ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

domingo, 17 de julio de 2011

Memoria para el pan

Ojos que gritan verdades,
las mismas que canta tu cuerpo
y la espera sigilosa del momento
muta en incierta sinfonía de ocurrencias.

Y vos, mujer de clara alevosía
de susurro como puñalada,
de reclamo de brillo en la mirada
y abrazo en la pausa cotidiana

sos pilar encendido, sos tribuna,
palabra, vereda, pan, dulce vino,
y abrazo que se da sin merodeos
ni llanto ni lamento ni eufemismo. 


Invierno que gime en retirada
bajo el manto de tu cabellera
y vuelve en mi ausencia cuando suena
suspiro que no puedo devolverte.

Entonces, qué pasa en el desvelo,
-memoria para el pan-
ni la mar merece amor por estar,
abrirse a caudales, por ofrendar
el tiempo y la agonía
en esa pequeña muerte que es el sueño,
en esa pequeña vigilia que es la vida.

6 comentarios:

  1. Los dos últimos versos son de oro.
    Y en el medio de esos extremos, existe un extraño estado, casi mágico, que es soñar despiertos.
    Burlando un poquito a la muerte.
    Justificando con creces la vida.

    Besos mil.

    SIL

    ResponderEliminar
  2. Don Oso, no se que imágenes verá cada uno al hilvanar estos bellos versos, pero a mi se me vienen a la cabeza la de una madre bonachona pero justa, que en sus largas horas de desvelo, esperando a sus hijos, prepara el pan de la mañana.
    Hasta tierno mi pensamiento, que me estará pasando!!! Don Oso, ayúdeme!!!

    Ja. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. A mi me sugiere el papel de una mujer hogareña, siempre presente, ocupada y preocupada que mientras trabaja para todos, se hace palabra, presencia, ofrenda, vida...
    Bellas imágenes...¡hasta volvieron tierna a la calaverita netomancia!¡milagro Oso!ja,ja...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo Oso!, me gusto mucho, un abrazo
    panchuss

    ResponderEliminar
  5. Me gustaron esos últimos versos. Son muy bellos Oso.
    Un saludo gigante!!!!

    ResponderEliminar
  6. muy bueno,Néstor!
    No le encontré la ternura que ve Neto (si se puede decir que ve desde esas cuencas vacias) pero si me dio la imagen de una mujer plena, tal vez hasta desbordante de sexo ahi al alcance de la mano, como el pan caliente recién horneado.
    ¿Ehhh, estoy errado,che?

    Felipe
    PD: le dejé comentario a la reunión del pollo óseo etc.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...