ETERNO RETORNO

Estas historias son como lanitas sueltas que la nona va ovillando en un bollito y una vez que adquiere volumen, las va desovillando para hacer algo con todas como si fueran una sola cosa. Así son estas narraciones, dichos, frases sueltas, conjeturas patinadas por una memoria tenue que -a veces- toman forma en la mano de quien las intenta reunir.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Los casos de Leo. Caso VIII Escena 4 Concierto

Hay tres escenas anteriores,
¿qué hacés leyendo esto
si no las leíste, eh? 
Viernes en la oficina de investigaciones. Leo había entrevistado a algunas personas que podían tener relación con la muerte de Aquiles Canto. Si bien obtuvo revelaciones interesantes, las conclusiones no podían ser más deprimentes. Eran varios los potenciales interesados en que el desafortunado pusiera fin a una carrera que se avizoraba promisoria, pero en ningún caso consiguió evidencias consistentes.

- Leo, tengo alguna información que recolecté estos días en Popó Stars.
- Buenísimo, Inés, todo lo que podamos agregar a lo que sabemos nos ayudará. Si no resolvemos esto antes del reality de mañana por la noche el principal nos cuelga del palo mayor.
- Empecemos por arriba: desde hace algún tiempo hay ciertas tensiones entre Soné Music y TVgetamos, el reality no debió hacerse, pero negocios son negocios y contratos son contratos. Soné Music quería imponer a una de las chicas como ganadora y para TVgetamos debía ser sí o sí Aquiles Canto.
- Un extraño empecinamiento...
- No tanto, a mí me encanta... me encantaba...
- Claro, las hormonas adoles...
- ¡No soy una adolescente!
- No, no, claro.
- ¡Y las hormonas las tengo bien puestas!
- No cabe duda.
- Otros ya se sienten decadentes y no las sueltan...
- Ehhh, cof, cof, sigamos con la info, plis...
- Bien. Hay un dato interesante, pero aparentemente sin efecto sobre lo sucedido. En la década del setenta hubo un concurso de cantantes...
- ...y Ceci Loli resultó finalista.
- Claramente superaba al resto de los competidores y la gente la aclamaba, pero como no había forma de participar del público...
- ...era un jurado el que decidía aunque participaba activamente el conductor.
- El presidente del jurado era Johnny Ladro, abuelo de nuestro infortunado Aquiles, quien en connivencia con Facho Fontana despojaron a Ceci Loli Quidaron de un justo premio.
- TVgetamos, en compensación la ubicó como productora menor y fue haciendo cierta carrera y negocios con la empresa.
- Uy, ¿cómo sabés todo eso, Leo?
- Elemental, mi querida Inés. 
- ¡Sos un genio! ¿Cómo lo deduciste?
- Dedujiste.
- Yo no deducí nada...
- Deduje.
- Ya lo sé. ¡Sos un genio! ¿Cómo lo ded..?
- Basta, no te ignaciés, por favor.

Al rato...
- Mi Principal, necesito una orden judicial para reunir a todos los posibles implicados en esta muerte en el caso de que no fuera natural.
- Imposible.
- ¿Cómo imposible?
- Imposible una orden judicial, deberemos hacerlo informalmente.
- Pero... la validez de los testimonios... el fiscal...
- Nada de eso, tomaremos un atajo. Tengo cierta relación de... ejem... amistad... con Ceci Loli Quidaron y tal vez logre hacer la reunión que me pide.
- Pero... ¿si hay un culpable?
- Llegará el castigo en su momento. Por ahora resuélvame el caso antes de mañana por la noche. Después, vemos...

Sábado por la tarde en el teatro donde Popó Stars realiza sus funciones de gala, a la sazón regenteado por Ceci Loli Quidaron. Se encuentra reunido el trío de investigadores con los participantes del reality, la misma Ceci, Mariano Claudica, algunos productores y representantes de Soné Music, TVgetamos y Popó Stars. Leo toma la palabra...
- Los reunimos aquí por una cuestión muy importante.
- Lo sé. Me boicotea para que yo no pueda preparar mi voz y ganar el Popó Stars.
- Ágata, le sugiero que no me interrumpa así no lastima sus cuerdas vocales... Tenemos fundadas sospechas de que la muerte de Aquiles Canto fue provocada y no se debió a un infarto casual.
- (voces varias) ¡Ohhh! ¡Alamiércole! ¡Lofletaron! ¡Alamierdalellamanbosta! ¡Misuperdotado! ¡Lohicierongarcar! ¡Tabienselomerece!
- La autopsia llevará un tiempo, sobre todo si se tratara de tóxicos sutiles.
- ¿Y usted cree que yo, amigo del alma de Aquiles, pude haberlo matado? ¡Está rematadamente loco!
- ¿Por qué no, estimado Marco? ¿Acaso usted no fue quien siempre reconoció la superioridad de Aquiles como estrella musical? Por empezar, todos los competidores del reality podrían ser sospechados al menos como interesados en la desaparición de Canto.
- Nos mete a todos en la misma bolsa.
- No soy tan rústico. Algunos de ustedes parecen más sospechosos que otros.
- Nbara mí, na máz zozpechoza es Ágata.
- Calla, gil de tela, no me refiero a sus generosos pectorales. Por ejemplo, hablemos de Flor Deggiro.
- Zí, y npidámozle el deléfono...
- ¿Yo, chico? ¿y cómo pude haber matado al muchacho?
- Depende de si utilizó o no la batracotoxina que guarda en su equipaje.
- ¿La... batrac..?
- No sería imposible. Usted usa esas largas boquillas para sus fumatas y...
- No tiene pruebas.
- No, solo cierta experiencia en cerbatanas disimuladas. En el escenario encontramos un tubito que...
- Jajaj, ahorita cree que me ha breteado, va pues tengo una receta médica para su uso.
- Seguramente hecha en su país... Llevaría tiempo revisar eso. Pero prosigamos con Ailén.
- ¡Sob, snif, yo..!
- Usted tendría sus motivos, Aquiles la engañó prometiéndole amor eterno.
- Snif... ¿cómo sabe que me engañó?
- Es de manual. Y de su transcurrir de programa chimentero en programa chimentero.
- ¡Pero yo lo perdoné! Los superdotados merecen un trato diferente...
- Y vaya que usted pudo dárselo. 
- ¿Do era él, el e ne daba?
- Shhh, loro cascoteado. En cuanto a Aniceto Carr, sabemos de su odio a Canto. ambos desacompasaban mal individualmente y peor a dúo. Cuando hizo el solo de guitarra y Aquiles parecía convulsionar a su lado, pudo haber un shock eléctrico que en su pretendida profesionalidad Canto supo disimular mientras el cuerpo aguantó...
- Supone que yo pude...
- Supongo que no puede quedar exculpado así de una. Pasemos a Beto Ven.
- Beto es el más sano e inocente de todos, vive de y para la música.
- Casualmente vive de otra cosa, querida Ceci Loli. Cuando desaparece no está encerrado componiendo, sino que se embarca a costas asiáticas. Pesca peces globo -fugu- para preparar sashimi y chirinabe. Oh, sorpresa, el pez globo almacena cantidades ingentes de tetrodotoxina, mortal al instante en pequeñas dosis. Y Beto, para hacerse un ingreso extra, comercia ese tóxico.
- ¡Maldito! Me arruina el negocio difundiendo esto. Es cierto, comercio tetrodotoxina, pero no maté a Aquiles. Ese tipo no me iba ni me venía. Por mí que reviente, o mejor dicho, bien reventado...
- Meto... Meto...
- Me llamo Beto. ¿Qué quiere, agente de Santa María?
- Ne ompro una doziz ne nterrtoxiniminina.
- Tetradotoxina, dirá.
- Ezo.
- ¿Y para qué la quiere?
- Udo nunca zabe uándo ma a dener una zuegra...
- ¡Demonios, esto se va al carajo! Resumiendo. Ceci Loli Quidaron...
- Soy solo una víctima de este gran lío.
- No se haga la inocente. Bien pudo usted, por despecho, vengarse del nieto de quien arruinó su promisoria carrera.
- Pero no lo hice. Soy una mujer de edad, con cierta posición consolidada. ¿Para qué meterme en otros problemas que no sean los negocios?
- Todo sabemos de lo que es capaz una mujer traicionada.
- Y sí... Yo lo hubiera asesinado. Lástima no haberme animado. Como que me llamo Ágata.
- Pero le sirvió un té a Canto antes del show...
- Sí, lo odiaba, pero éramos buenos compañeros.
- ...que bien pudo contener ricina.
- ¡Váyase a cagar, Damier!
- Bien. Móviles sobran.
- ¿Ezdán ezdazionadoz en la npuerta?
- ¡Móviles del crimen, Ignacio! Ni hablar de las empresas, tanto a Tvgetamos como a PopóStars o Soné Music le conviene la muerte de su nueva estrella. El rating se va a picos astronómicos, venden revistas, publicidades, etcéteras por millones y millones.
- Jajajaj, es usted más tonto de lo que uno puede imaginar, Damier. Canto murió de un infarto, nadie cobra seguro, nadie puede probar nada. Todo es clinc, clinc, clinc de caja registradora para las empresas y todos nosotros.
- Lo sé, Claudica. También tengo por seguro que esta reunión sirve más para mirarnos todos cara a cara y que se sepan vigilados que para que un asesino confiese.
- Entonces, se retira inmediatamente, ¡shoumastgouon! ¡¡Daaaleeee!!

El sábado con un record de teleaudiencia se celebró la segunda finalísima de Popó Stars. Contrariamente a lo que se preveía, Iván Fueraerritmo resultó ganador mediante una apretada votacion. Luego, en la oficina de investigaciones.
- Mi principal, acaban de informar que hubo una serie de destrozos en el laboratorio de Anita Zinc.
- Esa mujer siempre tan distraída, no maneja sus curvas contundentes. Un culazo aquí, un tetazo allá, hace desastres.
- Demasiados destrozos y pérdidas de material. Hay una lista de cosas perdidas: indicadores de pH, goteros, cápsulas de botox, solventes, óxido nitroso, cianuros, soluciones buffer...
- ¡Basta! Es todo irrelevante. No nos carguemos con los desastres de una mujer atolondrada. 
- Quizás alguien no quería que se notase que robaron algo hace unas semanas. Cambiando de tema... Espero que los resultados de la autopsia lleguen pronto, señor.
- Lástima no haber tenido resultados certeros antes del show, Damier. Esperaba más de usted.
- Señor, no teníamos demasiados elementos.
- Una cosa es no tener elementos y otra no poder hacer una lista de sospechosos. ¡Todos sospechosos y todos inocentes a la vez!
- ¿Leyó alguna vez Crimen en el Expreso de Oriente, mi principal?
- ¿Sugiere usted que todos mataron a Canto?
- No, sugiero que podemos manejar diferentes hipótesis y estar seguros de que sin conocer la correcta a Canto lo asesinaron.
- Bien. No se habla más. Siga usted con sus otros trabajos.
- ¿Está... seguro... de no seguir, ejem, con esto?
- Ya está... Aquiles Canto murió de un infarto natural.
- Pero... hay que ver la autopsia y...
- No habrá autopsia. Así lo dictaminó un acuerdo entre las empresas y el fiscal. Nosotros no intervenimos.
- Es injusto, hay que verificar...
- Váyase, perdemos el tiempo. Hay otros casos que atender.
- Comprendo.
- ¡Váyase de una vez!
- Bien. Ah, una preguntita...
- Sea breve.
- ...o dos.
- Sea más breve aún.
- ¿Cómo va su relación con Ágata?
- ¿Ág..? Glup... Emmm, solo un pasatiempo.
- La segunda. ¿Desde que sale con ella se le dio por fumar con boquilla y sentarse en primera fila de un show?

Epílogo
- Jefe, ¿e ana haziendo on ezoz mbolzoz?
- Me dieron unas vacaciones forzadas, querido Ignacio.
- ¿Ze ma para el Ncaribe?
- Son sin sueldo.
- Jajajaj, mueno, en zu cazo ez máz o menoz lo mizmo. Ne pagan doz mangoz...
- Me hacés reír sin ganas. Venga ese abrazo, amigo...
- Jefe, que noz eztán miendo todoz, ya npareze Kevin uzted.
- Dale mis saludos a Inés, después le escribo.
- ¡Leo! ¡Leo!
- Uy, Inés, no quería que me vieras así, vencido, hecho pelota por esto.
- Si estás igual que siempre.
- Gracias, no sé si debe reconfortarme lo que decís o sacar turno al suicidólogo. Nos vemos algún día.
- ¡Qué algún día ni algún día! ¡El sábado que viene es la presentación del nuevo Popó Stars, Iván! Y las chicas forman una banda nueva, se llaman No las soportan. ¡Me tenés que llevar!
- Jajaj zonazte, Inéz, si on zueldo era mizerable... ¡ahora te ma a tocar pagar a moz!

FIN


8 comentarios:

  1. Interesante giro argumental, estilo policial negro. Aunque frustrante para Leo. Y en cierta forma, estaba previsto, el Principal no iba a permitir que condenaran a su novia famosa. Aunque yo sospechaba de Claudica.
    Tal vez no quede así. Estaría bien que el Principal la pague en algún momento, ya se había querido propasar con Ines Perta. Y Anita Zinc es vengativa, el destrozo de su laboratorio y ser acusada de torpe no la pondrán de buen humor. No estaría mal que reaparezca, como ha reaparecido Regina Clámor.

    Por lo pronto, Leo acompañará a Inés Perta al recital de No las soportan. Tal vez tenga alguna oportunidad.
    ¿Me envían una o dos entradas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se están imprimiendo, jajajaj!!
      El Principal ya se torna definitivamente antipático, parece muy interesado en que el caso se cierre.
      Anita Zinc dio una pequeña muestra de sus otros talentos, al menos al Principal le fue útil.
      Abrazo

      Eliminar
  2. No hay autopsia y el caso queda sin resolverse...sin autor, bueno el autor sos vos... ¿no serás el asesino? Esto se parece a algunos casos actuales de bolsones y dragones, nadie sabe, ninguno es.
    Yo creo que se pusieron todos de acuerdo para liquidarlo al pibe, no hay un asesino, hay un equipo asesinando y creo que va a seguir sino lo agarran a tiempo.

    Sigo admirando tu inventiva para los nombres de los personajes.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie sabe, ninguno es... no estamos lejos.
      Parece que si hubo asesino era alguien muy poderoso o respaldado por un tal.
      Gracias, me hacen renegar bastante los nombres, jajaja
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Qué grande Oso! Le pudiste dar un excelente final. Aunque también dejó algunos cabos sueltos... tendré que leer "Crimen en el Expreso de Oriente" ¿O mejor veo la película?
    No vivo en un termo, ¡pero nunca la vi!
    Me encantó lo de "no te ignaciés". Y me gusta las reflexiones a las que llevó... los comentarios le están aportando detalles a tu historia.
    Ah, Muy bien rebautizando al grupo No las Soportan jajaja cobra nuevo sentido

    Abrazo de triunfo en Paraná!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cerré, aunque no sé si fui claro con las sugerencias que dejo. Lo hice tan velado que parece un muerto jajajaj
      Las minitas forman su grupete, veremos si salta eso para algún lado.
      Abrazo de empate mezquino!

      Eliminar
  4. Que lo tiró con este final! Otro crimen sin resolverse, y el pobre Damier suspendido.
    El Principal tendrá que cuidarse porque como dicen " más vale solo que mal acompañau" Dixit el Mendieta jaja.

    Muy buena historia como siempre mi estimado Oso, solo que esta vez me sorprendió el The end.

    Le dejo un abrazobeso y le cuento que me he divertido mucho leyéndolo. Gracias por el humor, cuanto falta nos hace reir!

    REM


    Uy, Inés, no quería que me vieras así, vencido, hecho pelota por esto.
    - Si estás igual que siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Rem! Los casos a veces terminan mal, o por lo menos no como yo esperaba!
      Por lo general, espero sobre todo que alguien saque una sonrisa un poco sorpresivamente.
      Besos!

      Eliminar

Dale sin piedad...