domingo, 31 de julio de 2011

Esperanza

Dijo alguna vez Adonis Torre, el filósofo de calle pampa exiliado en barrio fonavi:
Esperanza
Espera con lanza. Esperar que suceda lo mejor con la lanza en la mano, en la dura lucha cotidiana, en la mano que se da franca y noble. Callos, firmeza y calor.
Es pera mansa. Dulce a la boca, suave al regocijo de la lengua. Pera sudada de rocío. Fresca, matutina. Fruto de otro edén que se anuncia como arribo.
Espera y andanza. Aventura de la vida, búsqueda de grieta en el muro oprobioso.
Espera y mudanza. Alejando el estático modo de abandono decidiendo el atavío del día que viene. Peinándose al viento que seca las lágrimas y arremolina los hastíos.
Espera en el exilio, en lontananza. Cuando el nombre en el barro inscribe el camino, que es siempre a las afueras, del aguijón que incomoda. 
Espera aquí, en la panza, donde bullen las razones que tiene el que las pare latiendo.

Esperanza... sin asechanza, ni tardanza, jamás en la finanza y menos en la holganza.

Espera en la crianza. En lo que a modo de venganza se retruca al universo, se marcha, se manifiesta en ese grito el desacuerdo con que llegue la muerte precisa y puntual. 
Espera con danza, celebrando al ritmo que se pueda la efímera vida, tan eterna que la muerte insiste en llevarse para abonar con polvo de estrellas el milagro que vendrá.

12 comentarios:

  1. Rimada y cierta la filosofía de Adonis Torre...y no en vano, danzamos, vivimos, amamos y luchamos con ella por bandera.
    Me encantó.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Es infinitamente acertada la visión filosófica de Adonis con el tema de la esperanza y lo que significa en nuestra existencia.

    Sería más que oportuno leerlo para hacer la intro de la presentación del libro de igual título de Neto el viernes próx.



    Un beso


    SIL

    ResponderEliminar
  3. PALOMA:
    Me alegro. Difundir las folocosofía de Torre no está de más.

    SIL:
    Si le gusta úsela. Pero recuerde que es en setiembre...

    Besos x 2

    ResponderEliminar
  4. Yo conocí a "Faca" Torres que vivía en Pampa y la vía. Paraba en lo del "Cholo" "Malagana" Colón, 20 mts antes de San Luis, boliche con poca pared, color rosa viejo y puerta y ventana verde inglés. No sé, Oso, si hablamos del mismo. Gran bebedor de grapa, por no llamarlo chupador, el negro, se trenzaba en discuciones con el "Cholo" que preparaba las ranas a la Provenzal más ricas que comí, incluidas las de mi viejo, que las hacía, ja! De cualquier manera, muy bueno lo de él y lo tuyo por la forma que tenés, hermano, de la narración descriptiva, Muy bien 10, Diría un mutuo amigo, pelado él. Que maneja la clase por Facebook. Un abrazo, amigazo, no de oso, esta vez mas suave, de ave. Ave César! Ave Oso, no pega.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso relato, Néstor y hermoso también el mensaje de la esperanza. Como te digo siempre, gracias. Me hace mucho bien leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo!! Muchas gracias por compartirlo, Oso.
    Esto: "Esperar que suceda lo mejor con la lanza en la mano" es realmente magistral.

    J&R

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Oso, flor de verdades y cuántas maneras de mirar la esperanza.
    Los filósofos que se hacen en la calle tienen a veces mejor escuela.
    Un abrazo!

    PD: Es despistada a veces, sin dudas (:P), pero no le ha errado la Sil en esta, porque el viernes hacemos una presentación en San Lorenzo. Luego en septiembre, por supuesto: ¡Empalme!

    ResponderEliminar
  8. Que lindo,
    la filosofía de barrio, la mejor, la más simple, verdad?
    Imagínese hoy a Sócrates y sus muchachos viviendo en una villa, les saldría algun pensamiento sobre la esperanza? Analizándolo mejor, creo que sí porque ya estarían "aggiornados", je!
    Adonis Torre, no será uno de ellos ???

    Besos y me encanta leerlo mi estimado Oso.
    REM

    ResponderEliminar
  9. Es un texto precioso, Don Oso, ¡qué gusto pasar de vuelta por acá!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que lindo Oso!
    La esperanza es maravillosa
    Me encantó este juego de palabras.

    ResponderEliminar
  11. Pero què manera de alentar a un/a caìdo!
    Es lo que no debe perderse jamàs. Sin ella somos nada, con ella somos todo.

    Bello, bellìsimo don Oso.

    Ah, le aclaro, soy la que un dia se "fue" siendo otra, pero sigo siendo yo y volvì para quedarme hasta siempre.
    Hasta siempre que blogger no comience a facturar.

    Abrazo♥

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...