ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

sábado, 18 de octubre de 2014

En qué andar

Sé que hay alguna gente que pasa por este blog medio arrumbado y mira. Sobre todo gente que me conoce. A qué pasan, no sé. Tengo por cierto que alguna clase de cariño o aprecio les puede generar este rincón. También estàn los vínculos blogueros, esos que tan descuidados tengo. Valga un ramillete de imágenes como excusa, explicación, quitaculpas, señal de vida, promesa de regreso indefinido. Cosas que uno hace además de las esenciales como admirar cómo crecen las hijas y van trazando su propio camino. Y además de trabajar diariamente, claro, aunque más no sea para el plato de comida, algunas pilchas y obstinarse en que todo está por hacerse...

Cantando en Villa Viñetas II con mi amigo Fernando Elía

Un poco de folclore bien tosco en esa maravilla creada por Neto Parrilla y Leo Cabrera

Travesía y subida al Champaquí con adolescentes aventurados

Lamentables exposiciones
Grupo completo en la cima

XIV Feria del Libro y Encuentro Cultural
Feria en Empalme
Hay veces en que no me queda más que otra que lamentarme en no poder contar con el espacio sereno para que se me ocurra algo digno (o más o menos digno) para escribir. Escribir me ha resultado -y me resulta- sanador, catártico, un lugar donde volcar las pavadas que se me ocurren y que no caben así como se me ocurren en los otros espacios en que me muevo. Y también para ejercer esa cosa misteriosa que todos llevamos, tan difícil de definir que es la creatividad. Por algún lado siempre nos anda y nos sale. Y este blog, bueno, malo o regular, es un espacio que no pienso resignar.
Ya vuelvo, poné el agua...

12 comentarios:

  1. Haces lo que quieres y eso es gratificante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ¡la cuestión es que me gustaría hacer esto también! Besos

      Eliminar
  2. Es una buena entrada. Y está bien, si no hay tiempo, no hay tiempo.
    Tu blog mantiene un buen nivel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo seguimos intentando, estimado Demiurgo.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Que buenas las fotitos , me alegra que comparta mi estimado Oso , además se nota que la pasan genial , un paseo .... una guitarreada... pasarla bien con los amigos, son cosas lindas que la vida regala, entre otras, como ud. dice , las esenciales.

    Un besabrazo enorme y no resigne nada (y menos el mate) jaja.
    REM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratamos de no resignar nada, querida Rem. Por lo menos esto suma un poco de actividad fuera de las responsabilidades, me resulta gratificante, así que lo hacemos y listo.
      Besos!

      Eliminar
  4. No es fácil estimar un blog, sobre todo porque tiene que ver con el bloguero, con la picardía, el compromiso, las respuestas a los comentarios, los comentarios que a otro blog se hacen. Es la persona en sí a la que llega a estimarse, de la que nos hacemos una imagen dependiendo de los argumentos de los textos.
    En mi caso, destaco la complicidad, porque me llaman la atención los blog PERSONALES, en los que la persona que los crea deja su opinión, su crítica en general, tiene sentido medio negro del humor, es creativo... todo eso tiene tu blog. No hay poemas, ni florecitas... hay mucha ironía, imaginación y una gran personalidad.
    Hay imágenes que dejamos que engañan, tu aspecto de solterón empedernido, por ejemplo... jajajajjaa.

    Bueno, a lo tuyo, que los hijos necesitan tiempo aunque sea para regañarles de tanto en tanto entre abrazo y beso :)) Y tú necesitas tiempo para ti y los tuyos, como yo. Pero también necesito tiempo para vosotros y ese escasea en mi morada también últimamente, y quisisera visistar a los amigos blogueros, porque son amigos especiales. A los que se les cuenta alguna intimidad que otra en los mails y a los que se echa de menos cuando no publican.

    Así, que... tómate tu tiempo pero vuelve, si? Te echaré de menos.

    Cafelito, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaremos volver, ¡empedernido o no! Pero s´´i es muy cierto eso de que hay lugares que nos ofrecen puntos de vista interesantes o pequeños desafíos humorísticos, de eso se aprende y se goza.
      Besos y cafelito!

      Eliminar
  5. ¿¿¿Ves??? No sabía que eras músico, yo soy también profesora de viola...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, músico - músico, más o menos... Trato de volver a la guitarra después de años sin tocar y me le animo ahora a la armónica y sobre todo al bombo legüero.

      Eliminar
  6. Todo lo que Ud hace es digno y además digno (de admiración), porque lo hace con el alma, y bajo esa premisa, la espontaneidad, la creatividad, surgen solas, como las flores del campo vio... así.

    Eso sí:
    jamás deje de emitir señales de vida y promesas de regreso indefinido. Se valoran mucho por estos lares.

    Le mando un beso.

    ResponderEliminar
  7. No resigne y siga haciendo, de todo, como hasta ahora! Gran abrazo!

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...