ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 21 de junio de 2009

Conviene acallar a Belgrano

para Máximo, Marito y mi viejo, es su día...
"El General Manuel Belgrano –inspirado– miró al cielo y ráfagas de nubes entre el azulceleste eterno le sugirieron los paños de una bandera que además remedaba un manto sagrado. El viento lo despeina cuando ensoñado iza el nuevo pabellón en Rosario. Es el 27 de febrero de 1812."Esta imagen que llevamos todos grabada en la memoria no se borrará jamás. Es tan fuerte que ha ocultado cuando no sustituido el legado del pensador más revolucionario de la Revolución de Mayo. ¿Por qué? Porque es necesario acallar a Belgrano. Para el poder que ha gobernado el destino de los argentinos, siempre ha sido necesario un Belgrano abogado pero callado, pobre pero callado, vocal de la Revolución pero callado, de voz finita pero callado, militar pero callado, creador de la Bandera pero callado... Así como tenemos grabada a fuego la creación de la Bandera no recordamos palabras de Belgrano o recordamos muy pocas.
¿Por qué? Porque es necesario acallar a Belgrano, exaltar sus virtudes humanas pero esconder sus palabras, sus enseñanzas, sus exigencias...
Escribiendo sobre medidas que favorecerían a los obreros dirá: “si bien eso descontentará a cinco o seis mil individuos, las ventajas habrán de recaer sobre ochenta mil o cien mil.”
“La suerte de los acaudalados, en un país serio, debe estar ligada a la suerte del último de los ciudadanos”. Por eso es necesario acallar a Belgrano, porque denuncia la explotación de los trabajadores...

Conviene acallar a Belgrano que doscientos años atrás denunciaba y hoy denuncia la corrupción y las trenzas de los monopolios. Las palabras siguientes no corresponden a un político de hoy, sino al abogado y economista Manuel Belgrano en 1800. “Están persuadidos (los corruptos y contrabandistas) que su poder es inmenso y aun les parece que no hay autoridad que los juzgue... nuestra desgracia quiere que vivan con nosotros y ser tan apreciados aquellos que tantos males nos traen”... que conozcan nuestros venideros que hubo hombres de bien en medio de la corrupción”
Los monopolios todo lo devoran, todo lo acaban hasta derribar las columnas del edificio político. La repartición de riquezas hace la riqueza real y verdadera de un país, elevándolo al mayor grado de felicidad, pero con el contrabando y el monopolio se reducirán las riquezas a unas cuantas manos que arrancan el jugo de la patria y la reducen a la miseria. Desengañémonos: jamás han podido existir los estados luego que la corrupción ha llegado a pisar las leyes.
Por eso es necesario acallar a Belgrano y mostrarlo estático en un busto o un retrato de prócer allí donde no moleste, porque denuncia la corrupción y la impunidad.

Donó su paga por el triunfo en la batalla de Tucumán para construir cuatro escuelas que todavía esperan. Belgrano creía que la educación pública era la herramienta esencial para formar a los ciudadanos. Conviene acallarlo no sea cosa que alguien reclame lo mismo. Escuchemos sus palabras:

Tres cosas son necesarias para acertar en la producción: querer, poder, saber. Y cómo corregir la ignorancia que conduce a grandes pérdidas. Estableciendo escuelas para formar a los ciudadanos. No vivamos en la persuasión de que jamás esto será otra cosa... ¿cómo se cambia? Con buenos principios, que se aprenden en escuelas. La especulación puede traer consecuencias funestas para el agricultor, el artista y el comerciante. Y, ¿cómo prevenirlos? La extensión de conocimientos, la ilustración general –la educación–, que todos se instruyan, que adquieran ideas.

Conviene acallar a Belgrano proponiendo la igualdad de oportunidades para las mujeres...
Hay fábricas y recursos para que trabaje el sexo femenino, el más expuesto a grandes estragos, para una reforma de las costumbres que se difundirá al resto de la sociedad.

Conviene acallar a Belgrano defendiendo la agricultura...
El comercio es el cambio de lo sobrante de lo necesario. En este país no hay sobrante sin agricultura.

Conviene acallar a Belgrano, economista para el pueblo...
Desterrar la miseria, el hambre y la desnudez. Misión de la unión de industria y comercio. Todos las naciones cultas se esmeran en que sus materias primas no salgan de sus estados a manufacturarse en el extranjero, sino conseguir darles nuevas formas y después vendérselas.

Conviene acallar a Belgrano que no aceptaba la sumisión a poderes extranjeros.
Es preciso que despertemos de la inacción, que sacudamos el yugo extranjero y que tengamos presente que a nuestra inercia debe éste su preponderancia.

Conviene acallar a Belgrano, exigiendo la honestidad de los funcionarios públicos...
Los primeros que debemos dar el ejemplo somos los que nos hallamos constituidos en este cuerpo de poder público que nos representa, cumpliendo bien y exactamente nuestras obligaciones.

Conviene acallar a Belgrano defendiendo el medio ambiente...
No debemos mirar al hombre estúpido que no reflexiona sobre sus operaciones propias sino que corre ciego por sobre las riquezas de la naturaleza, la oprime y la estruja para que ella por sí sola le enriquezca sin estudiarla ni ayudarla...

Manuel Belgrano reafirmó con su vida cada uno de sus escritos. Alguna vez los argentinos trascenderemos los cuadros y los bustos de las plazas, escucharemos a Belgrano y ése día tendrá el homenaje que merece. Mientras tanto conviene acallarlo mirando en la dirección opuesta de su mirada y encerrándolo en el marco de un cuadro que nunca quiso.

“Yo me contento con ser un buen hijo de la patria. No me interesa ser el padre de la patria”

Tal vez convenga finalizar con las palabras de San Martín: “Yo me decido por Belgrano: éste es el más metódico de los que conozco... lleno de integridad y talento natural... créame usted que es lo mejor que tenemos en la América del Sur”.


[Encontré este texto que preparé alguna vez para un acto basado en palabras de Belgrano. Me pareció oportuno compartirlo en estos días, ya que no se han difundido mucho sus pensamientos. Por algo será.].
[Publicado también en Villeraturas, 21/06/09]

26 comentarios:

  1. Gracias por compartirlo don Oso. Llega y mucho. Hoy en día, si viviera, sería acallado o tildado de algo, de alguna mentira. No quedan patriotas como Belgrano. Sin ir más lejos, si la bandera tendría que ser creada hoy, sería encargada a una multinacional, se pagaría un fangote de guita para el presupuesto, otro fangote para las pruebas de muestra, el triple cuando la misma estuviera hecha y luego, el gobierno nos la vendería a nosotros, además, claro, de crear un impuesto a la bandera, con el fin de solventar los gastos.

    Un abrazo don Oso. Un buen día para reflexionar sobre tu texto.

    ResponderEliminar
  2. Empiezo por el abrazo a ud Don Oso, por el día del padre y por que acercarnos este texto es muy valioso.
    Conocía a un Belgrano ciertamente acallado, es mas creo que nos enseñaron que era mudo, y como hijo de la patria, según sus palabras, parece que era uno de los buenos, no? ya que hijos somos todos, salvo que muchos unos verdaderos hijos de puta.

    MAGAH

    Disculo el improperio, vio? practiqué otros terminos para referirme a los malos hijos, y la contundencia a mi expresión solo se la da ese.

    ResponderEliminar
  3. Me pase por aqui, y tambien te dejo el comentario (Antes anduve por Villeraturas):
    Mientras iba leyendo tu texto iba asintiendo con la cabeza.
    Que buena refleccion... que triste que no haya mas BElgranos... que pena que sus palabras no se recuerden tanto.
    Por suerte vos estas, y nos haces eschuchar a Belgrano, y no te callas, y lo gritas.
    Saludos Oso! Excelente post (para estos dias es un hallazgo)

    ResponderEliminar
  4. en el medio de la campaña, a una semana de las elecciones mas vacias de contenidos desde el regreso de la democracia, este texto pone blanco sobre negro. lo mas triste es que los problemas siguen siendo los mismos...cuantos belgranos se necesitarian para cambiar las cosas?

    ResponderEliminar
  5. Me extendí en Villeraturas...!!!!

    (No quisiera ser tildada de reiterativa y atropellada al hablar...)

    Porfa hacete una escapadita cuando el tiempo lo permita , porque dejé el comment allá.
    Felicitaciones por este Post.
    BESOS.
    ----------------------------------

    ResponderEliminar
  6. excelente, mi querido oso

    gracias por quitarle el paño de la boca a Belgrano y el velo de nuestros ojos

    todas estas cosas me hacen mal, me deprimen, y hacen que me duela mi país y su gente

    igual, reconozco que no hago nada para cambiarlas, simplemente me acuesto a esperar que se me pase

    muy bueno, Néstor

    muy lindos tus poemas y el pizarrón de morena también, como verás, tardo pero cuando vuelvo me pongo al día

    abrazo!

    pd: sería muy lindo juntarnos en tu casa cono Vivi... podriamos dejarlo pendiente para cuando se retiren los fríos

    ResponderEliminar
  7. Pasaba a saludarte y felicitarte en el día del padre ahí en tu tierra...

    Un besoteeeee!!

    ResponderEliminar
  8. Desconocía la obra de Belgrano. Nunca había leído nada de él. Nadie me había hablado de su obra.

    Le juro que por acá haría falta un Belgrano hablando así hoy, mucha falta, mucha.

    Gracias por el descubrimiento y abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Bello discurso el suyo, sr. profe realmente tiene su don bien plasmado, en el arte de educar sin tapujos y diciendo y sobre todo demostrando los hechos y verdades.


    Besos.
    buena semana.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  10. Y así callamos a unos cuantos... :(

    ResponderEliminar
  11. Por H o B siempre te estoy agradeciendo algo, don Oso y Profe, gracias por esta entrada y por desasnarme de un montonazo se cosas siempre, nunca pense que un oso me podria enseñar tanto a travez de un blog en todo este corto tiempo de amistad virtual.
    Por eso y por su visita siempre, gracias don OSO!!

    Tere.

    ResponderEliminar
  12. Vaya homenaje Señor oso, usted sí que pisa fuerte. Le diré que si hubiese tenido el honor de presenciar ese acto, usted hubiese escuchado mis aplausos de pie.
    Manuel Belgrano ya no está para dar su alegato, pero existen personas que valen la pena, dignas de llamarse argentinos, que nos revelan una verdad oculta, que nos enseñan con testimonios, que nos conmueven con sus palabras. Y hoy he escuchado a una de ellas, he leído, es cierto, pero es casi lo mismo, porque es el mismo el rigor, y misma la fuerza.
    Me ha sorprendido, es usted un hombre de múltiples facetas, si a la escritura nos referimos: gran poeta, gran cuentista, excelente crítico, y por lo que deja entrever, en medio de tanto, una gran persona.
    Lo voy a guardar, si me lo permite, porque esto es más que bueno, y es para difundir, no sólo para tener en cuenta en un día anecdótico.
    Mis felicitaciones, y nuevamente: aplausos de pie. Y por supuesto, gracias!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Mi querido profesor, que honor leerlo!!!

    =) HUMO

    ▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
    ▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
    ▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
    ▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
    ▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
    ▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
    █▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
    █▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
    ▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
    ▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
    ▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
    ▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
    ▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
    Pasa este osito a las personas que quieres muchísimo y no quieres que cambien nunca. (espero recibir el osito).
    Si recibes entre 2-4 ositos te quieren
    Si recibes entre 4-8 ositos te quieren mucho
    Si recibes entre 8-10 ositos te quieren muchísimo
    Espero que yo sea uno de ellos!!

    ResponderEliminar
  14. Don Oso:

    ¡Qué buen Discurso!!!
    Yo también hubiera sido de las que aplaudía de pie.

    Por este tipo de silencios es que estamos como estamos.
    Un verdadero desperdicio. Una herida que lastima multiplicada por cada uno de los argentinos que muere de hambre, frío y dolor.

    Besotes

    P.D.: Es un placer aprender de esta manera...

    ResponderEliminar
  15. Lo decis bien Oso.... por algo será? y lo sabemos todos, y ellos lo saben, pero conviene hacerse los olvidadisos... muy lindo amigo!!

    ResponderEliminar
  16. Seamos bendecidos por los blogs, informarnos debidamente de puño y letra del Oso...un lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Neto: Tenés toda la razón. Y lo peor, creo, es que si Belgrano se postulara no lo votaríamos.

    Magah: Gracias y es cierto, según la historia oficial, era mudo. No te preocupes por el improperio, acá me hago el educadito...

    Carla: Todo suma, aunque estemos acostumbrados a restar...

    Gisela: ¿Habrá alguno de estos escuchado a Belgrano?

    Sil: Gracias por el leonino comentario. No han cambiado tanto las cosas, es cierto.

    Galán: Es que la anestesia que recibimos es total. Nos cuesta hasta pensar (o escribir estas cosas).
    Como prefieran, ¿estás invernando?

    Sensaciones: Gracias por tu saludo y por estar siempre.

    Manolo: Claro. Creería que en su época no había buenos y malos como en los cuentos, sino de todo como ahora, tal vez menos complejo todo, ¿no?

    Cynthia: Es que para decir lo convencional ya tuvimos anteojitos y billikenes y libros escolares...
    Y gracias por estar siempre.

    Naty: Use como plazca, me alegra si sirve para algo esto.

    Humo: gracias por la lectura y por el oso. De corazón sugiero que lo consideres recibido, ya que se dificultaría esparcir mis reliquias...

    Annie: Una lágrima multiplicada... Tal vez entre todos lavemos la cosa.

    Lisandro: Palabras justas las tuyas. Gracias.

    Abrujandra: La vez que se me escapa una idea... me siento agradecido.

    Gente linda, gracias por leer. Sobre todo por leer a Belgrano, que suena a escuela de cartón... Por algo le habrán prohibido la bandera. Por algo murió en la extrema pobreza...

    ResponderEliminar
  18. hola oso:
    todo lo que escribes de belgrano. tendría que hacerse presente, más que nunca en la politica. dicen que la humildad es de los grandes. necesitamos ejemplos. recuperemos a belgrano en la historia. realcemos su humanidad y su patriotismo.
    y sobre todo no perdamos la memoria. y nuestro pueblo dejará de sangrar.
    besos

    ResponderEliminar
  19. Me parece que ya tiene un vocero de prensa Belgranooooo!
    SI USTET!
    Hay que hacer campaña para que las palabras del patriota sean"escuchadas"a través de su blog don Oso!
    y qué honor poder leerlo y que usted lo comparta con nosotros :)
    Realmente lo quiero abrazar♥♥

    ResponderEliminar
  20. muy buen texto.. mucho que pensar.. al final el gran belgrano fue tan callado que lo poco que sabemos de él puede deberse a lo que nos han querido enseñar, sólamente; sin que esto quiera decir que lo enseñado sea totalmente cierto.
    con la trayectoria que lleva este país y el mundo nunca se sabe..

    abrazos!

    ResponderEliminar
  21. Amigo, volví y encontré al gran luchador que siempre conocí, quien mejor que vos puede darle voz a Belgrano.
    Gracias por tus gritos.

    ResponderEliminar
  22. Feliz cumple!!! jaja.. te saludé por todos lados oso!!! jaja
    Me faltó un mensajito al celu, pero no tengo credito.. je!!
    Besito!! tkmmmmmmm

    ResponderEliminar
  23. Norma: Bienvenida. Y bienvenidas son tus palabras, ya que necesitamos cambiar en el sentido de los grandes. Y Belgrano fue uno de ellos.

    Passion: Está bueno eso de vocero de prensa. El tema es que a lo mejor el mismo Manuel me saca a patadas...

    Meli: Parece que Belgrano no era tan callado, pero lo desplazaron del lugar de pensador de la Revolución. Cada vez lo mandaban a misiones militares más lejos...

    Lascivia: En medio de todo lo que uno corre hay que hacerse un espacio para los grandes temas, esos que dejamos de lado por la pelea diaria. Lamento que a veces yo mismo siento que me cuesta leer estas cosas, tal vez porque presentan una exigencia fuerte.

    Sole: Gracias, pibita, sos un sol...

    A las cinco les agradezco de corazón que hayan pasado por aquí para dejar sus impresiones.

    ResponderEliminar
  24. Oso, que gran idea pasear entre las palabras de Belgrano. Acertadas, directas...lástima que en todo lugar cuando surge alguien así se le sube a un pedestal, se le convierte en estatua de bronce y se le da la espalda a las líneas de acción que guiaron su vida...Hay que recordarlas para que las generaciones siguientes no las olviden y recuperen como bandera. Y los malos representantes que no las tienen en cuenta se enfrenten al juicio de la historia.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  25. Oso, una gran idea pasear entre las palabras de Belgrano. Muchos injustamente cuando se encuentran con estos grandes pensadores prefieren elevarlos a un pedestal o convertirlos en bella estatua de bronce, para luego darles la espalda a sus principios. Bien está el recuerdo para que las generaciones siguientes las conozcan y para que los políticos que no las siguen se vean enfrentados al juicio de la historia. Y gracias por compartirlas: a los que no las hemos leído nos sirven ya que en este mundo globalizado las circunstancias nos unen.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...