sábado, 4 de abril de 2009

Catálogo (demasiado incompleto) de mitos locales I


Mi ciudad no es una ciudad cualquiera, habitan en ella personajes de toda laya y algunos mitos que deberé repintar y simular debidamente para engañar, dentro de lo posible, a los malos hados e infaustas maldiciones que caen sobre quienes develan algunos de sus secretos mejores guardados.
Sin más pasaré a enumerar los que me anime...

Casas embrujadas
Hay varias casas embrujadas en Villa donde ocurrieron, años ha, los más variados horrores: asesinatos que no aparecen en las crónicas, ladrillos que flotan en el aire, ruidos de cadenas por las noches, aparecidos a transeúntes incautos... Eran famosas una esquina frente a la fábrica Cilsa, una en calle Dorrego, cerca de la Escuela Belgrano y varias más. Pero no hay fantasma de Canterville que resista al progreso y hoy han sido demolidas o simplemente remodeladas con el mayor desenfado. Hasta que se cansen las monstruosidades ocultas.

La llorona
Basta acercarse a la barranca en barrio Stella Maris y preguntarle a quien se desee acerca de la llorona. Las descripciones de sus atuendos y su espeluznante comportamiento que tan minuciosamente harán sus habitantes generarán escalofríos a quien los escuche. Escalofríos que se repetirán invariablemente cada vez que el gaterío del vecino ande en amores...

Mujeres dañinas
Ya sabemos, por Dolina, que muchas mujeres acarrean desgracias a los desprevenidos. Villa no es la excepción. Quien más quien menos conoce alguna y colijo que algún que otro lector vernáculo ya estará enumerando para sí lo acumulado en su haber de experiencias recogidas, si cabe la expresión. Tengo para mí que hay comportamientos de hombres que desencadenan este nivel de perversión de las brujas villenses.
- Envías una carta a una mujer, otra la intercepta y te dice que puede escribir igual y que debes cuidarte. Te hace saber que tiene el poder de hacerte sufrir. Te retiras perplejo.
- El otro día me saludó ¡y me guiñó el ojo! una perversa mujer. Debo estar equivocándome en algo...
- Las mujeres más bellas siempre eligen a otro. Esto, que sucede en Villa, ha cundido como pandemia en todo el orbe.
- A un villense le gusta lo que hace en su trabajo. Una mujer perversa asegura que se está cagando la vida y lo divulga, de manera que tal vez por medio del chisme se transforme en lo cierto.
- Hay una morocha contundente en calle Salta que siempre elige hombres que la harán sufrir. Seguramente lo hace para que otros padezcan indeciblemente.
- Las peores son las que eligen tareas que aborrecen, con el único fin de amargarle la existencia a quienes se relacionan con ellas.
- Nadie sabe dónde habitan algunas señoritas guerreras que seducen a los giles sólo para ser recordadas por siempre.

Hombres dañinos
Sí, sí, no sólo las damas son capaces de atrocidades tales. Véase si no...
- Hay hombres brutales en Villa. De jóvenes son revolucionarios, contestatarios e iconoclastas. Algún trato con Mandinga, qué otra cosa, los convierte en funcionarios públicos que acceden a variados puestos según quien ostente el poder. Hay quienes intentan producir una vacuna para evitar la difusión de este mal. Llegan tarde.
- Se aparece un rojo demonio a tres jóvenes. Dice: hay que hacer como Fujimori y se va. Se acerca otra vez: ¡ja! ¿para qué sirve la democracia? y se va. Vuelve insinuando: uno de estedes es comunista y se va. Sabe, complacido, que uno de ellos protestará y que cualquier discusión siempre lo favorece a él.
- Se dice que en algún barrio habita un íncubo que se enamora de las prostitutas, con lo cual ha perdido su condición, por lo que no tuvo otra que dedicarse a trabajar como cualquier hijo de vecino.
- Existe un extraño ser que pronuncia mal adrede las palabras de modo que sus oyentes se perturban de tal manera que pierden la capacidad de pensar, hasta algunos lo aplauden.

Este insoportable catálogo recién comienza. Los villenses, lejos de ser demasiado especiales, nos encariñamos con los mitos sólo para no sentirnos tan desamparados en un universo hostil y demasiado vacío...


[Publicado también en Villeraturas, 04/04/09]

20 comentarios:

  1. Muy bueno.. un amalgama de credos catalogo que hacen sentir la esencia de lo que es...y como muy bien lo dices.. demasiado incompleto..

    un gusto leerte siempre..

    saludos fraternos

    un abrazo

    que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué es la vida? Un frenesí.

    ¿Qué es la vida? Una ilusión;
    una sombra, una ficción
    y el mayor bien es pequeño.

    ¡Que toda la vida es sueño
    y los sueños, sueños son!

    Calderon de la barca (je)

    pega.

    besitos y amor
    je

    ResponderEliminar
  3. VEASE: Villeratura.
    Igual, otro BESO MÍTICO.
    Lo que abunda...

    ResponderEliminar
  4. Oso, me gusta leerte...intrigada con los mitos de tu villa...


    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. HOLA.
    NUNCA TE RETÉ.SOLO FUE UN REPROCHE IMPULSIVO, CONDENABLE Y POR EL QUE YA TE PEDÍ DISCULPAS, Y NO VOLVERÁ A SUCEDER.

    PERO, SOLO A TÍTULO INFORMATIVO, TE QUERÍA DECIR QUE NO COMENTASTE NADA EN ¨CRÓNICAS DE UN HOMBRE ATRAPADO¨, quizás porque el título da un poco de miedo, pero en realidad no existe peligro alguno de que eso ocurra, no hay intención de atrapar a nadie, solo me interesaría que comentes también ahí, pero sin presiones....
    Cuando estés muy desocupado, y entres al blog, si tenés ganas,si te parece oportuno, leélo, y si te sobra alguna energía, y quisieras comentar..algo...pero si no ocurre, está todo bien...

    BESOS SUMISOS.

    ResponderEliminar
  6. ¡Felicitaciones por tan ameno relato!

    Muy interesante, muy bien escrito y muy persuasivo… ¡Me dan ganas de conocer tu pueblo! (¿O debería decir ciudad?)

    Quiero saber más!

    Mmm, parece un lindo destino para esta Semana Santa

    ResponderEliminar
  7. que buen blog!!!!!!!!!!!
    un beso desde buenos aires

    ale

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Los mitos adorados por mi, me encanta cada vez que paro en algun pueblo que me cuenten los lugareños sus mitos, que para ellos no lo son tanto.
    Años atras en Misiones... una casa y 6 personas a comer, el dueño del lugar comenzo despues de comer a contar la historia/mito del famoso "Bombeiro"...era de noche y si bien estaba muy bien acompañada por mi hermano y mi marido por ese entonces, este lugareño hizo que camino al hotel yo caminara a 5 metros del piso, mientras estos hombretones se reian a mas no poder de mi, camine asi 6 cuadras jajajaja me acuerdo y me da muchisima gracia, te juro Oso.

    Un abrazo grande y me pone muy contenta encontrarte en mi blog, gracias, de "Junta bicho A Junta bicho"
    Cariñotes de comienzo de semana.
    Tere

    ResponderEliminar
  10. Yo entendí tu broma. Te salió bien.
    Vos no entendiste la mia.
    Jamás te mandaría besos SUMISOS.
    (no figuran en mi diccionario. ja!)

    ResponderEliminar
  11. Adolfo: gracias por pasar por aquí siempre con palabras de aliento.

    Sede: Pega, pero si me agarra Calderón me pega...

    Sil: (no) lo sospeché desde un principio... Me alegra de que sea así.

    Sensaciones: es recíproco.

    Galán: Villa tiene unos 50 mil habitantes. Pueblo grande o ciudad chica, como prefieras.
    Las puertas están abiertas, sólo anúnciese y le será indicado cómo llegarse.

    Ale de Escuela para todos: gracias por pasar por acá y no espantarte. Me gustó mucho la tarea que realizan.

    Tere: los mitos que nos horrorizan a su vez nos atraen. El solo hecho de pasar por Villa depara ciertos horrores a poco de conocer alguno spersonajes.

    ResponderEliminar
  12. jajaaa, la llorona reside en mi casa, sita en Acassuso.
    Sí, los hombres dañinos y las mujeres ídem ya son mitos universales...

    beso perverso,

    ResponderEliminar
  13. Resprtable tu texto, con y sin prejuicios aciertos o errores hay de todo.

    Un sin fin incompleto en la mirada de quien mire.

    cariños besos muchos.

    ResponderEliminar
  14. muy buen catalogo.. sobresaliente y muy preciso..
    saludos

    ResponderEliminar
  15. ¿Por qué el gaterío en celo me sigue produciendo un estremecimiento aterrador?
    Mujer grande che.

    ResponderEliminar
  16. Oso:: justamente este find pasado hablamos en una reu con amigos de villa de las casas embrujadas... y nombraron una que ahora es una gencia de autos y que el dueño cierra los autos con llave y aparecen abiertos al otro día... escalosfriante!... ((es creer o reventar, segun dicen)) ...prohibido mirar la ortografía en cualkiera de mis comentarios... ok? jaja
    besitos! tkm.. se te re extraña en la escu!!

    ResponderEliminar
  17. miles de horrores!! jaja y bue.. es lo que hay.. besos

    ResponderEliminar
  18. Duquesa: ¡Ja! No vale automiticarse...

    Cynthia: los prejuicios forman parte de la cultura. La incompletud es esencial en los humanos, creo.

    El infalible: gracias, pero es incompleto por definición.

    Abrujandra: Si habré fruncido de pequeño...

    Sole: Villa es un reducto de toda clase de sortilegios y monstruos. Algunos se dedican a la docencia...

    ResponderEliminar
  19. Jaja, impresionante, el místico Villa tour que nos regalás con y en tus re- copilaciones, la de los ovnis y duendes me M A T Ó !!!
    Un abrazo y gracias por apuntar mi Blog

    ResponderEliminar
  20. Que increible Oso! Me encanto este primer catalogo de Villa. Cuando hablas de la casa embrujado frente a Cilsa me hiciste acordar cuando era chica, me llevaste a mi infancia, cuando con mis amigos, hablabamos de algun día ir a visitar la casa... ¡¡¡y me moria de miedo!!! La historia que mas recuerdo era que contaban de cuando hubo una carniceria y los de las cadenas!!!! Cuantos recuerdos!

    ResponderEliminar

Dale sin piedad...