ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 4 de enero de 2009

San Lorenzo


Espero comprendan este capricho personal, pero hoy el San Lorenzo de mis amores cumple 100 años. Fue el día del 1908 en que el cura Lorenzo Massa accedió a que su nombre figurara en el del club que fundó -Almagro no podía faltar en el nombre por una condición de Federico Monti, el líder de la barra de pibes-. Por el cura, el apodo de cuervos. Un club chico entre los grandes y grande entre los chicos.
Mi amor por el Ciclón tiene fecha: 22 de diciembre de 1971. Por ser hincha del bendito San Lorenzo, tiene que coincidir con una desgracia. Final del Nacional 71. Central 2 - San Lorenzo 1. Perdimos, pero gané. Ese día me enamoré perdidamente del Ciclón y no me defraudó: bicampeón en el 72, campeón nacional en el 74.
Después vino la caída, el descenso, la gloriosa campaña en la B -que sólo para el Ciclón resultó así de gloriosa- llenando todas las canchas, la deshonra de la pérdida del estadio.
La vuelta a primera, mis primeras incursiones a las canchas rosarinas cuando venía. El 6 a 0 a Ñuls que fuimos a ver con el Vermis -según Víctor Hugo, la expresión más perfecta de fútbol que vio en su vida-. Las semifinales de América perdidas con el mismo Ñuls... El canto de la hinchada en derrota que nadie olvidará, con el ritmo de Todavía cantamos: Aquí está la gloriosa hinchada de San Lorenzo, la que no tiene cancha, la que se bancó el descenso y a pesar de los años, los momentos vividos, siempre sigo a tu lado San Lorenzo querido... Los 21 años sin cosecha, la nunca acariciada Libertadores.
Los nudos atragantados siempre, eso es San Lorenzo. El desahogo que nunca llega. Algún que otro festejo y el romanticismo de la hinchada más creativa... La vuelta olímpica del 95 en Central el día de mi cumpleaños. El campeonato del 2001 con Pellegrini y los 11 troncos. El del año pasado, con Ramón a quien no quería demasiado, pero trepó un par de escalones.
Tanta es la mufa del Ciclón que identifican a los hinchas con un tarado mercenario que grita en la tele. No voy a hacer la lista de grandes hinchas, me basta con que se me caigan las lágrimas mientras escribo esto.
(Importado de El Hueco del Vermis, 01/04/08)

1 comentario:

  1. Grande Cuervo!!!! somos almas gemelas yo en Rosario y vos en Villa. Hay está la Pacha Lonati, abogada hermana de un amigo, aquí yo soy hermano del mejor periodista de turf de la argentina. Saludos Marcelo

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...