domingo, 1 de mayo de 2011

Un ausente


A un ausente

Aunque tu pelo huele otras praderas
ella atisba detrás de una ventana
y en el lento arrastrar de los minutos
te llevas la mañana todo el día.

Suplican las miradas tu indolencia,
repican las campanas del anuncio.
Y no ves, no escuchas, los malvones
que gimen tu presencia en esa casa.

Cuando enciendas candil en otras salas
rompiendo los milagros que sí fueron
las manos que encendieron tu mirada
darán las campanadas en su pecho.

Cobarde es tu aventura, compañero,
doliente es tu silencio cual acero
que hundes implacable en el abrazo
del alma que marchitas cada día.

Y ella con tu hijo en su regazo.

13 comentarios:

  1. me alegra leerte, muy lindo.
    besos

    ResponderEliminar
  2. me alegra leerte, muy lindo.
    besos

    ResponderEliminar
  3. El poema precioso...al maestro se le echará de menos ¡seguro! pero nos ha dejado unas letras exquisitas para releer con calma.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Marchitando a la distancia, con su ausencia. Profundo, sin dudas.
    Un abrazo, Oso!

    ResponderEliminar
  5. Un hijo no reemplaza ausencias, pero puede devolverle la luz de la mañana a su madre, ésa que le robaron todo el día.

    Es muy conmovedor el poema, y si acaso reflejara una realidad, es doblemente tocante.

    Besos mil

    SIL

    ResponderEliminar
  6. osito querido!: que oscuro poema. como era el. un tributo para un grande.
    una masa!
    panchuss

    ResponderEliminar
  7. Precioso...

    Un placer Oso

    Bsos ;-)

    ResponderEliminar
  8. Triste....final y comienzo, quien no valora a un hijo...es un ANIMAL en el sentido ofensivo de la palabra.
    Mis besos para ti amigo desde mi mar.
    mar

    ResponderEliminar
  9. ERI:
    Gracias, no está el botoncito che...

    VALES:
    Me alegro de que te haya gustado.

    GÉMINIS:
    A mi me alegra que pases aunque yo tarde en andar por ahí. Y bue...

    DOÑA TINTA:
    Se le extrañará, ¡y cómo!

    NETO:
    No tanto pa no ahogarse, ¿vio?

    SIL:
    Si no devuelven la luz los hijos, poco queda...

    GINEBRA:
    Gracias por pasar!

    MAR:
    Es cierto, y sucede...

    Gracias a todos, amigos por estar aquí!

    ResponderEliminar
  10. PANCHUSS:
    Algunas cosas de Sábato nos revelan una forma de ser argentina, si acaso esta existe.
    Gracias

    ResponderEliminar
  11. Sin duda cobardía, dejar que se marchite asi ese malvón.

    Abrazo

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...