ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 15 de agosto de 2010

Maestro de Fortín Olmos

A Camilo, los Josés y Fernando, que no salió en la foto.
A las maestras de Fortín.
A las maestras y los maestros
del interior de nuestra provincia
que, a no dudarlo, hacen patria.
Tu palabra es la bandera,
presencia aguda de lanza.
Ya sos el signo del tiempo
en que madura la siembra
de motivos de esperanza.

Tu piel mapa de las huellas
de mil y un días de sequía
donde calcina la tierra
fulgor que del cielo viene
sin lugar para baquía.

En la escuela son felices
me dijiste convencido
de que vale lo que pones
de tu vida entre sus manos
por abrazo merecido.

Y esos chicos que te miran
dando valor y sentido
al silencio, a la alegría,
a tu palabra de hombre
que enseña a hablar convencido.

Te acercás por esas calles
donde el polvo primordial
desluce los guardapolvos
que vestís con hidalguía
repartiendo pan candeal.

En tiempo en que las teorías
se escriben desde escritorios,
-y se conciben sistemas
que dicen cómo enseñar
y es un pecado el jolgorio-

vos, maestro, con tus dudas,
apostás a la alegria,
a tu genuina utopía
del futuro hecho de barro
de exquisita alfarería.

Son tus manos las que amasan
junto con esas pequeñas
el destino que es posible
cuando el cuenco se construye
al calor de lo que enseñas.

Con ese humilde orgullo
de ser parte de la historia,
necesario para el pueblo
que se afirma en tu enseñanza
y, en el tiempo, tu victoria.
 Maestros de la Escuela Nº 6212 "Dr. Esteban Laureano Maradona" de Fortín Olmos

22 comentarios:

  1. Los guardapolvos que desluce el polvo primordial, son los que brillan con más fuerza.

    Hay tanto de vos en estos versos!, que el homenaje que has hecho, emociona, alecciona y arrastra, multiplicando infinitamente su valor.

    Cuando alguien escribe con tinta de alma, la poesía pasa de ser un simple instrumento literario,
    a perpetuo mensaje conmovedor e invaluable.

    Besos miles

    SIL

    ResponderEliminar
  2. De enorme, enorme, enorme belleza!
    Cuanta patria!

    Besazooo!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  3. Como Profesor Universitario por décadas, al Maestro/a Rural es a quien más admiro, y en especial a Don Favaloro.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Realmente hacen patria! me sumo al homenaje!

    ResponderEliminar
  5. esto es una homenaje serio y de verdad para gente verdadera y real, para hombres y mujeres que hacen su trabajo a la perfección, con pocas ayudas, con espaldas de acero que soportan los embates de los gobiernos de turno; esta gente es de las pocas que merecen mi afecto y respeto. Gracias Oso por el homenaje y por refrescarnos la vista a todos con estos ejemplos de dignidad!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Mi admiración hacia esa gente que sabe entregarse día a día a los que son el futuro. Mi afecto para los que permanecen en ese duro, abnegado e impagable "oficio". He conocido muchos y buenos ejemplos: personas que nos enseñaron a buscar, a pensar, a leer y a mostrar interés por lo que ocurre a nuestro alrededor y en el interior de nosotros.
    Si alguien lo merece, el homenaje, son ellos.
    ¡Buen poema , Oso!!!

    ResponderEliminar
  7. Oso, magistral este homenaje al "maestro que ama lo que hace". Porque no es para todos este trajecito, no señor. Excelente la poesía y seguro les encantará la dedicatoria a esa gente tan dedicada, de la que me contaste con tanta pasión y alegría hace unos días.
    Esa gente dignifica la escuela, la enseñanza. Y como vos te alegraste de encontrar gente como vos, me alegro también que de aún haya gente que se dedica a la enseñanza por el amor al chico, a su educación y a su felicidad.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  8. SIL:
    Brillan con más fuerza, indudable.

    HUMO:
    Y cuánto por aprender...

    DON HIERBA:
    Y que los hay, los hay che. Y de los buenos.

    RUMI:
    Súmese nomás, Ruminarte...

    DIEGUITO: Refrescarnos la vista... me quedé pensando, buenísimo.

    DOÑA TINTA:
    Y seguro que en sus pagos peninsulares también los hay...

    NETO:
    ¿Se notó? ¿Le agradecí el café? ¿Ganará 3 puntos alguna vez el ciclón?

    Gracias gente linda

    ResponderEliminar
  9. Los maestros tienen toda mi admiración. Hermoso poema y muy buenas fotos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Se notó y para bien! Si si, me agradeció! Cuando gustes, hay más. O té, o mate.
    A la última pregunta, sumale Boca.

    ResponderEliminar
  11. Me emocionó hasta los huesos.
    Por suerte, somos muchos los convencidos de que desde el aula se hace patria. Ojalá que todos los que tenemos el privilegio de pararnos frente a un curso entendamos tan bien tus versos como los homenajeados del poema.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. MARIELA:
    Es una tarea exigente, ¿se usará la palabra vocación aún?

    NETO:
    Sin palabras, ya pintamos pa fondear.

    VIVI:
    Flor de desafío, si uno se detiene a pensarlo sale rajando. Pero siempre hay peores...

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  13. Que lindo homenaje le has hecho mi estimado Oso, no debe ser fácil pararse frente a una clase todos los días; creo que es fundamental la vocación o al menos algo que se le parezca, -no es para cualquiera-, no es un trabajo más, aquí está en juego algo muy importante que es la enseñanza que se les brinda a nuestros chicos y el amor que el maestro ponga en su tarea sin dudas sus alumnos nunca olvidarán. Tengo hermosos recuerdos de mis maestros por eso lo digo.
    Mis mayores respetos para esos maestros de Fortín Olmos.

    Besos y me encantó este post.
    REM

    ResponderEliminar
  14. "...vos, maestro, con tus dudas,
    apostás a la alegria,
    a tu genuina utopía
    del futuro hecho de barro
    de exquisita alfarería.

    Son tus manos las que amasan
    junto con esas pequeñas
    el destino que es posible
    cuando el cuenco se construye
    al calor de lo que enseñas..."

    Tantas cosas para decir y apuntar que me dejaste sin palabras...

    Estarè, yo, alguna vez dentro de èse homenaje? o... mo serà para mi?
    Me queda poco tiempo para decidir... :S

    Gracias Osooo!! Divinoooo, como siempree! tkm!

    ResponderEliminar
  15. Excelente, Oso!
    Esos son maestros,che.Ejemplos.
    Un abrazo
    Felipe
    PD: Neto está obsesionado con el café¿vio?

    ResponderEliminar
  16. No sé, no sé...a mi la docencia siempre me resultó una de las profesiones más lindas. Quien enseña está sembrando, partiendo cocos, despertar la curiosidad y enseñar es básico como una de las cosas más importantes de la vida, ni más ni menos...o masomeno sentendió lo que quise decir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Oso, sin tenerle lástima por ser un cuervo del fondo le dejo este link, sus bienes, sus cuentas bancarias, syu carrera depende de que siga al pié de la letra lo que dice...
    Pase directamente a los comentarios...

    Tu futuro en juego

    ResponderEliminar
  18. REM:
    Coincido con tu apreciación. Los maestros que hemos tenido nos han marcado, para bien o para mal. He ahí la clave.

    SOLE:
    Alguna vez te tocará ese homenaje, o ya te toca. Te dediques o no la la docencia.

    FELIPE:
    El Neto es un maestro, pero no olvida...

    ABRU:
    Cómo no se va a entender...
    Es linda profesión. Mucho.

    RUMI:
    He cumplido, ahora cumple ud, seguimos con los cumplidos...

    Abrazos a todos!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Don Oso,

    Siempre tan puntilloso y claro. Y esperanzador. Le dejo un beso y gracias por pasar por allá.

    ResponderEliminar
  20. Oso GML, lo felicito por este poema tan especial!

    ResponderEliminar
  21. eso es vocación...

    muy bueno, oso, el tema y la poesía

    abrazo, colega

    ResponderEliminar
  22. Que más se puede esperar de usted señor profesor... un poema brillante!!! con un decir más allá de su armado, impecable.


    cariños

    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...