miércoles, 21 de enero de 2015

Cuento estrellas

A cambio de una mirada
yo cuento estrellas,
cayéndome como Tales
estrellas sigo contando.

Si se hace fría la noche,
alargándose las sombras
y las velas languidecen
me entretengo vivamente
contando los ramilletes
que asemejan tantos mundos
y otros rumbos

Cuento estrellas y los cuentos
de aquellos que las contaron
Relatos ya milenarios
que germinan vuelta a vuelta.

Cuando hayas recorrido
los rincones de la tierra,
campe el hastío en tus ojos
y atropellen las penas
te cuento cuentos de estrellas
o me ayudás a contarlas.

Es fácil, no necesita
abono de banca en banco,
exige alto el semblante,
la mirada despejada,
alguna mano en el hombro
y elegir el hacia dónde.

Pero no se recomienda
para gente sin historia,
sin profundas cicatrices
y sin cruentas batallas.

Hay quien dice que las formas
que se adivinan entonces
remedan huellas de vida,
de atardecer en derrota,
de glorioso amanecer
y haber jugado bastante.

Cuento estrellas y cuentos de ellas,
solo con eso
contemos.

10 comentarios:

  1. Muy bien escrito, parece haber inspiración.
    Y tal vez puedas ponerle música para el Dúo Menos Dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me ocurre qué música podría ir, pero a mo lejor con el tiempo...
      Abrazo

      Eliminar
  2. andamos románticos parece... me gustó...

    intente cantarlo y parece que está difícil esta vez ja... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja, me pasó lo mismo... quedará en poesía me parece.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Muy bueno, en especial los últimos tres párrafos.
    Quizás haya que cantarlo como Leo Masliah en https://www.youtube.com/watch?v=mP6N-OBxKpE

    Alguien que pruebe, en este momento tengo mucha gente en esta casa y me van a criticar si sale mal, jajaja
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. La verdad con una métrica tan enrevesada, solo Leo lo podría cantar verseado, jajajaa
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. "...Si se hace fría la noche,
    alargándose las sombras
    y las velas languidecen
    me entretengo vivamente
    contando los ramilletes
    que asemejan tantos mundos
    y otros rumbos..."

    Y ya que de estrellas se trata a mi me gusta soñar que desde una de ellas a lo mejor don Atahualpa le pondría acordes de guitarra y la suave cadencia de su voz. Estaría güeno, total soñar no cuesta nada , no?

    Abrazos mi estimadísimo Oso .
    REM

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto que soñar no cuesta nada. Y si en el sueño, Atahualpa lo musiquea, mejor aún.
    Besos

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...