ETERNO RETORNO

Siempre algún lector queda. Como quedan mis ganas de publicar, latentes hasta que logro hacerlo.
Agradezco tanto que vuelvan, como agradezco a la vida enormemente las razones que me impiden publicar más seguido.

lunes, 17 de octubre de 2011

Piano bar

Se ha abierto un piano bar.
Carteles que se enciman, cantantes de salón.
Viscoso tras el humo, sonriendo ajedrezado,
un piano despereza trabajosa armonía.
Narices de obra social
gesticulan impiadosas las estrofas,
hoy la puta es la gran dama y el suicida su galán.

Se ha abierto un piano bar.
Suspendidos los principios
que disfrazan los discursos
dudoso cristal que se hace cáliz
y en el rito de solemne carcajada
en comunión de deseos,
la corchea se entrelaza al semitono.

La calle atisba los velados ventanales,
colonias, siliconas y el tufo primordial
de la noche que se acaba con el tinto
a cambio de soles van menguando las propinas.

Se ha abierto un piano bar,
pasemos, que un grave milico
entonará un tangazo lastimero,
un dante lascivo recorrerá las mesas,
una rubia de labios caídos
rozará tu hombro
y en un rincón quien invita
destilará esa sonrisa
que viste su desvelo.

4 comentarios:

  1. Es largo el camino al -notanperfecto- destino del Edén, y abrimos sucursales más reales -notanperfectas- para hacerlo menos tortuoso.



    Un beso.


    SIL

    ResponderEliminar
  2. "....La calle atisba los velados ventanales,
    colonias, siliconas y el tufo primordial
    de la noche que se acaba con el tinto
    a cambio de soles van menguando las propinas..."

    Ha logrado hacer un poema de algo que se me ocurre como la flor de loto que nace en medio del lodazal.
    Excelente como siempre.

    Besos y lo mejor siempre para Ud. amigo mío.
    REM

    ResponderEliminar
  3. SIL:
    A veces uno agradece que existas esas sucursales...

    REM:
    Gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  4. Soñar no cuesta nada :)
    Me encantó!

    =) HUMO

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...