ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 27 de julio de 2014

Los casos de Leo. Caso III Escena 3 Rubia

[Continúa de Los casos de Leo. Caso III Escena 1 Rubia y 
Los casos de Leo. Caso III Escena 2 Rubia
Recomiendo leer las escenas anteriores, no porque valgan la pena, 
sino para enganchar la historia]

El intrépido Leo Damier queda a pie mientras la joven Inés Perta sin saber muy bien qué hacer se dispone a tomar sol en la playa.
¡Screeeechhh!
- ¡Ayúdenos, señor! ¡Por favor!
- Lo sabía, no hay situación tan mala que no pueda empeorar...
- ¿Tiene carnet de conducir?
- Epa, no tienen pinta de policía de tránsito ustedes...
- No, señor, no estamos controlando. Es para que conduzca. Mi esposo no superó el control de alcoholemia.
- Ah, veo que el almuerzo estuvo bien regado... 
- ¿Eshe polishía eshtá borrasho o me pareshe a mí? Me hisho una multa. ¡Eshe aparatito no funshiona!
- Sí, sí, seguro, córrase al asiento del acompañante, por favor.
- ¡She me metió la palanca de cambiosh por atrásh! ¡Polishía, polishía, un violador!
- No sea bobo, ¡córrase de una vez! ¿Hacia dónde vamos, señora?
- A Costa Azul, antes de San Bernardo.
- ¡Allá vamos!
- ¡Ashá mamoshhhh!

-------------------------------

Mientras tanto, Inés.
- Menos mal que en el bolsito traje un libro. Así puedo pispear que pasa en los alrededores mientras hago que leo y tomo sol. Soy una genia, ¡cómo no me dediqué antes a la investigación policial! Desde aquí diviso el portal de la mansión de Brando, no está mal.
...
¡Pero qué interesante..! Miren quién entra...

-------------------------------

En la mansión...
- Welcome, Mister Pacou. Nuestros negocious are perfecchamenche custodiadous.
- No me cabe duda, Brando, no me cabe duda.
-  Solou un pequeñou detail...
- ¿Detalle?
- Yes. De talle XL, un detallei un pocou, cómo decirlou... grosou...
- ¡Vamos, largue el rollo, hombre!
- Ah, le gustou el chiste de talle XL, sigue con rollitous...
- Quiero decir que me cuente qué pasó, ¡ya!
- Ha desaparecidou un cuerpou, pero quédese tranquilou Mister Pacou. Nou hay quien lo busquei.
- ¡¿Un cuerpo?! ¿En qué lío me está por meter, Brando?
- Ouh, no eis nothing, Mister Pacou. Ha sidou un error, a little mistake...
- ¡¡Error ha sido negociar con usted!!
- No se preocupei, don't worry...
- ¡Ma qué don Güorri, don Paco me llaman!
- ... be happy.
- A mí no me importa lo que vio usted, me importa que está a punto de arruinar nuestro negocio.
- My hijo Cali areglará todou, lo mandé a llamar, es un especialista, the cleaner. Él hallará el difuntou y asuntou aregladou.
- Pero... una duda... ¿quién hizo desaparecer ese cadáver, dado que ustedes mismos no lo encuentran?
- Well... es una long and winding story. Mis patouvicas se entretenían con un, ejem, travesti, lo entraron a my mansión. Parecei ser que en un descuidou se llevóu el difuntou. En cuestión de minutes no estaba más. Quickly salieron a buscarlo a la playa y ya nou había rastrou del travesti ni del cuerpou.
- ¡Vaya tontos! ¡Espero que sus patovicas tengan su merecido, Brando!
- Una vez que hallen el cuerpou, ajustaré cuenchas con ellous.

-------------------------------
En la playa...
- ¡Eh, flaca! ¡Inés! Falta una para completar el equipo de voley. Se nos va aquella chica que lleva la mochila a la rastra. ¿La ves?
- Sí, sí, se la ve apurada.
- La llamaron de urgencia. ¿Te enganchás?
- ¡Uhhh, buenísimo, chicos! Dejo el libro, amontono mis cosas y voy. ¡Epa..! ¿Cómo saben mi nombre?
- Cali nos dijo que venías para jugar en un equipo.
- Ehh... estemmmm, pseeee... Ah, lo que pasa es que el director técnico se perdió por el camino. Sí, es eso...
- Dale, jugá para ellas. ¡Chicas contra chicos!
- ¿Entre toda la gente? ¡Vamos a golpear a alguien o darle un pelotazo!
- Daaaale, flacaaaa, copateeeee.
- Y bue...
- ¡Apurá que nos va a agarrar la noche! Nos queda un rato nomás de sol.
- ¿La noche? ¡Uy! ¡Alamiércole!
- ¿Qué te pasa, flaca? Daaaale, un partido solo y listo.
- ¡Un partidito y me voy, chicos..!

-------------------------------

Entretanto, Leo, en Costa Azul...
- Gracias, aquí los dejo. Señora, encárguese de su esposo. Tengo que seguir viaje, atardece...
- ¿Cómo podemos agradecerle, señor?
- Desapareciendo de mi vista. ¡Chauuu!

-------------------------------

En las puertas de la mansión, Cali Brando Réditos y sus guardaespaldas...
- ¡Qué barbaridad! Ya no se puede andar por la calle.
- ¡Qué barbaridad, señor Cali!
- ¡Hay crímenes por todos lados!
- ¡Horribles crímenes, señor Cali!
- El diario dice que cuatro tipos descuartizaron un mendigo que pidió monedas a alguien que conducía un Alfa Romeo. ¿No habrán sido ustedes con mi auto, no?
- ¡No podemos negar que dejamos de pensar que acaso tal vez cupiera la posibilidad de que haya acaecido ese evento fortuito, señor Cali!
- ¡Basta de embarullarme, que no hay tiempo! Luego discutiremos eso... Se reparten los cuatro por la playa y me buscan el cadáver. A quien se oponga, lo meten en la mansión y yo me encargo.
- ¡Sí, señor Cali!
- ¡Quiero ese cuerpo en menos de media hora aquí!
- ¡En menos de media hora, señor Cali!
- ¡Váyanse! ¡Ya!
- ¡Urgente, señor Cali!
- ¡Y si encuentran el travesti lo liquidan de una silenciosa puñalada!
- ¡Silenciosa, señor Cali!
- ¿Entendido?
- ¡...!
- ¡Qué manga de idiotas! ¡Váyanse antes de que los amasije!
- ¡Hasta luego, señor Cali!

Un poco más adentro...
- Brando, dígame una cosa, ¿usted cree que esa caterva de ineptos logrará encontrar el cadáver y deshacerse de los molestos?
- No me cabei duda, don Pacou.
- Recuerde que las compras de tierras pampeanas por dos mangos nos darán incalculables ganancias. Y que mi prestigio está en juego...
- Tranquilou, mansou y tranquilou...
- Y que si algo falla...
- ... en la cárcel tuvei que acabar...

-------------------------------

Inés, compenetrada en el partido, de vez en cuando recuerda su misión y mira los alrededores, esperando la llegada de Leo.
- ¡Qué bien, flaca, encima que estás buena, la rompés!
- Ay, gracias, pero no tiren fuerte, que hay gente alrededor.
- ¿Fuerte? Ahora vas a ver lo que es alto, fuerte y lejos. ¡Agarrá esta si podés..!
¡Boing!
La pelota sale de los límites de la cancha bien alto. Inés se lanza a correr entre los turistas, tratando de esquivar niños haciendo castillos, damas asándose y señores devotos del milagro de un bretel roto. Hasta que...
- ¡Ouuuuucchhh...! Disculpe, señor, le juro que no quise... ¡¡Ayyyyy!! ¡¡¿Eso se lo hice yo?!!

continúa y finaliza en la próxima escena.

9 comentarios:

  1. Leo llegará para ayudar a Ines Perta, que parece estar siempre cerca de los sospechosos y hasta parece haber encontrado el cuerpo. Está cerca del descubrir a los culpables, sobre todo cuando hablan a los gritos. Puede irrumpir, apuntando con un arma y tropezandose con la alfombra, quedando parte de la ropa enganchada en alguna parte y otra parte, tal vez menor, puesta. Y entonces llega Leo a tiempo. Y tal vez también el ayudante torpe de Leo, que podría estar tras de Ines Perta. En ese caso ella estaría agradecida...con el ayudante torpe.

    Me gusta que hayas usado la idea que sugería para que Leo consiguiera transporte.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó la idea de llevar a Leo de un modo menos heroico.
    Omití mencionar que el libro que lee Inés es uno del Padre Brown, dado que decidí hacer un pobre homenaje a uno de los cuentos de Chesterton. Pero bue, demasiado, podría ser peor.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. me encanta que estés activo y mas me gustó la voleyvolista (así se escribe?).... salu2 y bueno, hoy pasan a l}a final ja....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasamos a la final, por finnnnn!!!
      Me es muy difícil darle continuidad a esto, pero lo intentamos.
      Abrazo

      Eliminar
  4. O quizás un gran homenaje a ese cuento de Chesterton.


    ¿ Qué le pongo acá que no le haya puesto ya allá, en la otra pista...?

    Que las rubias suelen tropezarse sin querer con cosas complicadas.


    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tropiezos a la orden del día y más con complicaciones...
      Le dejo besos!

      Eliminar
  5. Hay una serie sobre el Padre Brown que miro de vez en cuando , ups! me distraje ando igual que Inés , pero ella aunque distraída y todo siempre llega primero, en este caso me parece que al occiso ... uy pobre!!! Me quedé pensando en la chica que iba apurada con la mochila a la rastra (??) Que llevará.....?

    Abrazos estimado Oso y espero ansiosa el final de la historia.
    REM


    ResponderEliminar
  6. No estaba muy lejos..!!
    Ya lo estoy cerrando, estimada Rem.
    Veremos qué sale!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. que diferente este Cali Brando Réditos a Cali -un amigo de JLS- al que mencioné en mi última entrada (la que ya viste, la de los rusos) http://www.frodorock.blogspot.com.ar/2015/04/imposturas-vengativas-ii-pugachov.html
    Voy por el final de esta historia...

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...