ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Gente ignota: Eratóstenes IV (de beta a omega)

230 a.C.: - Maestro Eratoscón, ¿me ayuda con los deberes?
- Eratóstenes...
- No, maestro, me llamo Magas.
- Ya, dime, ¿qué dudas tienes?
- El viejo de matemáticas me tiene zumbando.
- ¿Cómo es eso de "el viejo"? Debe ser un orgullo para ti ser discípulo del gran Aristarco.
- Bueno, ¿me va a explicar o no?
- Estemmmm, dime...
- Dice que busque todos los números primos menores que cien.
- ¿Y sabes qué números son primos, Magas?
- Aquellos que son divisibles sólo por uno y por sí mismos.
- Bien... es sencillo, haces una cuadrícula y escribes los números. ¡manos a la obra!
- ¡Qué diseño de números más futurista!
- Me los enseñaron unos árabes errantes que anduvieron por la corte de pa.
- Bueh. Ignoremos el uno. El dos es primo. Acto seguido tachas todos los múltiplos de dos. ¡Bien!
- ¡Taché la mitad!
- Sí, los pares mayores que dos. El tres es primo. Tacha los múltiplos de tres. ¡Bien!
- Sigamos, con esto le cierro la boca al viejo...
- El cuatro está tachado, el cinco es primo. Tacha sus múltiplos... Sigue procediendo así y muéstrame el resultado.
- Mire...
- Los números que quedan sin tachar son primos, no tienen otro divisores que uno y que sí mismo. Puedes utilizar este procedimiento como un cedazo que permite colar los primos.
- ¡Ya rajo a mostrarle mi invento al profe Aristarco!
- ...
- Maestro Eratorpe...
- Eratóstenes... ¿qué sucede? ¿Se avivó de que lo hice yo?
- No, palmó Aristarco. No sé si de viejo o del susto que hice los deberes... ¡Trabajé de gusto!
- ¡Aristarco, viejo y sabio amigo! La muerte lo ha llevado antes de otros que realmente lo merecen.
- Magas, ¡te voy a matar! ¿Qué le hiciste a Aristarco?
- Déjalo, sublime Filopator, creo que esta vez el pequeño no tuvo nada que ver...

En esos años: - Maestro Eratantonto.
- Eratóstenes...
- ¿Qué hace tirado en el piso culo para arriba?
- Estoy midiendo la distancia al Sol.
- ¿La distancia al Sol? Si se mueve...
- Tal vez se mueva, pero según las conclusiones de Aristarco, la Tierra entera gira a su alrededor.
- ¿No es el Sol una luminaria de la barca de Ra, que viaja en el espacio? ¿O acaso no está emparentado con los dioses?
- Pequeño Magas, endiosamos lo que nos deslumbra, lo que nos alimenta, lo que nos da vida. Tu gato al que adoras te venera como a un dios.
- Y dime, ¿está lejos el Sol? ¿Como de aquí a Persia? ¿A las columnas de Hércules?
- Mira, millones de veces más lejano.
- ¡¿Millones?!
- He calculado unos 804 millones de estadios.
- Deje, no me explique, me marea esa cifra.
- Me parece, pequeño Magas, que debemos acostumbrarnos a trabajar con grandes números si queremos conocer mejor nuestro cosmos.
- Asegúrate de que yo conozca bien la geografía de Egipto y la región. Pronto seré un gran Faraón que conquistará más estadios de los que tú andas midiendo.
- ¿Estás tan seguro?

221 a.C.: -¿Qué es todo ese revuelo, Aristófanes, querido ayudante?
- Nada grave, maestro, ha muerto el Faraón Ptolomeo III...
- ¿A eso le llamas "nada grave", tonto?
- Comparado con que tu discípulo Filopator -ya Ptolomeo IV- aprovechó y se casó con su hermana para que no le dispute el trono, no es tan grave. Pero bueno, tampoco eso es taaaaan grave.
- ¡Grap! ¿Cómo?
- Comparado con que Filopator mandó a asesinar a su hermano Magas y a todos sus amigos para no tener que andar cuidándose las espaldas, lo anterior no es demasiado grave.
- ¡Basta! Si seguimos con cosas poco graves se termina el mundo...

194 a.C.: - Aristófanes, ¿cómo quedó la piedra?
- Una pinturita, maestro Eratóstenes.
- ¡¿Cómo una pinturita?! ¡Dije que la grabaran! ¡Se aprovechan porque estoy viejo y ciego de tanto mirar al Sol de frente! ¡Si los agarro..!
- Quise decir que quedó bien, maestro. Tranquilícese, está grabada.

- ¡Qué buena idea grabar el decreto en una piedra en egipcio jeroglífico, egipcio popular y griego! Puede ser útil traducir a diferentes idiomas un legado!
- Uh, sí, me imagino. ¿Se le ofrece algo más maestro?
- Sí, morir en paz.
- No joda. 
- Mira. He hecho de mi vida cuanto pude por el conocimiento de las cosas Vi morir a príncipes y faraones. Vi empalidecer a mi amada Grecia y crecer la sombra romana sobre oriente. La Biblioteca de Alejandría ya no me necesita. Ptolomeo V, nieto de quien me trajo a trabajar aquí, ni sabe quién soy. Arquímedes murió hace tiempo. Aristarco, Filopator, Magas, ya no están. De la reina Cleopatra no puedo apreciar su belleza. Tampoco del Sol ni las constelaciones. No puedo perfeccionar mis relojes de sol. Y lo peor de todo: ¡no puedo leer!
- ¿Entonces?
- Me dejaré morir. Renuncio a alimentar este cuerpo inútil.
- ¿Así? ¿De una?
- No, mi querido Aristófanes. Dejé constancia de que quedas a cargo de la Biblioteca. Hazla crecer y mantenla con las puertas abiertas, como abiertos están los orificios de tu cuerpo a la vida. Y mientras tanto soñaré con un cosmos grande y con muchos secretos por develar. Y trataré de olvidar la estupidez de las peleas por el trono antes de morir. Este Beta llega a su Omega.
- Maestro...
- ¿Puedes dejarme morir en paz? Estoy leyendo.

Notas:

230 a.C.: A lo largo de su estancia en Alejandría inventa la esfera armilar, la Criba de Eratóstenes -un método sencillo para reconocer números primos-, relojes de sol de alta precisión y muchas cosas más.

En esos años: Mide la distancia al Sol con una asombrosa precisión (unos 150 millones de kilómetros)

221 a.C.: Grandes cambios. Muere Ptolomeo III. Lo sucede Filópator como Ptolomeo IV. Para reinar tranquilo manda asesinar a Magas y a sus allegados y se casa con su hermana Arsínoe. Luego de unos años muere Ptolomeo IV y lo sucede su hijo muy joven Ptolomeo V que se casa con la primera de las Cleopatras por conveniencia política.

194 a.C.: Parece ser que Eratóstenes sugiere al faraón escribir decretos en varios idiomas para facilitar su comunicación. El modelo es la conocida piedra Rosetta que descubierta por soldados napoleónicos permitió traducir los jeroglíficos. Ciego e imposibilitado de leer decide dejarse morir por inanición.

11 comentarios:

  1. Bienvenido a las arenas blogueras.
    :)


    Noeratantonto Eratóstenes...

    Y todo lo que tuvo de ignoto lo contrarrestó esa famosa piedra grabada, que fue la llave para abrir la puertas del pasado, y dar luz a la historia maravillosa que antes de su descubrimiento, dormía cubierta de sombras.

    El no tuvo una muerte digna.
    Su legado, que es inmortal, se encargó de hacer justicia.

    Besos en ALPHA

    :P

    ResponderEliminar
  2. ¡que bueno Oso que volviste!
    Se te echó de menos, ¡que conste!
    Además me has recordado que me enseñaron de esa forma a reconocer los números primos de chiquilla en la escuela...
    El pobre se dejó morir de hambre...ante la imposibilidad de hacer lo que mas le gustaba y viendo que el mundo estaba tomando otros derroteros para él...
    ¡pero vaya legado!
    ¡quien pudiera decir lo mismo llegados a la vejez!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  3. muuuuuuuuuuuuuy bueno, oso! ya me puse al día con era... ¿quién era? ¡ah, beta! gracias por la mención, jaja, me sorprendió encontrarme en tamaña biblioteca

    tuve una materia, historia de la ciencia, donde vimos estas cosas y la verdad que es muy apasionante! deberás escribir biografías para manuales, colega!

    abrazo oso, yo también volví ayer

    ResponderEliminar
  4. muuuuuuuuuuuuuy bueno, oso! ya me puse al día con era... ¿quién era? ¡ah, beta! gracias por la mención, jaja, me sorprendió encontrarme en tamaña biblioteca

    tuve una materia, historia de la ciencia, donde vimos estas cosas y la verdad que es muy apasionante! deberás escribir biografías para manuales, colega!

    abrazo oso, yo también volví ayer

    ResponderEliminar
  5. Se lo extrañaba y como!

    me encantó leerte de nuevo :)

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  6. Grrr!
    Sil, Tinta, Galán, Humo: Luego de escribir sesudas reflexiones e intentar publicarlas -como respuestas a sus comentarios- recibí el saludo de 503 Service unavailable lo cual me condujo a una catarata de insultos irreproducible.
    Besos y abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Uy...
    Yo selecciono y copio antes de apretar publicar, porque me pasó muchas veces éso...y entonces así, evito que me dé un ataque de furia...
    Besos
    :)

    ResponderEliminar
  8. uh, y yo que creia qe me pasaba a mi solo y rajaba insultos a fibertel...che Oso, que bueno esto, como enseñás se diría con naturalidad...y ese sentido del humor.me encanta leerlos.
    Extraordinario,excelente y repito: estos posteos merecen edición en un libro.

    ResponderEliminar
  9. Que bueno que volviste a publicar!!!
    Con respecto al texto, increible, como siempre.
    Siempre para aprender, siempre para saber, siempre para pensar.
    Me encantó!

    ResponderEliminar
  10. Y volvió un día! De la mano de Erasalgo, Beta pa los amigos. Triste el final, realmente, después de tanto andar, de tanto hacer, morir así, casi preso de la vejez.
    Pero este ignoto fue rescatado por ud don Oso y vaya que hemos aprendido los que somos asiduos de este bar. Perdón, este blog. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. SIL:
    Voy a tener que poner en práctica alguno de sus útiles consejos...

    FELIPE:
    Me alegro, pero no me haga trabajar cual Neto a ud mismo!!

    CARLA:
    Siempre es bueno conocer algo más de interesantes personajes.

    NETO:
    Triste final, pero en este boliche las historias se cruzan, vio...

    Abrazos y besos, gente linda!!

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...