algo muy común me parece, al menos para mí. Éxitos!

    Abrazobeso amigo mío.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno... si quiere demostrar sus habilidades revoleando pañuelo, está invitada!!
      Por lo demás, cuando se me ocurra algo lo largo!
      Besos!!

      Eliminar
    2. Me sumo al pedido sobre Inés y Regina, que funciona bien como invitada. Y repito que es un hallazgo que sean primas. Un auténtico crossover interblogero.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Y bueno, habrá que seguir afanando ideas..!

      Eliminar
  6. Caigo acá haciendo sapito como piedra revoleada de blog en blog.
    Muy buena esta historia. No sólo por el cruce de la trama en cuánto a los lugares sino por lo salvajemente gangoso que es Ignacio (característica de que me divierte por demás).

    Me quedo leyendo lo que falta.
    Un abrazo grande, Oso.
    Un gustazo.

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...