ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Llueven versos sublimes

Con los amigos que tenés, nunca vas a llegar a ningún lado, me dijo alguna vez alguien que quiso enseñarme cómo ser exitoso en la vida. No sé por qué recuerdo esto ahora que una persona tan entrañable como mi amiga Sil quiso regalarme -entre otras cosas- una recreación poética de un viejo escrito mío -Elogio de la lluvia-. Debe ser que a lo mejor tomé ese consejo inicial y haciendo caso leo poesía de la buena y acepto regalos como éste. En tiempos de sequía y en tiempos difíciles como los que vivimos, pocas cosas valen más que un poema, encima de una escritora brillante como Sil. ¡Gracias eternas, Sil!

I
Me gusta la lluvia y su retintinante son.
Suave por momentos y por otros, violento.
Acallando las voces que martillan cerebros.
Colándose en las grietas de mi caparazón.
II
Construído para guardarme como el caracol.
Y rendido y más blando si es que el agua lo roza.
Apacible caricia, insolente ... y sinuosa
por lugares, cobijos, y mojando el corazón .

III
Es hermoso bajo la lluvia caminar…
Mojarse lentamente con las primeras gotas,
que parecen lágrimas de cristal de roca,
tan claras como las letras que intento plasmar.

IV
Las primeras de ellas, salpicando destellos
en tu pelo suave, calmándole la sed,
adornando tu risa, espejando el cairel
de tus ojos sin prisa,  anegados y bellos .

V
Pero son arrastradas por las más presurosas,
y al caer, se derraman transformadas en paños
confusos, dibujados con pinceles extraños,
penetrando en tu abrigo, para nada respetuosas.

VI
Y te besan la  piel, y en tu cuerpo se entibian.
Y yo las imagino, con envidia callada .
Y las otras no se animan y se quedan en las ramas
de los árboles mudos, sin darte esa caricia.

VII
Y el niño que me habita me tienta sin reparos
a golpear en los troncos, en un travieso intento,
regresando a mi mente aquellos viejos tiempos,
tan sólo para mojar un poco más a mi hermano.

VIII
Las más llegan al suelo, y siguen su camino ,
veloces, ya se van, se deshacen, penetran ,
en un vaivén fugaz, se reúnen, se aquietan,
y van a lo más hondo, a cumplir su destino.

IX
Delirios o tristeza, la lluvia es siempre hermosa,
lo sería sin duda, aunque nadie la mirara ,
aunque nadie lo dijera, aunque nadie lo pensara,
cavilaciones como éstas, o quizás peores cosas.

X
La lluvia nos desnuda, nos muestra indefensos.
Y le teme el encumbrado, el que toma precauciones ,
el que sufre en el barro su miseria sin dones ,
pues refleja y amenaza su enlodado pensamiento.

XI
Vos sos yo y yo soy vos. Y en tal amalgama pura,
el mundo artificial ya teme demudarse.
Por eso amo tu rostro humedecido al mojarse
por el agua virginal que lo besa con ternura.


XII
Pero luego de ese instante, mueren con la caída.
Porque saben esas gotas que la máxima suerte
de tocarte merece la pena de muerte.
Una muerte fugaz, que no es muerte… que es vida…

XIII
Entonces, decididas, te recorren y besan.
Incluso las que quedan presas en mis manos,
reclamando en tu mejilla ese roce soberano,
caudalosas, sutiles, ladronas, y traviesas.

XIV
Y el brillo de tus ojos que robaron sin permiso
lo ofrendan a la lluvia majestuosa de la tarde.
Y aquellas que quedaron en tus labios me arden
y sospecho que me llaman, y me ciega el hechizo.

XV
Y dudo entre besarte o mirarte, o ambas cosas…
cuando tus ojos hablan más que los silencios,
mientras el agua recorre sin temor los pensamientos
y nadie extraña que el sol no aparezca entre las rosas.


XVI
Presintiendo que no debe manchar con rayos rojos
lo que con magia sucede bajo ese manto de nubes, 
y decide, muy prudente, ver tras las rejas azules
la escena,  picaresco,  pero sin mostrar sonrojo.

XVII
De pronto la noche llega, sin estruendo y sin aviso.
Fue intuyendo todo el día que presentarse debía …
Para rodear tu cintura, muy firmemente embebida,
y que te sientas segura, porque mi abrazo lo quiso .

 XVIII
Y ya caigo fascinado, cuando espero estremecerte,
sorprendida, sin reparos, con mi amparo, por la luz
que en un flash de contramano, te ciega fuerte y azul, 
atónita entre destellos y truenos que quieren verte.

XIX
Y cuando no estás... Muchos grises se esconden en las miradas…
y esperan, no desesperan, porque aguardan tu regreso,
de abriles y de setiembres, de lluvias, de llantos presos,
que largas y horizontales, silenciosas te reclaman.

XX
Porque preludian tus pasos. Porque te anuncian calladas.
Entonces sólo sonrío viendo a través de tus ojos
el paisaje de tu rostro mojado por mis antojos
y por perlas salpicado como una pintura vaga.

XXI
Un cuadro de surrealismo, unos corren, se detienen,
se refugian como niños felices que chapotean
en los charcos,  o respiran ese aire fresco que llena
el alma y se sienten vivos, y sin tristeza, ya llueve…!!!

XXII
Aquí estoy, y allí estás. Entonces voy con porfía
y permito que me cubran sin recato ni cadenas,
las lágrimas que se mecen para aliviar esta pena
que son de la misma lluvia, besando  tu piel, que es mía.

[No me atreví a ponerle título, Sil... Sabés cuánto te lo agradezco, tanto, tanto como que pongas precio y paga a la apuesta...]

24 comentarios:

  1. Ud lo merece maestro! Y seguro aun no es suficiente.

    Un abrazo

    MAGAH

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. por fin, Oso, tu larga ausencia me tenía preocupado... ya ni por el barrio pasás... espero que estés bien

    leí tu texto antes del poema, y debo decirte que es hermoso: sentido, melnacólico, sensual y audaz... sin embargo creo que más que a la lluvia está dedicado a la mujer que moja... quisera ver un elogio al agua que cae sin que la belleza de una dama influya... (como respuesta a tu relato, podés leer "Lágrimas sublunares", de Henry Töpf)

    En cuanto al poma, es hermoso también: está muy bien lograda la transposición de un género al otro, mateniendo la esencia y sumando la rima (mis felicitaciones a la cheff)

    Saludos Oso, date una vuelta cuando puedas y upalalá!

    ResponderEliminar
  4. Magah: Gracias, alma descalza...

    Sil: Leru, leru (millones de gracias)

    Galán: Ya retornaré con tutti, estoy medio como loco y no me da por pasar y dejar comentarios casi sin leer. Uds merecen lectura atenta. y gracias, che...

    ResponderEliminar
  5. Hola Oso que bellos versos, te dejo un abrazito y mi deseo de que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. La verdad que el dia se presta para leer una hermosa poesia como está.... con versito y todo... un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  7. Osoooooo q lindooo!!! cuanto amas la lluviiaa!!! :D
    Gracias por regalarnos tan bellas palabras!!!!!!
    tkmmmmmmmmmmm!!
    ahhh... feliz dia!! hoy con lo de rosario.. no te lo pude decir en la escu... besitos cn amor!

    ResponderEliminar
  8. Estimado y entrañable amigo...

    Es un inmenso honor para mí, que hayas aceptado subir hoy la poesía que armé, usando las palabras de tu antiguo texto.

    La eternamente agradecida, soy yo.

    El precio y la paga de la apuesta, van a salirte caritos...en virtud de que, con la presente publicación, considero haberla ganado sin margen posible de discusión.
    ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo, es un hermoso poema que moja acaricia y acompaña, felicidades...

    cariños.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  10. precioso regalo el de estos versos cargados de relieves y senderos, lluvias de emociones, un doble abrazo para Sil y para vos Oso!

    ResponderEliminar
  11. Me uno a lo que dice Diego, doble abrazo y doble aplauso para Sil y don Oso.

    ResponderEliminar
  12. clap,clap,clap!!!!
    y de pié!
    A Sil , por su inmensa capacidad de escribir y transmitir...

    y a usted por generar, con su osada escritura, tamaña insipración!

    Abrazo y mis felicitaciones a ambos♥♥

    ResponderEliminar
  13. insipración= inspiración


    ahora si :P





    Besos♥

    ResponderEliminar
  14. Mi estimadísimo Oso:

    Te ruego, te imploro, te exijo, te ordeno, te recomiendo, te aconsejo, te intimo, te pido... por favor...

    que pases por mi barrio

    Gracias!

    PD: Después no digas que no te lo advertí

    ResponderEliminar
  15. Hermosa poesía, se le extraña Sr. Oso, espero esté todo bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Por fin salió de la cueva!

    Me alegro que le haya gustado! (iba leyendo sus comentarios en vivo)


    Ahora, una pregunta... no reconoció la plaza de la foto?

    Abrazo de gol!

    ResponderEliminar
  17. ESTRELLA: Muy bien por acá, gracias por pasar a saludar.

    LICHI: Gracias, engalana este blog la versera de la amiga Sil.

    SOLE: Gracias, pibita sensible. ¡Y camine a estudiar química!

    EST.SIL: Ganado hay en el campo mi querida, a ver si se pone las pilas y reconoce sus deudas con la sociedad.

    CYNTHIA: Gracias, muchacha. Bienvenidas tus reflexiones siempre por aquí.

    DIEGUITO: Se agradece con abrazos a la distancia...

    NETO: Es un pulpo ud con tantos abrazos y aplausos simultáneos...

    PASSION: Gracias, flor de mina!!

    GALÁN: Eran tantas las visitas debidas a su barrio que me quedé a actualizarme de los acontecimientos (que se precipitan como calzón de trotacalles). Encima tuve que saludar a tantos conocidos allí que no pude evitar empinar una cañita en el Albatros.

    SERGIO: No se me asuste, está todo bien. Si a así se le puede decir al estar tapado de laburo...

    GRACIAS MILES AMIGOS

    ResponderEliminar
  18. No, no vengo a desearte feliz día de la primavera, así de indiferente me pasan ciertos días de...
    Quedó espectacular, me gustó más que el original, sin ánimos de ofender, pero tampoco de hacer falsetes ¿mentiende? sí, claro que sí.
    Quizás un borrador y derechito a Sil como para hacer negocio.
    Mando besos vía comentarios, por correo postal llegan tarde y quedan con sabor agrio.

    ResponderEliminar
  19. Bella poesía y bello regalo. Ando medio dejada con la escritura, no sé qué me pasa. Ni siquiera le puedo echar la culpa a las ocupaciones porque siempre estuve ocupada. Será que me agarró la primavera demasiado sola, bastante grande, poco alegre...o será la dieta que me tiene con hambre, jee... Espero que andes bien. Un besote

    ResponderEliminar
  20. Me hicieron saltar lágrimas de los ojos queridos amigos!
    Los felicito a ambos , es de lo mas bello que he leído!

    Beso!
    =) HUMO

    ResponderEliminar
  21. ALERTA!

    La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

    Para MAS informacion pinche:

    http://expoauto.blogspot.com/

    Gracias

    ResponderEliminar
  22. Hermosa la poesía que te envió Sil...
    A ver cuando nos regalas algo tuyo próximamente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Maravillosa poesía , menos mal que tiene los amigos que tiene, es todo un privilegio .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...