ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

jueves, 15 de febrero de 2018

Tres suspiros

Cierto día el rey de Mondongolia recibió en su corte al sabio Sofío, que iba de comarca en comarca conversando con la gente, haciéndoles preguntas y dando respuestas de lo más asombrosas a las cuestiones que se le planteaban.
Una vez cumplidos los protocolos, el rey le espetó sin mediar introducción:
- Dicen que eres un hombre muy sabio. ¿Qué dices tú a esto?
- Que eso demuestra la gran ignorancia de la gente -afirmó el sabio. Los cortesanos, que estaban atentos a las palabras, murmuraron por lo bajo.
- Vaya respuesta -dijo el rey rascándose la barbilla y lanzando un suspiro- tiene su lógica. Y continuó: - Tengo algunas dudas que quizás me ayudes a esclarecer.
El sabio se quedó en silencio.
- Por medio de tus conversaciones con gente de mi pueblo has debido formarte opinión sobre si soy un rey querido u odiado.
- Así es -respondió el sabio.
- ¿Y a qué conclusión arribaste sobre esto? - preguntó por fin el rey.
Sofío meditó la respuesta un segundo sin apartar la mirada de los ojos del rey.
- Que es un pueblo un poco extraño. Te aman cuando los castigas y te odian cuando los beneficias.
- ¡Oye, que no somos argentinos aquí en Mondongolia! -exclamó ruidosamente el rey en medio de una carcajada. Los cortesanos rieron nerviosamente.
- ¿Sabes? -continuó el rey mientras se apagaban las últimas risotadas de los cortesanos-. Nuestros augures dicen que moriré cuando suspire tres veces en la misma conversación -dijo el rey en medio de un suspiro cuando una sombra de preocupación veló su rostro.
Sin aportar una respuesta, el sabio Sofío devolvió al rey esta pregunta:
- ¿Y tú que crees, gran rey?
- Que debes irte de inmediato, ya he suspirado dos veces y, el cielo no lo permita, podría ser que... -replicó nervioso el rey.
- ¿Acaso el poderoso rey de Mondongolia cree que la palabra de unos reventados augures conlleva un irremediable conjuro? ¿O que tres simples suspiros pueden matar a un rey? -exclamó el sabio levantando la voz para que todos pudieran oír. Los cortesanos destilaban nerviosismo, unos reían histéricos otros maldecían al sabio y algunos continuaban murmurando.
- ¡Vete de aquí inmediatamente! -exigió el rey poniéndose de pie y señalando la puerta.
- Lo haré, majestad, aunque le sugiero que rumie su condición de atemorizado por simples palabras de humanos -afirmó el sabio dando media vuelta hacia la lujosa puerta.
Al ver que Sofío se retiraba, el rey pareció relajarse y se dejó caer en el trono lanzando un ruidoso y profundo suspiro. La corte, que estaba revolucionada, se sumió en un silencio helado. Algunos codeaban a los vecinos y revoleaban los ojos para los costados.
El rey quedó petrificado un instante con los ojos abiertos de par en par. Al cabo de unos interminables segundos pestañeó y con un profundo suspiro ordenó a sus guardias:
- Permitan al sabio Sofío recorrer todo el reino conversando con mis súbditos si así lo quiere. Que no le falten buena comida ni buen techo ni buenas fiestas -y volvió a suspirar, esta vez con una amplia sonrisa.

Los cortesanos, un poco desilusionados, volvieron a sus adulaciones y zalamerías, sin mencionar la cuestión. Como sucede siempre con los viven la vida como espectadores de la de los demás.


Más (y mucho más interesantes) Historias de suspiros en Matices


35 comentarios:

  1. Un bonito y aleccionador cuento.
    Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mondogolia, que hallazgo. Sólo por ese nombre, es deseable que haya más historias sobre ese reino.
    Que lo consideren sabio, demuestra ignorancia de la gente. Que gran respuesta.

    Y me gusta que haya sido refutado lo de los tres suspiros.

    Que buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mondongolia lo usé varias veces, pero nunca como lugar en donde pasa una historia. Me causa gracia, así que forma parte de mi vocabulario en la vida cotidiana.
      Buenísimo si te gustó. Abrazo

      Eliminar
  3. Tres suspiros decisivos para el sabio que así ganó la libertat y el sustento.
    Un saludo muy cordial,ammmigo OSO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montse. No se me ocurría demasiado así que redondeé esta historia sencilla pero curiosa (creo).
      Besos

      Eliminar
  4. Muy bueno tu cuento y el giro que tiene la historia...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, salió decente el cuento.
      Abrazo

      Eliminar
  5. A veces nos dejamos llevar por leyendas , por historias que nos cuentan y nos alejamos tanto de la realidad que terminamos creyendo pavadas que seguramente alguien invento.
    Muy bueno Oso.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Impresionante y profundo relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hago mío el ajustado comentario de Demiurgo! Jeje se me adelantó en todo 😁 un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me gusto mucho tu cuento , la forma de contarlo y como termino , siempre se sacan buenas moralejas de los cuentos y esta no estuvo nada mal .
    Muchas gracias por deleitarnos con ellas .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era la idea una moraleja, pero salió así, bue...
      Besos

      Eliminar
  9. Bonita historia, con moraleja. icluida. Un rey que quizàs le import aba mucho como sería recorfdado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los reyes suelen ser narcisistas por su presunta condición.
      Gracias, beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola! ¡Qué buen relato! Mira que perderse conversaciones interesantes por no suspirar tres veces ¡de lo que se pierde el rey! Me encantó.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja así es, lo que uno se pierde por cuidarse de suspirar.
      Besos

      Eliminar
  11. El sabio fue muy muy sabio... así vencen los que no creen en las supersticiones ni en lo banal.
    Me encantan las moralejas :)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy muy amante d elas moralejas, pero salió así y bueno se acepta.
      Besos

      Eliminar
  12. Muy bueno Oso. Te juro que creí que terminaría diferente, me gusta el que todo pareciera conducir hacia algo... y al final no, te quedás con las ganas.
    Los mondongoles se burlan de nosotros, ¡mamita! cómo estaremos.

    Abrazo de a remontar porque sino a cantarle a Gardel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no sabía cómo terminarlo si así o feneciendo al reinaldo, pero así me dio más gracias.
      Abrazo de por ahora no le cantamos al gran Mudo!

      Eliminar
  13. Que lindo cuento con moraleja al final y el sabio hizo lo que mejor sabia hacer, actuar con sabiduria. Muy bueno, besos.

    ResponderEliminar
  14. ohhhhhh vaya sesión en el diván "el poder de suspirar" o dicho de otra forma, "no tema amigo.. dele rienda suelta a su subconsciente, déjelo salir...y se sentirá libre"
    Mi aplauso envuelto en un agradecido suspiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno lo de sesión de diván, fue eso lo que le sucedió al rey.
      Abrazo

      Eliminar
  15. Está el próximo jueves de relatos

    http://tabladomarionetas.blogspot.com.ar/2018/02/este-jueves-relato-convocatoria.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Buen cuento y buena moraleja, la superchería nunca fue buena compañera.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Si es que con ese nombre de país ya podría caber todo y eso que en al realidad es un lugar maravilloso :-) Pero sí, de lo que te digan cree la mitad y del resto duda... o algo así era.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. O sea la consigna es no dejarse llevar por supercherías, un sabio don Safio, bien merecida su recompensa.
    Me encantó la comparación con los argentinos, mejor imposible.
    Abrazobeso amigo mío y genial como siempre lo suyo.

    REM

    ResponderEliminar
  19. POr si te interesa, este es el proximo jueves de relatos.

    https://molidelcanyer.blogspot.com.ar/2018/03/convocatoria-juevera-para-el-jueves-8.html#comment-form


    Saludos

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...