ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

domingo, 2 de marzo de 2014

Los casos de Leo. Caso II Escena 2 Esfumado


[Continúa de Los casos de Leo II Escena 1 Esfumado]
Por la noche, acercándose a los cortinados esterillados de los grandes ventanales de la vetusta casa completamente sesentista de Lucy Indescay y el extrañamente ausentado Omar Osierra…
- Jefe, ¿or uál ejpiamos?
- Por la que veas humo dentro, obtuso.
- Jlaro, eztá lleno e mosjquitos…
- Calla, tonto, no son espirales. Seguro son los sahumerios fumables que encontraste en la discoteca. Súbete en mis hombros para espiar.
- Pare, jefe, en ezta hay hente. Ero no ze istinguen ien or el humo.
- ¡Bien! Trata de reconocer a alguien.
- Ejtá la zeñora Lucy, a ver... un ísicoculturista, arece... uno arecido a Ob Marley on raztas ien fumanchero... os nrubias... hay máz hente, ero eztán ezclándoje...
- Interesante... Emmm, ¿qué tal las rubias?
- ¡Aaappaaaaa!,
- Deja de babearme y moverte como un epiléptico, zapallo. Ya entendí. ¿Algo más?
- Ze armó un drenzito, jefe....
- Vámonos, perdemos el tiempo.
- Un ratito ás, jefe, ¡orfis!
- Llámate a silencio y toma unas fotos con el celular antes de irnos.
- ¡Iupiiiii! ¡Zuz órdenes zon neseos para mí, jefe!
[clic, clic, clic]
- ¡¡Pero sin flash, animallll!!

---------------------

- Ya lo ha dicho Pascal: "el ajedrez es un gimnasio para la mente". Es por eso que estas lecciones de ajedrez te posibilitarán llegar a ser un detective como yo. Te toca mover.
- Eso ya lo ijeron Lenin y el Che tamién, jefe. Ensé que iba a jitar a Ojcar Wilde: "si iere nestruir a un homre, enzéñele a hugar ahedrez".
- Ese estilo socarrón no te favorece, Ignacio, ¡jaque! Ya Tolstoi anticipó: "me gusta el ajedrez porque es buen descanso, hace trabajar la mente, pero de forma muy especial". A ver cómo zafas de este ataque a fondo....
- Es cierto, Ernard Shaw ijo algo al rezpecto: "El ahedrez es un ejpediente tonto e haze creer a la hente inactiva e hajen uda coza uy aztuta uando zolamente eztán erdiendo u iempo". Creo e voy a zafar ientras ierdo el diempo, jefe...
- Ese Shaw era otro ignorante como tú y tus sarcasmos; no como Einstein para quien el ajedrez es un maestro que fortalece el espíritu y libera del sufrimiento.Veo que has zafado de mi lance.
- E ahedrez ez el ás grande nesperdicio e la intelihenzia humana espués e la publicidad.
- Ah, contraatacas con alfil y dama. Epa, ¿quién dijo esa burrada?
- Draymond Chandler, jefe.
- Otro supino ignorante.
- Mate, jefe, y no on la istola.
- Has ganado otra vez, distrayendo mi mente analítica con tus telarañosos juegos de lenguaje.  Ya lo ves: el mejor jugador de ajedrez del mundo no puede llegar a otra cosa que ser simplemente el mejor jugador de ajedrez, ya lo afirmó Poe.
- Zi alguna vez ujted gana, ¿uedo usar a mizma frase?
- Llámate a silencio y muéstrame las fotos que sacaste con tu celular.
- Ire, jefe, jon uy interezantes...
- Mmmm, ¿qué tenemos por acá?
- Jefe, no ire zolamente as que están as dos nrubias mechugonas...
- Shut up, stupid... Mira al rastafari, esos rasgos los conozco de otra parte...
- El usculoso ej el e arecía nar órdenez, jefe.
- Ajajá, se va armando el Rasti...
- ¿Unca duvo Lego, jefe..?
- A lo sumo habrás tenido Mis Ladrillos, zapallo... Empecemos a encastrar las piezas. ¿Hay algo más de todo lo que vimos o escuchamos que te haya llamado la atención?
- Zí, jefe, e no ze haya mercatado e un dezliz en el relato e na zeñora Nucy ayer.
- Tomé nota mental de todo y registré los datos en mi libretita.
- Ah, ¿no ez a del almazén?
- No, pelafustán, es mi base de datos.
- ¿Domó nota e a é hora puso el nespertador na zeñora Nucy?
- A las diez, ¿por?
- ¿A é hora ze ahostó?
- Se fueron temprano a la cama, después del atardecer. No veo dónde quieres llegar. Supongo que a las 20.30 o 21.
- Odo en la asa es antiguo... ¡el nespertador nebió zonar a las diez ne la noche!
- ¡Ajajaaá! Veo que estar aprendiendo de este maestro, dejé este pequeño enigma para ver si te dabas cuenta. Y me alegra que progreses.
- Zí, zí, jefe, zeguro...

13 comentarios:

  1. Tanto leer a Sherlock Holmes, Poirot, Lew Archer, para que se me pase ese detalle, que además descubre el ayudante del investigador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele suceder. A mí al menos se me sueln pasar todos, salvo que esté en un día de atención plena, los que no abundan demasiado.
      Abrazo

      Eliminar
  2. Como Rembrandt, opino que podría haber alguna infidelidad. Como SIL, opino que podría haber alguna tapareda de las verdaderas actividades. Acabo recordar que no solo hay azafatas de aviones, también los hay de micros.

    Omar Osierra podría contratar un tipo muy especial de azafatas, cuya actividad paralela sería la más antigua del mundo.
    Lucy podría haber sido una de esas azafatas. Toda esa historia retro, podría ser una excusa para que no la reconozca algun pasajero, o algun fotografo indiscreto, que este alrededor de los famosos que contratan a la empresa, por una razón u otra. El Disfraz podría no haber funcionado. Y por eso un paparazzi estaría cobrando exorbitantes sumas de dinero, que hayan llevado a contraer deudas. Que las pagaría un buen seguro.

    Lucy podría haber salido con poca ropa en alguna revista de chismes, de las cuales el ayudante del detective tendría algún ejemplar. (Fue quien dijo que la condesa asesinada estaba fuertisima)

    O tal vez Omar Sierra haya estado sacando dinero para no revelar secretos, que alguien pasado de bebidas le haya revelado a algunas de esas especiales azafatas. Tal vez alguno haya amenazado. Por eso Omar Osierra haya decidido fingir su muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su primera sospecha, la de las azafatas, se cumplirá al estilo de Osierra y algo de disfraz, que ya se insinúa en esta..
      Las otras no se me habían ocurrido, créame que los aportes suyos y de las damas parecen disparatados, pero están muy en línea con lo que podría ser.

      Eliminar
  3. Leí las dos partes de un tirón don Oso! Diálogos de antología!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retomé algo de la época de Beto. Si no se ríe nadie, me río yo!

      Eliminar
    2. Ja, Beto! Daba para más vivencias ese personaje!

      Eliminar
  4. Mortal, los calificativos que le da el jefe hace que hasta sienta pena por el ayudante, genial como siempre. Un gran bravo.

    Abrazo y cafelito, Sr. Oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo del ayudante torpe está un poco remanido, pero siempre agrega un poco de gracia!
      Besos

      Eliminar
  5. Por cierto, la imagen que has puesto parece una instantánea del departamento de la universidad en la que trabajé. Yo no estoy, era la que tomaba la foto.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto se parece al de muchos ambientes del estilo.
    No dudo de que estuviera ocupada con la cámara!

    ResponderEliminar
  7. Lo del reloj me suena re misterioso.
    Podría ser una pieza de reliquia sin pilas... sin cuerda... una falsa alarma para los detectives, o quizás toda una pista.


    Ya veremos.



    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Interesante la cantidad de frases sobre ajedrez y cuáles fueron descalificadas.Ese despertador me causa mucha intriga...

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...